ASIGNACIONES FAMILIARES
11/11/2020
No baja la tensión y apuran al gobierno por el masivo descuento en Educación
El escándalo no baja tras la erónea liquidación de la Dirección General de Cultura y Eduacción en asignaciones familiares que llevaron a descontar a más de 9.000 agentes las sumas abonadas en cuotas. Los gremios salieron con los tapones de punta y desde el organismo que conduce Agustina Vila, se muestran intransigentes a encontrar una solución para evitar un descuento que perjudique el bolsillo de los trabajadores
El escándalo no baja tras la erónea liquidación de la Dirección General de Cultura y Eduacción en asignaciones familiares que llevaron a descontar a más de 9.000 agentes las sumas abonadas en cuotas. Los gremios salieron con los tapones de punta y desde el organismo que conduce Agustina Vila, se muestran intransigentes a encontrar una solución para evitar un descuento que perjudique el bolsillo de los trabajadores. 

Consultados por este medio sobre las medidas para enmendar el descuento en cuotas, no hubo respuesta desde la DGCyE y se ratificó lo expresado en el último comunicado del organismo.

Desde la cartera educativa, se explicó que en estos casos, al aplicarse la pauta salarial de febrero y marzo de la ley 10.430, se elevaron los salarios brutos más allá de las escalas existentes para Asignaciones Familiares, lo que impactó en el cambio del tramo de asignaciones familiares (reduciendo el monto a pagar por cada asignación). 

Este mismo criterio corresponde aplicarlo para el período de liquidación febrero—Julio 2020, erróneamente liquidado y pagado en más. Este ajuste liquidatorio generó una deuda retroactiva a febrero de 2020 en los casos que superaron los ingresos establecidos para cada tramo de las Asignaciones Familiares. 

De esta manera, y con el fin de retener las sumas pagadas en más, desde la cartera educativa se valorizó la deuda de cada agente y, considerando el impacto en el ingreso de bolsillo que genera el cargo por la deuda, se definió un esquema de retención de la deuda en cuotas a partir de la liquidación del sueldo de octubre de 2020. 

Sobre esta polémica, el dirigente de ATE Rubén Schaposnik, sostuvo en diálogo con LaTecla.Info: "Creemos que hubo un error administrativo del Ministerio de Educación por el cual sepagó de más durante varios meses las asignaciones familiares. Al mismo tiempo entendemos que la resolución debería ser otra, teniendo en cuenta que este fue un sector esencial, que estuvo trabando durante la pandemia, sosteniendo el servicio alimentario escolar, la entrega de bolsones a las familias de la Provincia de Buenos Aires con salarios que de arrastre vienen muy bajos, por eso entendemos que se deberían contemplar estas situaciones para definir otras medidas".

En referencia al pedido a las autoridades provinciales, expresó: "Nosotros pedimos condonar esa deuda, porque existe y en ese marco la Provincia corrigió una forma de hacer liquidaciones, pero se debería haber tomado otro tipo de definición y eso fue lo que planteamos en un comunicado, como en las conversaciones que tuvimos con los funcionarios, reconociéndoles el esfuerzo salarial que hicieron y también el aumento en las asignaciones familiares; pero en este punto tendría que haber otra resolución". 

Sobre la respuestas por parte de funcionarios provinciales, el dirigente gremial contestó de manera negativa al tiempo que afirmó: "Tenemos buen diálogo con las autoridades de la Provincia y son receptivas a los planteos que hacemos las organizaciones gremiales y los trabajadores; por eso esperamos alguna solución que sea la convocatoria a las organizaciones gremiales para poder encontrar en conjunto una salida distinta y si no, que sea desde la DGCyE. Todavía se está a tiempo porque los descuentos se hicieron en cuotas y no en una sola; y podría reeverse para las próximas.

En referencia al impacto en los bolsillos, de los agentes afectados, Schaposnik, señaló que "esto afecta a 9.402 agentes y los montos varían caso a caso, porque las asignaciones familiares se pagan por escalas y depende de esa escala es el nivel de deuda que se generó. En ese marco varía bastante. Hay un mínimo de 800 pesos que son pocos y los que tienen más deuda representa más de 15 mil pesos, que se les va a ir descontando"