GUERNICA
29/10
Kicillof: "El desalojo se hizo con todos los cuidados posibles para evitar violencia"
Durante su paso por Bahía Blanca, donde participó de los 100 años de la Cooperativa Obrera, el gobernador se refirió al operativo policial en el que desalojaron a las familias que aún permanecían en los terrenos del distrito de Presidente Perón.
El gobernador bonaerense Axel Kicillof se refirió al desalojo del predio de la localidad de Guernica, en el distrito de Presidente Perón, por parte de cientos de efectivos de la Policía Bonaerense durante la madrugada de este jueves.

En este contexto, el mandatario señaló que el operativo "se hizo con todos los cuidados posibles para evitar heridos y situaciones de violencia" y afirmó que "es falso" que se les dio a las familias que participaron de la toma un monto de dinero.

"En Guernica hubo una denuncia judicial y luego una orden de desalojo que estaba vigente desde hacía mucho tiempo. La policía simplemente actuó como auxiliar de la justicia para llevar adelante esa orden", dijo Kicillof.

Kicillof, que habló en Bahía Blanca, donde participó de las actividades oficiales por los 100 años de la Cooperativa Obrera, se refirió también a "las tapas de los diarios" de ayer, que dijeron "algo que era falso", y que además "sabían que era mentira", respecto al monto que dijeron que el Gobierno bonaerense iba a entregar a las familias desalojadas.

"Dijeron que íbamos a dar 50 mil pesos a cada uno de los que estaba en la toma, un programa que existe desde el 2003, que se renovó en 2007 y luego en 2009", señaló y agregó que "el monto para distribuir tope era de 30 mil pesos en 2009" y "simplemente se actualizó".

"El monto total que está previsto en el programa, si uno lo divide por lo que dicen los diarios, alcanzaba en total de acá a fin de año para 180 personas. Evidentemente no era ni para Guernica", dijo.

En esta línea, señaló que "nadie de Guernica tuvo ofertas con este programa, porque el desalojo estaba puesto de antes, es una mentira y yo la atribuyo a la intención de generar presiones totalmente equivocadas para enardecer a la gente con una mentira".

"Es una situación compleja. Unos nos criticaron por no desalojar el primer día, otros por hacer acuerdos con las familias, pero pusimos el máximo empeño en dar una solución", aseveró el mandatario bonaerense al tiempo que asumió "los problemas genuinos" que tienen esas personas.

"Solicitamos varias prórrogas y, en el medio hicimos un censo, identificamos que había 1.904 familias. Dispusimos instrumentos para ver si el desalojo se desarrollaba voluntaria y pacíficamente", explicó Kicillof respecto a los pasos que se fueron tomando para resolver el problema en forma pacífica, y acorde con las necesidades de las familias.

Kicillof relató que se les dio a las familias "diferentes respuestas" a los problemas planteados y explicó que, tras el trabajo de un grupo multidisciplinario, "se construyó una solución a la que adhirieron 734 familias" que abandonaron el predio y luego se inscribieron en un registro provincial para poder acceder a una vivienda.

"La segunda prórroga terminaba mañana. El juez y el fiscal entendieron que había que ejecutar el desalojo, que se hizo con todos los cuidados posibles para evitar situaciones de violencia", añadió.

Luego, planteó que "si la decisión judicial no se implementaba, la política entraba en desacato" y reiteró que "se llevó adelante con todos los cuidados posibles". "El juez tomó la decisión y nosotros la ejecutamos de la manera más cuidadosa posible", finalizó.

Tal como publicó LaTecla.Info, unos cuatro mil efectivos de la policía bonaerense iniciaron en las primeras horas del día un operativo sorpresa para hacer cumplir la orden judicial de desalojo en las tierras ocupadas en la localidad bonaerense de Guernica.

Si bien el predio fue liberado de manera pacífica, en las afueras se produjeron detonaciones de balas de goma y corridas, además de algunos heridos. La gente se defendió con piedras y escudos. Muchas de esas personas llegaron desde afuera, no estaban en la toma.

Luego de momentos de fuerte tensión, y con un helicóptero sobrevolando la zona, las fuerzas avanzaron sobre los manifestantes y lograron correrlos. La preocupación de los vecinos iba en crecimiento. Se tiraron gases lacrimógenos.

Tanto el ministro de Seguridad Sergio Berni, que participó del operativo, al igual que el fiscal Juan Cruz Condomí Alcorta confirmaron que el "el predio fue desalojado en su totalidad", que no hay heridos de bala (si un par de personas lastimadas), que hay unos treinta detenidos y que se secuestraron algunas armas.