POLéMICA
30/10
Denuncian ante la justicia "desproporción del uso de la fuerza" en el desalojo de Guernica
"En atención de estar presente en estos momentos un grupo de integrantes de nuestras instituciones en el predio de la toma de Guernica, nos presentamos con el fin de denunciar la desproporción del uso de la fuerza por parte de las autoridades policiales en el marco de la medida dispuesta en autos", afirmaron desde el CELS
El Centro de Estudios Legales y Sociales (Cels) y el Servicio de Paz y Justicia (Serpaj) denunciaron hoy ante la justicia "desproporción del uso de la fuerza" en el desalojo de las familias que se habían instalado en un predio desocupado de Guernica.

La Policía desalojó, en cumplimiento de una orden judicial, el predio ocupado por familias que no habían aceptado el acuerdo para retirarse pacíficamente del lugar, en el marco de un operativo en el que fueron aprehendidas unas 35 personas.

"En atención de estar presente en estos momentos un grupo de integrantes de nuestras instituciones en el predio de la toma de Guernica, nos presentamos con el fin de denunciar la desproporción del uso de la fuerza por parte de las autoridades policiales en el marco de la medida dispuesta en autos", afirmaron en el texto presentado ante la justicia con las firmas de Diego Morales y Paula Litvachky del Cels y por Ana Almada y Adolfo Pérez Esquivel, del Serpaj.

En tanto, desee la Comisión Provincial por la Memoria indicaron que "resulta inadmisible que la respuesta del Estado sea el despliegue de las fuerzas de seguridad en el territorio y el uso de la violencia física y la coerción, sobre todo cuando había instancias de diálogo y negociación abiertas".

"Las fuerzas de seguridad no cumplieron con el protocolo vigente y establecido por la Suprema Corte de Justicia para los desalojos: el acto se inició en la madrugada, luego de cortar la luz de todo el predio y disparando gases lacrimógenos y balas con postas de goma. Las familias debieron escapar en la oscuridad completa, sin poder llevar sus pertenencias. Muchas casillas fueron prendidas fuego por agentes policiales. La mayoría de los detenidos presenta lesiones provocadas en el momento de su detención", agregaron.

Y resaltaron luego que "la represión desplegada es también una respuesta violenta frente al derecho de demanda y protesta. No se puede desconocer que los procesos de toma de tierras tienen una larga historia en Argentina. Durante la última dictadura militar constituyeron una acción de organización popular y resistencia frente al terrorismo de estado".

Es importante señalar que unas 600 familias firmaron el acuerdo con el Gobierno para desalojar pacíficamente el predio y a cambio recibieron materiales de construcción y dinero para pagar el alquiler de sus futuras viviendas, en tanto que otras fueron alojadas en "espacios transitorios" de Presidente Perón.

Además, ambas entidades denunciaron que la represión continuó después del desalojo: "La policía ha continuado su accionar represivo a más de 400 metros de distancia del predio", indicaron y adjuntaron documentación audio visual para evidenciar "la desproporción del uso de la fuerza".

Ayer, al referirse al operativo, el mandatario bonaerense Axel Kicillof señaló que "se hizo con todos los cuidados posibles para evitar heridos y situaciones de violencia" y afirmó que "es falso" que se les dio a las familias que participaron de la toma un monto de dinero.

"En Guernica hubo una denuncia judicial y luego una orden de desalojo que estaba vigente desde hacía mucho tiempo. La policía simplemente actuó como auxiliar de la justicia para llevar adelante esa orden", dijo el gobernador.