CORONAVIRUS
08/08
Sube la ocupación de camas y la Provincia pone en alerta la continuidad del aislamiento
Este sábado llegó a 65,8 por ciento en el AMBA. "Estamos en alerta porque todos los días tenemos más ingresos que egresos, ya lo dijimos hace unas semanas, entre mediados y final de agosto la cantidad de camas de terapia intensiva en el AMBA iba a hacer tal que no iba a ser fácil conseguir una", apuntó Nicolás Kreplak.

La contagios de coronavirus en la provincia de Buenos Aires, con el Area Metropolitana Buenos Aires (AMBA) como principal foco de contagios no detienen su marcha en aumento. En ese sentido, en el equipo del gobernador Axel Kicillof son cada vez más las preocupaciones por el futuro del aislamiento administrado en todo el territorio provincial.

Por caso, el viceministro de Salud bonaerense, Nicolás Kreplak, afirmó que en base a los últimos números de casos de coronavirus en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) la situación está en "un momento muy complicado". Así,, dijo que "van a empezar a faltar camas en pocos días".

"Estamos en un momento muy complicado. Hace mucho que venimos logrando que la velocidad de ascenso de los casos no sea vertiginosa, pero tampoco logramos nunca que no deje de subir, toda lectura sobre mesetas que duran cuatro días es una mala lectura epidemiológica, seguimos en una curva ascendente", dijo el viceministro.

En declaraciones radiales, el sanitarista explicó que "hay poca capacidad de camas y una gran afluencia de pacientes contagiados", y advirtió que es necesario "reducir la vinculación de las personas para reducir los contagios y gestionar el sistema de salud lo mejor posible, sabiendo que estamos en una situación donde van a empezar a faltar camas en pocos días".

"Estamos en alerta porque todos los días tenemos más ingresos que egresos, ya lo dijimos hace unas semanas, entre mediados y final de agosto la cantidad de camas de terapia intensiva en el AMBA iba a hacer tal que no iba a ser fácil conseguir una", apuntó.

De esa manera, en el equipo de Axel Kicillof comienzan a poner el foco en el eventual colapso del sistema sanitario en las zona más afectadas por la pandemia.