INFORME ESPECIAL
08/10
El Plan de Viviendas de Kicillof se hace esperar
El anuncio que Kicillof realizó para hacer frente a la crisis habitacional en la Provincia, todavía no conoce montos ni ejecuciones. Se encuentra en etapa de planificación y sin fecha de salida: “esperamos que sea lo más rápido posible”. Cuáles son las variables que inciden.

La pandemia de coronavirus dejó en evidencia una problemática que arrastra años en la provincia de Buenos Aires, el déficit habitacional. Fueron las tomas de terrenos, con la de Guernica como la más significativa por las dimensiones y la cantidad de familias asentadas, la que puso de manifiesto un conflicto que se guardaba - y guarda - debajo de la alfombra. 

Si no lo veo, no existe; pareció ser la solución que buena parte de la política dio a la dificultad para acceder a la vivienda propia. En ese marco, en el último tiempo, el gobierno bonaerense junto con el nacional, anunciaron un ambicioso plan para hacer frente a la crisis. Sin embargo, según pudo saber LaTecla.info, el programa proyectado por la administración de Axel Kicillof aún no vio la luz del sol y se mantiene a la espera de salir a dar el puntapié inicial.

Vale recordar que, en plena campaña electoral, impulsado por la entonces candidatura de Alberto Fernández, el déficit habitacional fue una de las promesas de campaña para convertirse en un eje de la gestión. Por caso, se creó y se puso en manos de María Eugenia Bielsa, el Ministerio de Desarrollo Territorial y Hábitat. 

La nueva cartera nacional tendría como objetivo establecer el plan que haga frente a dicha problemática. Incluso, el anuncio de Kicillof para el suelo bonaerense contó con la presencia de la funcionaria rosarina. Claro está, el paso del tiempo desgastó a una gestión ministerial que está golpeada por la interna y perdió terreno (y caja) ante el ministerio de Desarrollo Social y las organizaciones sociales. Así, lo graficó La Tecla en su última edición impresa.

Ante dicho escenario, conforme lo recolectado por este medio, el ambicioso Plan Bonaerense de Suelo, Vivienda y Hábitat cuenta con más incógnitas que certezas. Por el momento, y sin fecha de solución, no quedó definida la inversión para cada uno de los 135 municipios ni la cantidad de viviendas. “No es lo mismo Florencio Varela que Monte Hermoso”, ponen como ejemplo en Infraestructura provincial para dar cuenta del estudio distrital que se debe realizar. En total, se proyecta un gasto de $190.000 millones a lo largo de los años venideros.

En la provincia de Buenos Aires se escudan en la proyección del anuncio y la ejecución a cuatro años. De esa manera, ponen de manifiesto la variabilidad que tendrá a medida que se avance. “No hay un monto fijo establecido, sino que se irá ajustando para abarcar las necesidades de cada zona y cubrir la demanda habitacional en todos los partidos, la cual es diferente debido las características geográficas y socioeconómicas de cada uno de ellos”, explicaron.

En ese sentido, subrayan que “se está trabajando en la planificación” y atentos a las variables que inciden sobre el resultado final. De esa manera, enumeraron que las variables son: las condiciones de los terrenos en materia fiscal; las demanda en cada zona; clima; gestiones administrativas; vínculos con las empresas; situación económica; y evolución de la pandemia.

Así, desde el oficialismo detallaron que el proceso de planificación se realizará año tras año. “La planificación y ejecución del plan se realizará anualmente, por ahora se trabaja en esa instancia de planificación. Por supuesto que la idea es que todo ese proceso se lleve a cabo lo más rápido posible”, sentenciaron.



Crisis y 80 tomas reconocidas

En el inicio de esta semana, el ministro de Desarrollo de la Comunidad de la provincia de Buenos Aires, Andrés “Cuervo” Larroque, reconoció que en total hay 80 tomas de terrenos en manos de la Justicia. "Hay 80 tomas judicializadas en la provincia, hay algunas que presentan un nivel de complejidad mayor, y claramente Guernica es la más compleja”, sostuvo el funcionario.

Así, Larroque hizo mención al anuncio que realizó el gobernador Axel Kicillof de instrumentar el Plan Bonaerense de Suelo, Vivienda y Hábitat que prevé la construcción de más de 33 mil viviendas y la delimitación de 91 mil lotes con servicios para resolver el déficit habitacional. Este plan contempla, además, la creación de nuevos barrios, viviendas y acondicionamiento de lotes con servicios para la construcción, con una inversión de más de $190.000 millones en los próximos tres años.

"El gobierno ha presentado un Plan de Hábitat y de Vivienda que me animo a decir que es histórico y que va a marcar un punto de inflexión respecto a la presencia del Estado para resolver un problema estructural que lleva décadas en la Argentina", afirmó Larroque sobre el programa de gobierno que se encuentra en etapa de planificación.



Cómo es el plan

“La pandemia puso a la vista el problema de acceso a derecho a la vivienda”, expresó Kicillof al realizar la presentación del plan y resaltó: “Lo que estamos haciendo a cada paso, es abordar los problemas y poner en marcha un proceso de solución”.

El Plan prevé una inversión total de $190.186 millones, destinados a la construcción de 33.600 viviendas nuevas; la reactivación de 9.738 obras de viviendas cuya edificación se encuentra frenada; el desarrollo de 85.353 lotes con servicios; 18.426 obras de mejoras habitacionales y de hábitat; 507 proyectos integrales de urbanización en barrios populares; y la construcción de 6.213 viviendas y 5.846 lotes como parte del programa Procrear.

“Las cuestiones del ordenamiento territorial, de la producción de tierra urbana, de la construcción de viviendas, como también el acceso al crédito y la tierra, no se van a resolver a través del libre mercado y la desregulación, se necesita la acción del Estado”, enfatizó el Gobernador.

El Plan Bonaerense de Suelo, Vivienda y Hábitat implica la creación de la “Unidad Provincial de Tierra y Vivienda” que tendrá como objetivo coordinar las políticas de generación de suelo urbano y desarrollo de soluciones habitacionales en la Provincia. Dicha unidad será coordinada por el Ministerio de Gobierno; y estará integrada por los ministerios de Infraestructura y Servicios Públicos, Desarrollo de la Comunidad, Hacienda y Finanzas, Justicia y Derechos Humanos; así como también por la Agencia de Recaudación de la Provincia de Buenos Aires (ARBA) y el Organismo Provincial para la Integración Social y Urbana (OPISU).

Al respecto, el Gobernador señaló la importancia de “crear una Unidad Provincial para articular a varios ministerios y áreas” que dinamicen su capacidad de acción, ya que “todas las áreas intervinientes se encontraban divididas”. Además subrayó que el Gobierno provincial “solo puede conocer y planificar el uso del suelo con la intervención de los intendentes de la Provincia, que son quienes conocen dónde hay necesidad de producción de tierra”.


 

Además, Kicillof explicó que esta política tiene como objetivo la regularización de 154.747 actas y escrituras de forma gratuita; un programa de Registro de suelo urbano, y la creación de un Registro provincial de demanda habitacional.

"Tiene que haber una respuesta a esta problemática aunque no sea inmediata, porque la ausencia del Estado genera reacciones que no resuelven el problema de la vivienda y que van contra el derecho del otro", explicó el Gobernador, y finalizó: "Por eso hoy la Provincia decide abordar la situación, junto al Estado nacional y los municipios, así como lo hemos hecho con todos los problemas estructurales que encontramos”.