LA MATANZA
21/10
Espinoza inauguró el jardín "Padre Bachi", el más grande del país
El espacio lleva el nombre del sacerdote fallecido recientemente de Covid. El gobierno nacional, a través del Ministerio de Desarrollo Social, cedió los recursos para construir este Jardín, que albergará a 400 chicos.
El gobierno nacional, a través del Ministerio de Desarrollo Social, cedió los recursos para construir este Jardín, el más grande del país para 400 chicos. Consta de dos hogares de recuperación para las adicciones, un parador para personas en situación de calle y un espacio para niños y niñas.

El intendente de La Matanza, Fernando Espinoza, participó de la inauguración del Centro de Desarrollo Infantil “Padre Bachi” para infantes en la Colonia Mi Esperanza y de las firmas de convenios EPI (Espacio Primera Infancia) entre la Secretaría Nacional de la Niñez, Adolescencia y Familia (SENAF) del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación y la Asociación Civil Aimé Nendive, organización no gubernamental fundada por el mencionado sacerdote, recientemente fallecido.

Participaron del evento el ministro de Desarrollo Social de la Nación, Lic. Daniel Arroyo; el intendente del Municipio de La Matanza, Fernando Espinoza; el obispo de la Diócesis de San Justo, monseñor Eduardo García; el secretario nacional de Niñez, Adolescencia y Familia, Dr. Gabriel Lerner; el subsecretario de Primera Infancia, Lic. Nicolás Falcone; y la presidenta de la Asociación Civil Aimé Nendivé, Clara Mateo.

Tras recorrer las nuevas instalaciones en la Colonia Mi Esperanza, ubicada en la localidad de Isidro Casanova, Fernando Espinoza enfatizó: “el Padre Bachi siempre peleaba por hacer justicia de las injusticias, y acá se ve ese sueño, que hoy es un hecho. Es un día de mucha emoción donde vemos más vivos que nunca esos ideales y esa convicción que él tenía. Me parece que eso es lo que hay que hacer: con amor, con solidaridad, privilegiando siempre a los que menos tienen, como decía Evita”.


“Bachi hoy está acá, los grandes hombres nunca mueren y siempre va a estar en el corazón del pueblo de La Matanza. En la última reunión que tuvimos este año, con otros curas de barrios populares me decían que necesitamos centros de atención para chicos adictos. Entonces me acuerdo que les dije, recién asumido en enero, vamos a ir a la Nación a pedir los recursos y gracias a Dios que tenemos un ministro de Desarrollo Social como Daniel Arroyo que sabe interpretar los sueños de Clara, de Bachi, del Padre Tano, del monseñor Eduardo García, y hoy podemos ver hecho realidad este sueño colectivo”, añadió.

Por su parte, el ministro de Desarrollo Social de la Nación, Daniel Arroyo, señaló que “este es el jardín maternal más grande de la Argentina, acá hay vida. Como dijo Fernando con claridad, nuestro país lo que tiene que hacer es lograr que todos los chicos y chicas estén en el jardín. Si logramos ese objetivo, la Argentina va a achicar la desigualdad.”


El Obispo de San Justo, Eduardo García, destacó que “hoy ya tenemos el lugar. Hace falta equiparlo, amueblarlo y comenzar después la matriculación y la llamada para que los chicos participen pero es de los sueños que uno va viendo se hacen realidad y nos anima a seguir soñando con más. Es el comienzo, una bendición de Dios y un lugar donde la vida, en ese sentido, explote”.

“Este lugar lo impulsó el padre Bachi, comenzó hace cuatro años cuando nos cedieron este predio, de ahí se comenzó a soñar, a ver las posibilidades, los lugares e ir incorporándolo a un proyecto general, que justamente es por la vida”, agregó el obispo.

Clara Mateo, presidenta de la Asociación Civil Aime Nemendié, señaló que “la idea es terminar el relevamiento de toda la comunidad, la preinscripción ya está hecha. Tenemos mamás embarazadas y mamás con chiquitos, y acá a los chicos se les va a brindar atención y educación. El Padre Bachi pensó bien esta obra, si tenemos mamás hay que pensar que tenemos que atender a los chicos, y así se van a ir articulando todas las actividades”.

En la Colonia Mi Esperanza, el Padre Bachi creó dos hogares de recuperación para las adicciones, instaló un parador para personas en situación de calle y un espacio para niños y niñas. En enero de 2020 se acordó su puesta en valor con el Ministerio de Desarrollo Social y hoy es una realidad.

El objetivo del convenio es que los 400 chicos que concurrirán diariamente puedan percibir becas y disponer de un espacio de cuidado, a cargo de las mujeres que realizan su tratamiento en el hogar.

El evento constó de una recorrida por el renovado y revalorizado Centro de Desarrollo Infantil “Padre Bachi” y la firma de dos convenios. A saber: el Convenio Marco Primera Infancia: Ministerio de Desarrollo Social y Obispado; y el Convenio específico de apertura de Espacios de Primera Infancia, que incluye la Casa del Abrazo Maternal “CDI Padre Bachi” y el “CDI Madre Teresa”; los que albergarán a más de 400 niños y niñas.

Al finalizar, Fernando Espinoza recordó empcionado que “cuando Bachi estaba internado, contagiado de Covid, desde su cama de internación, preguntaba si estaba para firmarse el convenio con la Nación. Desde ahí, con todo lo que estaba pasando en su corazón y en su mente, tenía la preocupación de poder abrir estos centros de primera infancia. Por eso digo que es mucha la emoción que nos recorre a todos y puedo decir que Bachi está acá. Los grandes hombres y las grandes mujeres nunca mueren, y en el caso de Bachi va a estar siempre en el corazón del pueblo de La Matanza”.

Por último, el intendente dio cuenta de que “no sé si todos lo saben pero la Ley que generó el proyecto de centros de primera infancia es una ley que firmó Alberto Balestrini cuando fue diputado nacional. Firmó esta Ley y hoy la estamos haciendo realidad aquí, en el centro de primera infancia más grande de la Argentina, que es un sueño del Padre Bachi”.