INFORME ESPECIAL
08/11
Puerto La Plata y Tecplata: cómo despertar al gigante dormido
La terminal de contenedores, nació con una inversión extranjera de 480 millones de dólares y su operatividad sigue en deuda. En el medio, el puerto ha disminuido su potencial y se lo quiere reactivar. Existen proyectos para darle impulso pero se necesitan más capitales y obras que lo motoricen
Entre el 28 y el 29 de septiembre, tres medios nacionales publicaron la noticia de un informe que “desnuda las falencias del Puerto La Plata y su terminal Tecplata”. Si bien se menciona que el reporte habría sido redactado por "especialistas del sector portuario", no se especificó quienes eran o a dónde pertenecían los supuestos expertos. 

Ese mismo 29 de noviembre,  el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, recibió al primer buque con importación desde China hacia esa terminal en el puerto platense. “Necesitamos que funcione con toda su capacidad”, señaló el Jefe de Estado provincial, que destacó la “infraestructura moderna y la gran capacidad operativa y tecnológica”.

La pregunta que sobrevuela es ¿es el Puerto de La Plata un ineficiente gigante dormido o una posibilidad de ingreso de divisas a explotar?
Historia

La financiación de la construcción de la terminal de contenedores estuvo a cargo de la empresa tailandesa International Container Terminal Services (ICTS), que se hizo con la concesión a 30 años en 2008. La multinacional naviera desembolsó un total de 480 millones de dólares para la inversión inicial.

La estación emplazada en el puerto instalado en el municipio de Ensenada, fue impulsada durante la gestión del ex gobernador bonaerense Daniel Scioli. La expectativa con esta terminal por parte del exmandatario fue grande, al punto de ser una obra emblema de su gestión el mando de la Provincia.

Su sucesora, María Eugenia Vidal, también buscó apuntalar la terminal, y trató de gestionar con Vialidad Nacional las obras necesarias para extender la Ruta 6 y la Autopista Buenos Aires- La Plata para que lleguen a la zona portuaria. Esta última iniciativa sigue en carpeta en la actual gestión y fue anunciada en el mes de agosto.

Estado actual y números

Además de Tecplata, en el Puerto La Plata operan el muelle público, una planta de YPF y otra de Copetro, donde se produce carbón de coque, un derivado del petróleo. “Esa parte viene funcionando hace varios años y es lo que garantiza la operatividad del puerto”, señaló a La Tecla Pedro Wasiejko, presidente del Consorcio del Puerto La Plata. Sobre la Terminal de Tecplata, admitió que fue “una inversión de riesgo muy grande, que se mantuvo con poca actividad en estos años”.

En lo que respecta a movimientos, el  puerto de la capital provincial es superado por los de Bahía Blanca, Dock Sud y Punta Alta, en el ámbito de la Provincia. El primero tiene mayor actividad en la carga y descarga de maiz, trigo y soja, mientras que los otros dos se dedican al transporte de combustible y productos petroquímicos. 

El muelle de Dock Sud, ubicado en el municipio de Avellaneda, es el que más transporte tiene de mercadería que viaja en conteiners dentro de la Provincia, con 310.557 TEUs (en inglés, Unidad Equivalente a Veinte Pies, 6, 096 metros), lo que representa el 95 por ciento de este tipo de movimiento. El de La Plata tiene el uno por ciento, con 2.290 TEUs. Estas estadísticas provienen del Monitor Portuario del segundo trimestre del 2020, elaborado por la gestión bonaerense.

Toda la mercadería conteinerizada del puerto de La Plata es destinada al comercio exterior. Mientras, la que no está en conteiners, un 73, 1 por ciento está destinada al mercado interno.
El registro de mercadería movilizada en el segundo semestre de 2020 arroja que la actividad portuaria involucró 1.037.471 toneladas de combustible líquido; 359.550 de arena, canto rodado y otros materiales similares; 159.265 de productos minerales; 112.000 en productos petroquímicos; 62.994 de carga general y 553 de pescado.

Las cifras marcan que las actividades disminuyeron con el tiempo, y ello se agravó con la contracción del comercio interno y global a raíz del coronavirus. En el acumulado del segundo trimestre del 2020, el Puerto La Plata tuvo un movimiento de mercadería de 1.736.013 toneladas y recibió 284 buques, mientras que en ese período en 2019 movió 1.794.409 toneladas e ingresaron 362 naves.

En la comparativa entre 2015 y 2019, siempre amparándonos en estadísticas de la Provincia, se destaca que en el último año de Daniel Scioli en la Gobernación el puerto  movió 4.441.845 toneladas y cuatro años después, 2.913.537.

Wasiejko reconoció que en lo que va del año “hay una disminución" de la actividad en el muelle, "pero en lo proyectado es mucho menor” que en otro rubros.  “Podemos decir que hay una caída del 8 por ciento hasta ahora, cuando llegue fin de año será menor. Comparado con otros lugares,  no nos podemos quejar”, expresó.

Una fuente de uno de los gremios relacionados con la actividad portuaria explicó que en Tecplata está trabajando “una línea” de la empresa Login, pero que realiza “muy pocos movimientos mensuales”.

"Actualmente, hay una dotación de trabajadores que llega a los 20 toda la terminal, todos por Federación (Marítima Portuaria y de La Industria Naval de La República Argentina) y Estibadores. Son eventuales y no trabajan todos los días", explicó.

Expectativas

Wasiejko destacó que el de La Plata es un puerto “competitivo” en comparación con otros cercanos como el de Buenos Aires y el de Dock Sud, ya que está en condiciones de recibir barcos de “eslora más grande”.

“Puede entrar un barco de diseño superior, con la ventaja de que pueden entrar con tres remolcadores y salir con dos.  En ese aspecto, el Puerto La Plata está en mejores condiciones operativas que el resto", afirmó.

“El Puerto local está complicado pero están esperanzados de que si cierra una terminal en el Puerto de Buenos Aires, puedan agarrar alguna línea”, señaló a este medio una voz sindical del sector portuario.

La expectativa es que la posibilidad de que amarren barcos más grandes redunde en una vía para incrementar el comercio interior y exterior de la Argentina, justo cuando el país requiere una economía fuerte y que pueda contar con dólares. El "gigante dormido" puede ser una entrada de divisas, pero a su vez, necesita inversión estatal y privada para que pueda ser explotado. 

 
 El proyecto Canal Magdalena 
 


El senador nacional del Frente de Todos Jorge Taiana presentó un proyecto de ley para la construcción del Canal Magdalena. Según pudo saber este medio, la iniciativa del excanciller se encuentra en la comisión de Infraestructura, Vivienda y Transporte.

El proyecto - financiado por fondos nacionales y provinciales - consta de una “obra de dragado y balizamiento que se extiende desde la Zona Beta del Canal Punta Indio a la altura del Codillo (km 143,900) hasta la Isobata de 12 metros del Río de la Plata, con una extensión en dirección SE de 61.4 km, un ancho de solera de 150 m y una profundidad de 40 pies en la primer etapa y 47 pies en la segunda”.

En el inciso D de la iniciativa, Taiana indicó que “los estudios realizados señalan que" el Puerto de La Plata es "el indicado" para la construcción de un muelle de 47 pies de calado, por su infraestructura y la que se puede construir al exterior.

Una fuente del mundo gremial, explicó que para la Argentina es una “necesidad” un puerto de aguas profundas para ser competitiva, aunque manifestó su escepticismo sobre la falta de una “política de comercio exterior” en el país.

“El puerto de Capital puede llegar a tener diez o quince años de vida propia.  Los barcos vienen cada vez más grandes y se vienen rozando en el canal de costado. Eso en un país normal se hace en cinco o seis años. Si conseguís una multinacional y le das beneficios, capaz que lo financian", conjeturó.

Wasiejko, por su parte, afirmó que la construcción de la obra de profundización del Canal Madariaga, “es una necesidad de integración económica y administrativa, y produce una mejora de competitividad de los puertos del Río de la Plata”, es decir los de Buenos Aires, La Plata, Dock Sud y Campana

“Se conectaría el litoral marítimo bonaerense y patagónico, de Tierra del Fuego y el Río de la Plata, y la conexión pluvial que tiene el país: el Río Uruguay y el Paraguay y Paraná. No es muy lógico que un barco grande, que necesita una profundidad adecuada, no es correcto que salga del Argentina”, ahondó

 
 El primer barco desde China 



El gobernador bonaerense, Axel Kicllof, eligió a Pedro Wasiejko como presidente del Consorcio del puerto de La Plata. Cercano a los intendentes kirchnerista de Ensenada, Mario Secco, el actual encargado del embarcadero es secretario de Interior de la CTA de los Trabajadores y titular de la Federación de Trabajadores de la Industria y Afines (FETIA).

Wasiejko definió como un “hecho importante y signficativo” la llegada del primer buque de importación desde China, de la empresa Login, a Tecplata. Según explicó, la nave proveniente del gigante asiático tiene un viaje de “cabotaje con Brasil” y abrió una “una frecuencia al puerto de La Plata”.

“Esto se va a incrementar en un número mayor. Por ahora es un número bajo, pero que empieza a ser interesante. Estamos conversando con algunas de las navieras planteándoles la posibilidad para que lleguen al Puerto La Plata y se está trabajando con mucha decisión para que esta terminal tenga el uso adecuado. Esta está planteada para 400.000 BTUs al año. Hay inversiones para llevarla a 700 mil, pero eso es en base a la inversión. Es en base al futuro y los resultados. Todavía falta mucho camino. Nuestro trabajo desde la presidencia es efectivizarlo en la práctica”, explicó.

 
 “Operar en condiciones de inestabilidad
financiera es problemático” 



Bruno Porchietto es el CEO de Tecplata, la terminal ubicada en el Puerto de La Plata, perteneciente a  la International Container Terminal Services.  El empresario analizó el impacto de la variación de los precios del dólar en la actividad ligada al comercio exterior.

- ¿Cómo afecta al movimiento de la terminal la volatilidad del precio del dólar?
- Nosotros somos receptores de las importaciones y exportaciones de nuestros clientes y si estos tienen problemas debido a la volatilidad del dólar, esto nos afecta. La mayoría de los insumos de Argentina para construcción de productos que luego se exportan vienen de afuera, así que indirectamente sube el precio de la exportación también. Obviamente, nos afecta y sobre todo en la imprevisibildad de la operación. 

- ¿Y en el caso de la terminal?
- Nosotros, como todas empresas, estamos elaborando los presupuestos para el año que viene y ponerle valor al tipo de cambio es complicado. Es obvio que operar en condiciones de inestabilidad financiera es problemático.

 
 Las obras que faltan 
 
Dos obras de infraestructura son claves para que el Puerto de La Plata fortalezca y haga crecer su actividad: la Ruta 6 y la Autopista Buenos Aires- La Plata. En ambos casos, tienen tramos inconclusos en zonas o localidades cercanas a la zona portuaria.

El mes pasado, el ministro de Infraestructura bonaerense, Agustín Simone, anunció la realización de un plan quinquenal, en el que se incluyen varias obras hidráulicas, viales y estructurales. Según se adelantó en este medio, la Provincia trabajará en la extensión de la Ruta 6, que finaliza en el Cruce Etcheverry en La Plata y va hasta Zárate.

Asimismo, lVialidad nacional intervendrá en la finalización de la autopista Buenos Aires -La Plata, para conectar con el puerto y la ruta 11, que comienza en Mar del Plata y concluye en Punta Lara. Todo esto se suma a la intención del Gobierno nacional de conectar las autopistas del anillo que rodea la Ciudad de Buenos Aires y los extremos del Conurbano.

Sobre esto, el CEO de la terminal  Tecplata, Bruno Porchietto, expresó su satisfacción por que se vuelva a hablar de reimpulsar la finalización de la Buenos Aires- La Plata. "Nuestra terminal, con una inversión que hicimos de 150 millones de dólares, está preparada para doblar su capacidad, con lo que llegaríamos en un un millón de TEUs. Para eso necesitaríamos la conexión con la Autopistas. Para el futuro desarrollo del Puerto es fundamental. Se retomó el tema con las autoridades de Nación y la Provincia y nos están ayudando los intendentes de Berisso y Ensenada, que comparten también la ruta", expresó.

 
 El directorio del Puerto 


Axel Kicillof y Pedro Wasiejko

El directorio actual del consorcio del Puerto tiene como presidente a Pedro Wasiejko, dirigente de la CTA de los Argentinos que fue designado por el Kicillof. Luego, como representante de los muncipios aledaños a la zona portuaria se encuentran Rogelio Blesa (La Plata), Leonardo Sica (Ensenada) y Alejandro Sandez (Berisso).

Luego, se encuentran como representante de la Agrupación de Permisionarios y Concesionarios del Puerto La Plata está Guillermo Celentano, de trayectoria en YPF; César Corrido de la Cámara de Armadores de Remolcadores; y Marcelo Jaworski, de la Unión Industrial de La Plata.

Completa el directorio la participación de los gremios, con Claudio Alí, del Sindicato Unidos Portuarios Argentinos (SUPA) y Alejandro Cachile, de la Unión Ferroviaria.