INFORME ESPECIAL
20/09
Las mujeres de la interna radical
Erica Revilla y Danya Tavela acompañan las candidaturas de Maximiliano Abad y Gustavo Posse respectivamente. Las aspirantes a la vicepresidencia del Comité Provincia de la Unión Cívica Radical conversaron con LaTecla.info. Posiciones, planes y pandemia.
El 11 de octubre es la fecha, inicial, de la interna del Comité Provincia de la Unión Cívica Radical. El oficialismo, con Maximiliano Abad acompañado por Erica Revilla, y la oposición con Gustavo Posse a la cabeza y secundado por Danya Tavela. Dos mujeres de la Cuarta Sección, la intendenta de General Arenales, y la especialista educativa de Junín, respectivamente.

Las aspirantes a la vicepresidencia del Comité Provincia conversaron con LaTecla. Sus posiciones respecto al futuro partidario, de la alianza Juntos por el Cambio, y las propuestas. Además, de la crisis sanitaria y económica.

-¿Cómo están hoy la interna?

Erica Revilla (ER): Estamos trabajando mucho, hemos conformado una muy buena lista con un equipo de trabajo muy bueno. Estamos haciendo lo que nos gusta hacer, trabajar por los radicales, dialogando y conversando ya que no podemos recorrer que es algo que también nos gusta hacer. La verdad que es una experiencia hermosa esto que estoy iniciando.

Danya Tavela (DT): Estamos teniendo conversaciones para definir la fecha probable del comicio sujeto a la situación sanitaria. Nuestra lista está integrada por sectores históricos del radicalismo y sectores nuevos, como EVOlución.

-¿Cómo se sienten en las fórmulas?

ER: A Maxi (Abad) lo conozco de mucho antes, tiene una carrera enorme dentro del partido, es un militante desde sus inicios. Estuvo en la Juventud Radical, en Franja Morada. Para mi es un orgullo conformar la lista, hay muchos amigos, hay intendentes que nos acompañan. Es un compromiso enorme.

DT: Muy bien, para nosotros tiene que ver con poder dar la discusión respecto del liderazgo de la UCR dentro de Juntos por el Cambio. Coincidimos con todos los grupos que integran, el de Posse, el de Storani, el de Casella. Tiene que ver con discutir con el oficialismo partidario discutir algunas pautas, algunas reglas de juego y una mayor preponderancia de la UCR en JxC.

-¿Cuál tiene que ser el camino a seguir de la UCR?

ER: De fortalecimiento, liderazgo, unidad, un objetivo claro. Para esto estamos trabajando.

DT: Tenemos que propiciar una renovación partidaria anclada en los valores tradicionales, el respeto a las libertades individuales, a la República, a la democracia, y sumar capacidad de gestión, juventud, a las mujeres. Una mayor integración de la juventud, de la mujer, defendiendo nuestros valores tradicionales pero generando estas incorporaciones que nos permitan nutrir al partido radical de nuevas formas de política. Siempre dentro de Juntos por el Cambio discutiendo las ideas de la futura plataforma del próximo gobierno provincial.

-¿Es necesario seguir los pasos de la actual gestión? ¿hay puntos para fortalecer?

ER: Los puntos a fortalecer es tener territorio. Es fundamental escuchar a los militantes. Quizás lo venía haciendo la conducción, recorrer cada uno de los distritos, los Comité, estar ahí. Tenemos muchos equipos de profesionales en cada una de las áreas que nos ocupan, ya sean en lo social, lo económico, lo sanitario. Tenemos mucho para dar y mucho para aportar.

DT: El partido ha tenido siempre un amplio desarrollo territorial y la gestión de Daniel (Salvador) ha permitido el fortalecimiento de comunas, fortaleció la aparición de radicales en las listas, pero esto se tiene que fortalecer en una discusión equitativa con los otros espacios de la alianza de Juntos por el Cambio.

-¿Cómo es la convivencia en la interna?

ER: Bien porque nosotros somos un partido democrático y lo venimos demostrando, construyendo desde hace muchos años en todas las internas que hemos transitado como así también en las formas de resolver las situaciones democráticamente. Sabemos prepararnos, trabajar y también respetarnos.

DT: Todavía no estamos en campaña, superada la instancia de presentación de listas con alguna rispidez, la verdad que la convivencia se está construyendo a partir del diálogo. También poniendo sobre la mesa la situación social y económica de la Provincia que para nosotros es muy preocupante. Estamos ante un Estado que le cuesta articular sus políticas, integrarlas y llevar adelante la gestión en un momento tan difícil como es la pandemia. Estamos discutiendo posiciones claras respecto a las problemáticas que tienen los bonaerenses y en representación de la sociedad que no eligió a este Gobierno y tiene que superar una crisis social, económica y sanitaria que no tiene precedente en nuestra historia.

-¿Qué piensan del equilibrio de género en las listas?

ER: Es fundamental, importante. En mi caso también lo tomo como un reconocimiento, comencé como militante, después concejal dos períodos, dos períodos de intendente. Desde mi nivel de experiencia quiero aportar a la provincia de Buenos Aires.



DT: Está en nuestra carta orgánica, nos propusimos llevar la paridad y la estamos cumpliendo. Es muy positivo para la UCR la paridad de mujeres en las listas y permite que muchas mujeres que hemos militado a lo largo de muchos años podamos visibilizarnos, hacernos escuchar, generar políticas con perspectiva de género.

-¿Cómo ven hoy las políticas de género?

ER. Siempre falta. Si bien son importantes las medidas de género, para mí es más importante el criterio tomado en la capacidad de las personas independientemente del género del que sea. Hubo muchos avances, pero siento que falta mucho más.

DT: Es muy difícil evaluar políticas por esta crisis que estamos viviendo, pero claramente todavía no hay una definición política a nivel provincial que uno pueda celebrar o acompañar en terminos de construcción y que verifique la perspectiva de género en las distintas instancias. Todos sabemos que las situaciones sociales, económicas y sanitarias en las mujeres son diferentes, sobretodo en una Provincia tan heterogenea como la nuestra. Las mujeres son vulnerables desde muchos lugares, desde la violencia intrafamiliar, hasta la falta de acceso a recursos económicos y educativos. Me parece que todavía es una deuda del actual gobierno. Es importante que un partido con la historia, el desarrollo territorial, y el recorrido que tiene el radicalismo tome esta bandera y empiece a visibilizar el rol de las mujeres y cómo esta crisis las está afectando.

-¿Cuáles son las cosas que faltan?

ER: Muchas veces nos preguntan porque no hay tantas mujeres en la política y yo les respondo que no es fácil por los horarios de las reuniones, por los lugares que hay que ocupar porque hay mujeres que tienen hijos, tienen ocupaciones en la casa. Por ahí pasa en los Comité cuando hay reuniones que viene el esposo y la mujer se queda en la casa. Hay que romper con eso. En mi caso personal pude desarrollarme porque tengo un compañero que me lo permite, que me ayuda, me acompaña y me sostiene. Muchas veces no es así, también las mujeres cuando están solas no están tan dispuestas.

DT: El tema de la violencia intrafamiliar es un tema que se debe abordar desde la Justicia, desde lo educativo, y desde el desarrollo social. En segundo lugar, el rol de las mujeres en la economía, visibilizar las diferencias salariales que hoy existen porque las mujeres ocupamos los sectores laborales peor pagos en la escala económica. Claramente tenemos que trabajar en discutir las políticas de licencias y de cuidados de manera equitativa, equiparada. También hay que trabajar en la posibilidad de incentivar y mejorar las posibilidades educativas que tienen las mujeres, porque sobre ellas recae el peso del cuidado familiar muchas veces y empieza a generar trabas en los proyectos educativos. Hay un montón de cuestiones.

-¿Es necesario generar un ámbito de mayor contención?

ER: Si, claro que sí. Es fundamental.

DT: No sé si de contención, me parece que de visibilización. Nosotros damos un gran paso incorporando la paridad en las listas. Me parece que hay que dar más espacios de discusión, que protagonicen las mujeres justamente para que haya más participación de mujeres. Esta elección va a ser fundamental para el radicalismo en términos de la participación de las mujeres y de los jóvenes.

-¿La situación del coronavirus en la región cómo está?

ER: La situación en el distrito está contenida, si bien tenemos algunos casos supimos hacer un buen sistema de rastreo para aislar a tiempo, entonces lo logramos contener. Eso nos permitió que no aumentara la curva. Esto es un día a día porque surgen nuevas líneas, es muy difícil determinar en qué estadío estamos. Estabamos en 0 y de repente pasamos a 16 casos. No estamos mal en relación a otros municipios, tenemos 23 casos activos.

DT: Estamos asistiendo a momentos más complejos, el virus comenzó a recorrer la Provincia, a diseminarse y lo estamos viendo de manera más compleja. Tenemos una disponibilidad de recursos inferior a la posibilidad que hay en otros lugares como la Capital Federal o la zona del AMBA. Hay que trabajar mucho en la concientización social, respetar el distanciamiento social, el cumplimiento del aislamiento en los casos que se detectan como contacto estrecho, la higiene personal y evitar las reuniones sociales. De alguna manera vamos a tener que empezar a convivir con el virus y en ese esquema es importante resguardar al personal de la salud, a las instituciones sanitarias.

-¿Y la situación económica?

ER: Muy complicada, es preocupante. En nuestro caso, vivimos en una zona productiva en lo que predomina es la soja, el maíz, el cultivo, es un rubro que estuvo excepcional desde el inicio de la pandemia entonces pudo trabajar. Después muchos empleados estatales y el comercio, en los primeros meses fue duro, después tienen aperturas. Lo único que hoy no tenemos abierto son bares y restaurantes, que hacen sistema delivery.

DT: Me preocupa mucho, los más de 180 días de aislamiento han generado un deterioro económico fuerte. Además a nivel nacional de no encontrar la salida, de no encontrar un rumbo económico, empeora la situación de los sectores más vulnerables que prácticamente están teniendo como único ingreso la ayuda social e indispensable que hace el Estado. En el interior se empieza a ver muchos locales que cierran, que a lo mejor tienen dos o tres empleados que se quedan sin trabajo y de alguna manera ralentiza la curva de la economía, entran en cesación de pagos, se pierden otros puestos de trabajo relacionados. Es una cadena compleja y requiere que todos los actores de los poderes de Gobierno se sienten en una mesa a discutir un plan de transición y de salida a la crisis económica.

-¿En lo familiar cómo lo llevan?

ER: Estoy preocupada, estoy muchas horas trabajando, creo que más que antes y eso que siempre le dediqué muchas horas porque me gusta lo que hago, tengo vocación. Estoy preocupada por este estado de incertidumbre, de no saber si vamos a tener más picos, sin saber a futuro una continuidad de esta situación. Me preocupa mucho la educación, tengo dos hijos adolescentes y me preocupa mucho. Mi hija está en el último año y estoy muy preocupada, porque el año que viene supuestamente empieza una carrera universitaria y lo virtual no es lo mismo que lo presencial y mucho menos el rumbo educativo, la calidad, por la conectividad, muchos no tienen las herramientas. Estoy muy preocupada.

DT: Con preocupación, con padres mayores que hace muchos veces no ven a sus nietos. Mi esposo es personal de la salud, así que en particular tenemos un extremo cuidado respecto de su ingreso al hogar y como para completar el cuadro una hija preadolescente que está haciendo el primer año del Secundario de manera virtual con un enorme esfuerzo de los docentes, pero que a esa edad es crítica porque la relación con los pares es fundamental para el desarrollo emocional, educativo y social. Estamos haciendo entre todos un gran esfuerzo para sobrellevar la situación. Emocionalmente hay días mejores y días peores.

-Mencionaron la situación de sus hijos, se viene criticando la gestión provincial de Educación, ¿cómo lo están viendo?

ER: La verdad que sí, consideró que la Educación tiene que ser el tema central que se tiene que estar debatiendo conjuntamente con lo sanitario, no podemos estar en este sistema. No avalo este sistema para nada, estar tantos meses así. Tendríamos que haber tenido un proyecto, una modalidad distinta a lo virtual, totalmente. Muchos chicos están fuera del sistema.

DT: No lo voy a centralizar en la Dirección General de Cultura y Educación. No es un problema de un director, es un problema en el cual estamos incorporados los padres, todos los niveles educativos, somos parte de esa cuestión, los maestros, los gremios. Hay una multiplicidad de actores. Deberíamos empezar a trabajar de alguna manera en analizar qué es lo que podemos hacer en aquellas ciudades que se puede. Hoy no es el caso de la ciudad de Junín, hace un mes atrás vos me preguntabas y yo te decía ´creo que los chicos que han quedado más rezagados en términos de la virtualidad, se podría haber generado una situación particular, asistiendolo, con algún regreso a la presencialidad´. Hoy en Junín no es aplicable, hace dos meses atrás quizás podríamos haber tomado alguna medida entre todos los niveles. Entiendo que la situación sanitaria lo impide, pero es imperioso que tengamos una estrategia para volver haciendo el foco con aquellos que están más complicados.

-¿Cómo ven el día a día en la calle?

ER: Los vecinos están cansados, irritados, angustiados. Se mezclan los sentimientos, este grado de incertidumbre, el temor a contagiarse, no poder sentarte en un banco de la plaza, poder salir a recrearte y volver a tu casa, no ver un programa y estar encerrado absolutamente, no saber cuando va a llegar la vacuna. Son muchas cosas, y la salud mental también es prioridad. Nosotros desde el municipio tenemos muchas políticas para contener, pero en este estado nada es suficiente.



DT: La gente manifiesta un hartazgo social lógico producto de más de 180 días de aislamiento. El hartazgo más importante tiene que ver con la falta de contactarse con los afectos, los padres, los abuelos, eso es lo que más se nota. Hay una preocupación económica. Somos muy respetuosos del distanciamiento social, la gente anda con barbijo todo el tiempo, en ese sentido el vecino está haciendo su mejor esfuerzo. Es cierto que hay excepciones.

-¿Ven alguna salida en el corto lapso?

ER: No la estoy viendo, no soy epidemióloga y no sé, es un virus tan contagioso que tenemos que aprender a convivir con el virus y ser muy cuidadosos.

DT: No hasta que no haya vacuna, no vamos a tener una salida total. Hay que trabajar en una nueva normalidad que pasa mucho por concientizar, ir abriendo un poco como está haciendo la Ciudad de Buenos Aires en la medida que la curva se controle y no colapse el sistema de salud. Un poco el secreto pasa por administrar esas variables.