OXIGENACIóN
20/12/2020
La segunda modificación en el Gabinete de Axel Kicillof, cada vez más cerca
Hasta el momento se produjo un solo cambio. Andrés Larroque reemplazó a la ahora titular de Anses, Fernanda Raverta, en el ministerio de Desarrollo de la Comunidad. En los pasillos del Palacio se empieza a hablar de "cambios" pero principalmente de la necesidad de sumar gente. El primer ejemplo que surge es el de Teresa García, al mando de Gobierno y de la Unidad Provincial de Tierra y Vivienda. "Ella puede con todo, pero hay otros que quizá no puedan y haya que convocar a otros dirigentes", soltó una fuente
Las palabras de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner en La Plata aún resuenan con fuerza, y junto a ellas se acrecientan los rumores que indican que próximamente habrá cambios en el Gabinete nacional. "Los ministros que tengan miedo o no se animan que vayan a buscar otro laburo", soltó CFK y las versiones se reflotaron.

Claro, un tiempo antes había sucedido algo muy similar con aquello de "los funcionarios que no funcionan". Oxigenación de acá, oxigenación de allá, lo cierto es que por el momento no hubo grandes movimientos, más allá de la salida de María Eugenia Bielsa, quien fue reemplazada por el ahora ministro de Desarrollo Territorial y Hábitat, Jorge Ferraresi.

En lo que respecta a la Provincia también empieza a hablarse de modificaciones (ya sucedió a mediados de julio), aunque nada tienen que ver con internas o rencillas de un lado y del otro; sobre todo porque la gran mayoría del equipo responde de manera directa a Kicillof. "En una de esas se necesite más gente", suelta una fuente de calle 6.

Llamativamente, el único cambio que hubo en el Gabinete se dio por la designación de la otrora ministra de Desarrollo de la Comunidad, Fernanda Raverta, como titular de la Anses. En su lugar, como es sabido, desembarcó el referente camporista, Andrés Larroque. 

¿Se viene algún cambio más en el equipo para encarar 2021? Por el momento, en el futuro inmediato, no está previsto. Pero tampoco hay que descartarlo. “Puede ser que haya algunas necesidades que obliguen a sumar gente”, afirma un funcionario con oficinas en el Palacio central.  Y el primer ejemplo que surge es el de la ministra de Gobierno, Teresa García, a quien se estaría recargando demasiado. 

Eso sí, el ejemplo es simplemente porque tiene más de una tarea, no porque vaya a ser ella el fusible. Nada más lejano. Es que la ex jefa del bloque del Senado está al frente de la Unidad Provincial de Tierra y Vivienda, que absorbió áreas de diferentes ministerios y dependencias.

“La están matando, pobre Tere; pero es la que más responde; tal como dicen los intendentes propios y ajenos, es la ministra que más labura”, suma el funcionario de segunda línea. Y el año que viene, con las elecciones, el rol de García será clave. Y si se tiene en cuenta que el tema vivienda también será fundamental, tal vez se realice alguna incorporación. "Una mano para Teresa, pero nada de sacarla; nada más lejano", añade la fuente.

"El gabinete viene funcionando perfecto. Hacemos periódicamente reuniones de gabinete. Está trabajando integradamente y hay varias áreas que ya no son de un ministerio sino de varios trabajando en conjunto y no hubo ni un problema. Es muy importante en un gabinete: que yo confíe, que confíen en mí y entre ellos", decía el propio gobernador allá por el mes de octubre en una entrevista con Télam.

Y a modo de remate, añadía: "Los ministros, viniendo muchos de ellos de diferentes tradiciones o espacios, nos integramos muy rápida y armoniosamente, lo que es muy importante. Estoy muy conforme. A veces a uno se le ocurren nuevos ministerios", completaba. Por ahora, esa ocurrencia no se concretó. Por ahora.