GASTRONOMIA
28/09
Mesas al aire libre en el Conurbano: unos sí, otros no, pese a estar en la misma fase
Con el espejo de la Ciudad de Buenos Aires, algunos municipios bonaerenses, incluso del oficialismo, buscan avanzar en iniciativas para que los restaurantes y bares puedan comenzar a reactivar su actividad. Otros, por su parte, sostienen que esto no está habilitado por la Fase 3 del Aislamiento Social y Preventivo decretado por la Provincia
La gran mayoría de los municipios del Conurbano de la provincia de Buenos Aires se encuentra en la Fase 3 del Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio (ASPO), por lo que las actividades comerciales habilitadas se rigen según lo dictaminado por la Gobernación.

Sin embargo, hay distritos bonaerenses que buscan impulsar la habilitación de los restaurantes y bares con mesas al aire libre, como ya sucede en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA). En esta sintonía, el Municipio de Lanús ya envió al Concejo Deliberante un proyecto que establezca un protocolo para la peatonalización del sector gastronómico del centro municipal, conocido popularmente como “Lanusitas”. 

Según explicaron fuentes de la comuna que gestiona el intendente Néstor Grindetti, la iniciativa prevé la instalación de terrazas con mesas y sillas en la calle, en el horario de 20 a 2 desde los jueves a los domingos. También se estudia el desvío del tráfico y un servicio diferenciado de recolección de residuos.

Esta iniciativa, que abarcaría a 35 bares y restaurantes, a los que se les exigirá el cumplimiento de los protocolos vinculados a la higiene y distancias, se tratará en el Concejo en la próxima sesión.



“El voto va a estar muy dividido. Hay un índice de contagio alto, pero que estamos atendiendo a los comerciantes. Hay que ver el cómo se implementa esto”, señaló desde la oposición el edil peronista Gabriel Sandoval.

En la misma sintonía que Lanús está Vicente López. En la comuna del norte del Conurbano volvieron a trabajar los locales gastronómicos que ya tenían mesas en la vereda desde antes de la cuarentena.

“Nosotros hacemos un control de que se cumplan las distancia, de sanidad, que la gente tenga barbijos. Los inspectores recorren la zona viendo eso y hablando con los gastronómicos. No tenemos una apertura como en CABA”, señalaron fuentes de la gestión del intendente Jorge Macri. El funcionamiento de los locales es “hasta la medianoche”.

Por otra parte, indicaron que el municipio avanzó con una eximición de tasas para los gastronómicos por el 2020 y con una condonación de deudas, en caso de que la tuvieran.
Si bien desde la oposición local destacaron esto último, y expresaron que entienden “la problemática de los gastronómicos”, remarcaron la necesidad de “trabajar con la Provincia” en las posibles reaperturas. Además, pusieron el foco en que en los primeros días de esta experiencia no hubo “control municipal de las mesas”. 

“Hoy los McDonalds y Burger King están llenos de sillas y mesas en su estacionamiento. No son gastronómicos de Florida o Vicente López”, denunció el concejal del Frente de Todos Joaquín Noya.

No solo los distritos gobernados por Juntos por el Cambio buscan la apertura de los restaurantes. En el oeste, Morón habilitó este jueves una “fase a modo de prueba” en la que autorizará la habilitación de forma parcial de la atención al cliente de locales gastronómicos que cuenten con mesas al aire libre.



Los locales, según puntualizaron desde la gestión moronense, deberán regirse bajo un protocolo que establece que se podrán ocupar mesas de “hasta cuatro personas, con una distancia de un metro y medio entre sí” y con sus respectivos tapabocas. Los inspectores municipales, además, controlarán que los comercios cuenten con las medidas sanitarias estipuladas. La fase a modo de prueba que impulsa el municipio que conduce Lucas Ghi no incluye a locales bailables ni pubs.

Los que no habilitan

“Estamos en fase 3. Lo único autorizado es take away y delivery”, señalaron de la Municipalidad de La Matanza a La Tecla sobre la posibilidad de habilitación de locales gastronómicos en el distrito más populoso de la Provincia. 

La semana pasada, la comuna que comanda el intendente Fernando Espinoza vivió una protesta de gastronómicos en frente del Palacio Municipal para que se permita la instalación de mesas al aire libre.

“Todo está en estudio, probablemente con la evolución de la pandemia se tome alguna medida al respecto”, indicaron desde la gestión comunal, aclarando que “desde el Municipio se los comprende, se los escucha y se los atiende”.

En la localidad cabecera del municipio de Lomas de Zamora, en el sur del conurbano, se encuentra el polo gastronómico conocido como “Lomitas”. Desde el mes pasado se viralizaron imágenes de locales abiertos en fines de semana, a pesar de que no están habilitadas las aperturas.

Desde el municipio conducido por Martín Insaurralde aclararon que “en Lomas no están habilitadas” las aperturas de locales gastronómicos. Según pudo averiguar este medio, los inspectores municipales, “entendiendo la necesidad”, tratan de no incurrir en la clausura de comercios que abren. “En caso de reiterarse las infracciones, se los sanciona dependiendo de caso de una serie de criterios”, señalaron.

Por último, desde la oposición lomense señalaron que desde el ejecutivo local deberían buscar alternativas, poniendo como ejemplo la iniciativa de Grindetti o de la Ciudad de Buenos Aires, aunque responsabilizaron principalmente a la Gobernación.

“El sector gastronómico tuvo que optar entre una apertura precaria o cerrar”, señaló el concejal de Juntos por el Cambio Gustavo Ganchegui.