CORONAVIRUS
14/09
El positivo de un dirigente sindical encendió la alarma en la Segunda
El secretario general del gremio de peones rurales (UATRE), Ramón Ayala, dio positivo a mediados de la semana pasada y había estado reunido con el intendente de San Pedro, Cecilio Salazar. Por este motivo y por precaución, el jefe comunal se aisló por unos días a partir de allí, aunque no manifestó síntoma alguno. Ayala en tanto, se encuentra bien, aunque el sábado fue internado por precaución al presentar un cuadro febril.
El coronavirus se esparce cada vez más a lo largo y a lo ancho de la provincia de Buenos Aires. Ya no es un problema exclusivo del AMBA, de hecho ya casi no quedan municipios invictos, sin casos de Covid-19. El virus ha ganado tanto terreno, que ya son varios los políticos y dirigentes sindicales que sucumben ante la enfermedad. En este caso, un positivo del titular de un gremio tuvo en vilo a la Segunda.

Sucede que días atrás,  el secretario general del gremio de peones rurales (Uatre), Ramón Ayala, fue diagnosticado positivo de coronavirus. El hecho curioso fue que el intendente de San Pedro, Cecilio Salazar, se había reunido con el dirigente gremial horas antes del diagnóstico.

"Cuando Ramón me llama y me dice que le había dado positivo, hablo con el secretario de Salud del municipio y le comento que habíamos estado charlando dos horas pero con barbijo en todo momento. Me pidieron que me aísle durante una semana y esté atengo a la presentación de algún síntoma. Gracias a Dios, no tuve ninguno y salió todo bien", apuntó Salazar en diálogo con LaTecla.info.

Respecto de la salud de Ayala, el jefe comunal manifestó que "recién el sábado tuvo un poco de fiebre y se internó por precaución en Buenos Aires. Pero fue solo un susto, transitó la enfermedad prácticamente asintomático. Ramón está bien".

Cabe señalar que otros dirigentes sindicales que dieron positivo por coronavirus fueron el extriunviro de la CGT Juan Carlos Schmid y el secretario gremial de Camioneros, Marcelo Aparicio. Otro dato a señalar es que el mismo día que dio positivo, Ayala  se había reunido con el ministro de Trabajo, Claudio Moroni. Desde el entorno del funcionario aseguraron que durante el encuentro se mantuvieron más que las distancias preventivas de seguridad por lo que descartaron cualquier chance de contagio. Y explicaron que cada acto del ministro fue diseñado con estrictos protocolos sanitarios de seguridad y distanciamiento.