CONFLICTO
02/09
La polémica por la toma de tierras se coló en la Legislatura
Desde el bloque de senadores de Juntos por el Cambio retomaron los reclamos de los intendetes y presentaron pedidos de informes. La postura del oficialismo ante la problemática del acceso a la vivienda digna.
En los últimos días, la dirigencia de Juntos por el Cambio en la provincia de Buenos Aires marcó posición respecto a la toma de tierras en el suelo bonaerense. En ese marco, la dirigencia legislativa de la oposición tomó nota y además de acoplarse a los reclamos, elevó pedidos de informes para ministerios del Poder Ejecutivo provincial.

Por caso, desde el Senado, el vidalista Walter Lanaro elevó un pedido de informe a las carteras de de Seguridad; Justicia y Derechos Humanos; y Desarrollo de la Comunidad, por la toma de terrenos en Presidente Perón. Conforme lanzó el senador por la Tercera Sección electoral: "Necesitamos una clara respuesta del estado provincial como así también soluciones concretas para este conflicto que afecta la propiedad privada de miles de bonaerenses".

A su vez, el senador titular de la bancada de JxC, Roberto Costa, interpeló al gobernador Kicillof: "Las tomas en la Provincia se multiplican, generando miedo, violencia, angustia e incertidumbre en los vecinos. Los ciudadanos merecen conocer su postura. Como senador quiero saber su posición al respecto. El problema de la toma de tierras, lejos de desaparecer, hoy se agrava frente al silencio y la inacción de su Gobierno. Es urgente que de una respuesta".

Mientras que uno de los alfiles de Jorge Macri en la Cuarta Sección electoral, el juninense Juan Fiorini, también se hizo eco del conflicto. "Las tomas de tierras se están multiplicando en la provincia de Buenos Aires provocando angustia en muchas familias que tienen miedo a perder lo que lograron con mucho esfuerzo", expresó el legislador.

En tanto, en la Cámara de Diputados de la Provincia, el ex secretario de Asuntos Municipales de Vidal, Alex Campbell propuso que quienes formen parte de toma de terrenos "no podrán acceder a los programas de asistencias sociales provinciales las personas u organizaciones sociales que participen o fomenten usurpaciones de terrenos y propiedades". La restricción sería por dos años a partir del momento en que las autoridades tomen conocimiento del delito de usurpación.

Vale recordar que, ese al pedido de unidad del gobernador Axel Kicillof, varios intendentes de Juntos por el Cambio salieron a cuestionar la postura del Gobierno nacional y provincial en relación con la creciente ocupación ilegal de terrenos en medio de la escalada de la inseguridad, disparada por la “coronacrisis”.

Este lunes, durante la conferencia de prensa en la que se analizó la situación epidemiológica de la Provincia, Kicillof se refirió a este tema puntual, consultado por uno de los periodistas presentes en Casa de Gobierno. 

"Queremos responder a las necesidades con programas desde el Estado, para eso hay que ver cada caso de manera ordenada. Estamos tratando de dar respuestas en condiciones desfavorables porque es difícil implementar programas en el medio de una pandemia. No prejuzgo, hay que dar solución", dijo el Gobernador esta mañana en el anuncio que contó con la presencia de intendentes oficialistas y opositores con el objetivo de brindar un mensaje de unidad.

Sin embargo, jefes comunales de Juntos por el Cambio salieron en manada a exigir una postura clara y contundente al respecto, a la vez de soluciones inmediatas. Uno de ellos fue Jorge Macri, quien a través de las redes sociales expresó: “Señor Gobernador, las tomas en la Provincia se multiplican, generando mayor miedo, angustia e incertidumbre en los vecinos. Los ciudadanos merecen conocer su postura. Como intendente necesito su visión política al respecto”.

“La necesidad de algunos, no puede generar el caos en todos. El problema de la toma de tierras, lejos de desaparecer, hoy se agrava frente al silencio y la inacción. La posición del Gobierno es urgente para tener un lineamiento claro ante las crecientes tomas. Es importante tener un Estado presente que proteja lo que cada uno de los argentinos se ganó con su trabajo y lo que el Estado posee que es de todos”, agregó el mandamás de Vicente López.

Quien también se manifestó al respecto fue el intendente de Bahía Blanca, Héctor Gay. “Le solicito al Gobernador que nos exprese su visión política sobre las tomas de tierras que se multiplican en nuestra ciudad y toda la Provincia, que ante la situación crítica que atravesamos generan más miedo, angustia e incertidumbre en todos los vecinos.

“La necesidad de algunos, no puede generar el caos en todos. Esta problemática hoy se agrava frente al silencio y la inacción. Es importante tener un Estado presente que proteja lo que cada uno de los argentinos se ganó con su trabajo”, sentenció.

En la misma línea sumó su posicionamiento el alcalde de Tres de Febrero, Diego Valenzuela: “Los tres niveles de gobierno debemos hacer un esfuerzo para acompañar en lo social y a la vez poner límite a quienes atentan contra el estado de derecho y la ley. Las tomas de tierras en la Provincia se multiplican, y generan angustia en los vecinos”.

“Necesitamos el compromiso del Gobierno provincial para proteger los derechos y evitar la explotación de la pobreza por especuladores e inescrupulosos. La necesidad de algunos no puede generar más caos e incertidumbre”, expresó.

Y añadió: “Es urgente la toma de posición y la acción por parte de las autoridades provinciales. La respuesta debe ser el estado presente y el cumplimiento de la ley”.

También sumó su voz el intendente de Lanús, Néstor Grindetti, quien participó de la conferencia de prensa junto a Kicillof. “La toma de tierras es un tema que nos preocupa. Debemos trabajar para que se cumpla la ley. No puede haber discrepancias en éste sentido. Para lograrlo necesitamos que las autoridades correspondientes tomen cartas en el asunto”, dijo.  

Asimismo se manifestó Julio Garro, jefe comunal de La Plata, una de las localidades más afectadas por las tomas. "En total llevamos 40 intentos de toma de tierra desde diciembre del año pasado en la ciudad", señaló.

Y agregó: “La toma de tierras ha sido un delito en aumento durante los últimos meses en la Ciudad. Un incremento notorio y alarmante que nos preocupa y pone en situación de alerta. Necesitamos un mensaje claro de todo el Estado ante el crecimiento de este ilícito. No se puede apañar conductas que atenten contra la propiedad privada o el patrimonio público de todos los vecinos". 

La problemática de la toma ilegal de terrenos se vio agravada en las últimas semanas a partir de la crisis que disparó la pandemia y su eventual cuarentena. No sólo hubo varios episodios en el Conurbano, sino también en distintos puntos del interior de la Provincia, especialmente en la costa bonaerense.

Allí, propietarios anunciaron para el próximo 4 de septiembre una marcha en masa, en la que pretenden ingresar a las tierras con sus vehículos a la fuerza. 

También el intendente de Olavarría, Ezequiel Galli expresó: "Gobernador Kicillof debemos saber de manera clara cuál es su posición y qué acciones llevará adelante el Gobierno de la Provincia, para cuidar a las familias que hoy lamentan con impotencia como sus tierras son usurpadas. Necesitamos un Estado Provincial presente que dé respuesta a una problemática que se acrecienta día a día y que proteja a quienes hoy ven sus derechos avasallados".

Y agregó: Desde hace varias semanas hay un tema que nos preocupa y es la  intensificación en la toma de tierras en distritos de la Provincia, tema al que nuestra ciudad no escapa y que hoy sólo está agenda de algunos medios y en voz de muchos bonaerenses que vienen sufriendo usurpaciones.

Según datos oficiales del Ministerio de Seguridad, en la provincia de Buenos Aires hay un intento de toma de tierras ilegales por semana. Es que, en medio de la cuarentena, la provincia aprovó por Ley la prohibición de los desalojos hasta fines de septiembre, mientras que Nación lo hizo por decreto hasta mediados de marzo.