EN CRISIS
27/09/2020
Mónica Farro confesó que mandó a su marido a dormir a otra cama
La vedette uruguaya se operó recientemente de juanetes y en su recuperación es atendida por su marido Leandro Herrera. Sin embargo, al igual que muchas parejas, entraron en crisis durante la cuarentena y está al borde de la separación. Anoche en Implacables expresó: “Lo mandé a dormir a otro cuarto”. Mirá el video.
La vedette, Mónica Farro fue operada de un juanete hereditario hace más de un mes y  expresó: “Hace 20 años que me quería operar y fue un proceso muy importante.” Anoche, fue entrevistada en Implacables, y contó que si bien, ya le sacaron los clavos, aún tiene el pié muy inflamado y puede caminar pasos cortos. Además, confesó que la situación de depender de su marido,   tensionó la relación matrimonial y lo mandó a dormir a otra habitación.

La conductora del programa le pidió a Mónica que le contara sobre los rumores de separación y Farro expresó: “Estoy encerrada, acostada, no puedo caminar por la operación, la cabeza me trabaja mucho: estoy frustrada, emocionada, feliz, también se suma que puedo tener un mal carácter. Estamos media en tirantez en mi relación matrimonial. Como yo no me puedo ir de la casa, lo mandé a dormir a otro cuarto”.

Además, agregó: “Soy una persona muy activa, en las primeras tres semanas yo estaba en silla de ruedas y él se tenía que encargar de mí, la casa, los mandados, la perra. Y yo soy bastante orgullosa para reconocerlo, pero reconozco que no digo muy bien las cosas”. También agregó que su situación se complicó porque “estuve dependiendo de otra persona, me pusieron clavos, fue una operación bastante complicada”. 

Contó que su enfermedad es hereditaria y que tanto su mamá y sus tías, ya se habían operado pero sólo le faltaba a ella, también dijo que su enfermedad fue compleja porque tenía una “deformidad del hueso con dedo torcido. Hubo que hacer una fractura, poner un tornillo y clavos. Las primeras semanas no podía caminar.” Cabe destacar, que ya se los sacaron y tiene para un mes más pero puede caminar pasos cortitos y además, está con kinesiología.

La pareja, Farro y Herrera, está casada hace un año y ella reconoció: “Como hombre se ha portado bien, me ha cuidado mucho, ha estado a disposición mía las 24 horas del día, hace todo, no me puedo quejar de nada pero es muy difícil para mí porque siempre me hice cargo de todo. Iba con la silla para todos lados para ver si estaba la cama hecha.”

Por otro lado, Farro afirmó que hubo unos cinco días que se pelearon todo el día: “Él no me aguanta más y  yo quiero que se vaya pero no puede porque me tiene que cuidar”, expresó entre risa. Sin embargo, confesó que tienen sexo y que el viernes lo dejó volver a su habitación.

También, contó en qué situación se encuentra el caso con Sol Pérez y dijo tanto por lo civil, como por lo penal y  si hay un acuerdo es económico. Además, está iniciando una demanda a los laboratorios por sus resultados de coronavirus. Finalizó: “Lo que más me importa es defender mi honor”.