LINCOLN CALIENTE
22/10/2020
Causa judicial mediante, el intendente y su antecesor se tiran "con de todo"
"Se están tirando con de todo", una de las frases televisivas (Crónica TV) que quedará para la historia. Algo así sucede en Lincoln, luego que el abogado del ex intendente Jorge Fernández distribuyera en los medios un escrito en el que da casi por seguro el sobreseímiento de su defendido y critica fuertemente al actual mandamás, Salvador Serenal. Este no se quedó atrás, y a través de las redes, contraatacó con todo señalando que la última novedad judicial no es más que "una gota en el mar"
Sacudón en el mundillo político de la Cuarta sección. El abogado del ex intendente de LIncoln, Jorge Fernández, Humberto Pastor, hizo circular un escrito a los medios en el cual expone que su defendido se encuentra a punto de ser sobreseído, mientras que la justicia analiza la posibilidad de una inexistencia de delito.

El letrado del ex mandamás, que vale recordar estuvo detenido por una causa de corrupción y lavado de dinero, recordó que “se trata de una denuncia que radicó el Fiscal Javier Ochoaizpuro, en la convicción de que en la causa por enriquecimiento ilícito que él lleva adelante por denuncia de Salvador Serenal (actual jefe comunal) y otros, se podría haber consumado un delito de acción pública de competencia federal (evasión impositiva o lavado de activos)”. 

En este sentido menciona al actual intendente municipal del distrito, Salvador Serenal, señalando que éste se "se había presentado como querellante y fue tenido por tal por el Dr. Plou, quedando desvinculado de la investigación porque, ante apelación de la defensa, la Excelentísima Cámara le revocó el rol de querellante”.

Bajo el título “La denuncia, cual “crónica de una muerte anunciada”, llegó al único puerto posible que es la inexistencia de delito alguno”, Pastor -tal como reproduce Infoecos- puntualiza que “eso se sabía de antemano porque la presunción de lavado de activos o evasión era un absoluto despropósito porque el Fiscal denunciante y el intendente sabían perfectamente que se trató de una rectificación legal de un acta de una declaración patrimonial ante la AFIP que realizó el Contador Bernardo Baccello y que lo hizo como favor personal por haber sido el mejor amigo de Juan Cruz Fernández (hijo del ex Intendente)". 


Jorge Fernández

O sea, su tarea consistió en adecuar una declaración patrimonial para subsanar un error del profesional que lo precedió y pagar más impuestos, no para evadir, ni por montos que nada tienen que ver con el enriquecimiento ilícito denunciado por Serenal". 

El actual Jefe Comunal de Juntos por el Cambio, había afirmado en su denuncia, entre otras cosas, que "Fernández se hizo millonario despojando a los linqueños de fondos municipales”.

El abogado defensor de Fernández sostiene a su vez que “siempre en tren de denostarlo (a Fernández) se echó mano a grabaciones de conversaciones telefónicas con su Contador que, amén de violarse el secreto profesional, fueron groseramente tergiversadas para incriminarlos. Ello así por la sencilla razón de que cualquiera que se arrimara al ex Intendente, aunque sea profesionalmente, será coautor o cómplice de algún delito”.

Pastor considera que "el hecho es escandaloso. Como todo lo que se ha tejido en derredor de Fernández aunque, poco a poco, se va esclareciendo", y explicó que “si no existe delito ni hay medidas de prueba pendientes de producción la única alternativa es el cierre definitivo de la causa mediante sobreseimiento. El archivo sería un contrasentido porque no se sabe qué se esperaría aparezca ni por qué habría que esperar”.

La respuesta de Serenal no iba a tardar en llegar. El jefe comunal de la UCR eligió las redes sociales para decir lo suyo, y lo hizo bajo el título "una gota en el mar". 

Y dice "Esta semana salió una noticia, promovida por Humberto Pastor, abogado del ex intendente Jorge Fernández, quien afirma con bombos y platillos que la denuncia por lavado de activos “llegó al único puerto posible que es la inexistencia de delito alguno”. Para poner blanco sobre negro, hay que dejar en claro que esa es una de las 3 causas que hoy enfrenta  Jorge Fernández. Y que, en dicha información dada a conocer por su representante, la verdad -como siempre los ha caracterizado- la dicen a medias". 


Salvador Serenal

"Esta causa fue radicada ante la Justicia Federal por el fiscal Javier Ochoaizpuro y, recientemente, el juez Héctor Plou dispuso archivarla “porque la suma evadida no alcanzaba el mínimo legal establecido como condición objetiva de punibilidad” y que ese hecho, entonces, no constituyó delito", continúa la exposición de Serenal.

Y agrega: "Sin embargo, la causa solo fue archivada y no se ha dictado el sobreseimiento que pide el defensor de Fernández. A su vez, se desestimó mi participación como querellante, aduciendo que al tratarse de una defraudación contra el fisco (AFIP) no tendría lugar mi persona como representante del Municipio de Lincoln ya que aquí, la comuna, no sería la damnificada". 

"No obstante, y para transformar esto en una supuesta noticia alentadora y seguir vendiendo espejitos de colores a troche y moche, mezclan peras con manzanas y se dice que esta misma suerte podría correr la otra causa que tramita en la Justicia Ordinaria y en la que Jorge Abel Fernández y otros están procesados por 59 hechos de corrupción en ejercicio de la función pública". 

Continúa diciendo que "allí, el ex mandatario está sindicado como jefe de una asociación ilícita en 58 delitos que fueron confirmados por la Cámara de Apelación en lo Penal de Junín (CAPJ) y que, entre otros cargos, abarcan la falsificación de instrumentos públicos, la malversación de caudales públicos y la defraudación contra la Administración Pública en concurso real. No solo está sindicado: está procesado y, tras cumplir dos años de prisión preventiva (tiempo máximo que alguien puede permanecer detenido sin juicio previo), hoy espera la fecha de inicio del Juicio Oral cuya elevación ya está confirmada. 
 
"Es decir, la 'rimbombante noticia' palanqueada por el Dr. Pastor no es más que una gota en el mar de lo que deberá enfrentar durante el debate del Juicio Oral con su defendido. Esta instancia, casualmente, es la que Jorge Fernández y su abogado siguen buscando dilatar a más no poder, siempre ganando tiempo hacia delante y negándose a un justo proceso donde se determine la pena que le correspondería en relación a estos cargos y en los que quedó probado por la CAPJ que Fernández y compañía defraudaron al pueblo de Lincoln", completa el mandamás.