INFORME ESPECIAL
02/08
El endeudamiento tensó las relaciones
La demora en la votación del endeudamiento volvió a poner en máxima tensión al Frente de Todos y Juntos por el Cambio. Las razones por la falta de acuerdo, el conflicto por el FIM que ya se votó pero no se ejecutó y por qué el oficialismo dicen que le corren el arco. Otermín dice que “están atentando contra sus intendentes”, Abad retruca que no firmarán un cheque en blanco. También hablan Tignanelli, Carusso y Lipovetzky
La relación entre el oficialismo y la oposición bonaerense se tensó en las últimas semanas por la demora en el tratamiento de la ley de endeudamiento que envió el Ejecutivo a la Legislatura y que Juntos por el Cambio demora en acompañar. Los antecedentes indican que cada una de las negociaciones se estira al punto de que la cuerda puede cortarse en cualquier momento, pero que siempre, después, la tensión se aflojó y se llegó al acuerdo.

Ese elástico que va y viene se estiró a su máxima capacidad el pasado miércoles por la noche, antes de la sesión prevista para el jueves y en la que el oficialismo esperaba contar con el proyecto  aprobado. Axel Kicillof se enojó y mandó la orden que no se hiciera ningún cambio al texto que había enviado. La reacción opositora no se hizo esperar y las charlas quedaron en stand by, hasta que se volvieron a distender las cosas el jueves al mediodía, y quizá terminen de resolverse mañana, cuando a las 17.30 se reúnan en conjunto las comisiones de Presupuesto y de Legislación General de la Cámara de Diputados.

“Esto, a las 10 de la mañana estaba todo explotado, después se tendieron algunos canales de diálogo y las cosas comenzaron a reencauzar. Se pusieron caprichosos de los dos lados, por un lado el Gobernador no queriendo ceder nada y por el otro Juntos por el Cambio con la intención de estirar la decisión porque también tienen que solucionar cosas de la política hacia adentro”,  le dijo a La Tecla un legislador que está al tanto de las conversaciones.

Lo cierto es que en la sesión de Diputados (el Senado directamente levantó la convocatoria) no hubo asuntos importantes que tratar, pero eso tampoco evitó fuertes cruces que se dieron, tanto antes del uso de los cinco minutos para hablar del proyecto de endeudamiento frustrado como cuando se tocó el tema en particular. De todos modos, desde la presidencia de la Cámara, como desde la comandancia de la bancada opositora mayoritaria pusieron paños fríos y se mostraron optimistas en que la ley vea la luz en los próximos días.

Ahora bien ¿qué es lo que demora el tratamiento? Sin dudas, lo que se dice en público es mucho menor de lo que realmente se discute en privado. Y si bien es cierto que desde la oposición se pide más información acerca del destino que se le dará al dinero ingresado por los empréstitos, no son esos los principales inconvenientes que atraviesa la búsqueda del acuerdo. En rigor son cuatro circunstancias las que obturan el consenso, con una quinta pata que existe pero la oposición quiere esconder: los nombramientos en directorios y órganos de control que siguen vacantes. 

“No están en discusión los cargos, nos corresponden pero no los metemos en medio de esto”, dicen en on los dirigentes de Juntos por el Cambio. “Si nunca se va a hablar de los cargos cada vez va a ser más difícil llegar a puntos en común por leyes como esta”, aseguran en off lo operadores y del espacio. Como fuere, ese es un punto que siempre aparece cuando se tratan este tipo de iniciativas que el Ejecutivo requiere, pero son varios los puntos de la ley en sí que cuesta cerrar.

Los cuatro temas en discusión concernientes estrictamente al texto de la ley, y que pide la oposición, son los siguientes:

1.- Incrementar el fondo de obras para los municipios.

2.- Condonar los créditos que la Provincia les dio a las comunas durante la Pandemia.

3.- Que se determine de qué obras se van a sacar los recursos que se van a reasignar para atender temas concernientes a la salud.

4.- Que se informe cuáles son las obras y los montos que se realizarán con los 500 millones de dólares que se pedirán a los organismos multilaterales de crédito.




Más FIM y el reclamo por el anterior

“Pensamos que nos iban a poner a los intendentes en contra y ahí estábamos jugados”, le dijo a La Tecla un senador de Juntos por el Cambio, que de esta manera celebró cierta falta de acción política por parte del gobierno provincial. Es que hasta ahora, los jefes comunales, en su buena sintonía con el Ejecutivo bonaerense jugaron un rol clave para que se aprobaran algunas leyes, que si fuera por el ala política que conduce a la oposición pero no tiene cargo hubiese demorado más. 

“No nos tiran un centro y los intendentes dieron el ok para que nos pusiéramos más duros”, dijo el mismo legislador, que celebró esta jugada. ¿Se quebró algo entre los jefes comunales y el ejecutivo? Todavía no, pero los alcaldes reclaman, a través de los legisladores, el cumplimiento de un compromiso anterior.

Una de las cuestiones que dilató el tratamiento proyecto  es que no se liberaron los 2.000 millones de pesos que el Gobierno se había comprometido a destinar al Fondo de Infraestructura Municipal (FIM), cuando se consensuó en la Legislatura la ampliación del Presupuesto 2019 con la autorización para endeudarse por 66.000 millones de pesos. El Ejecutivo aduce que no hubo tal reparto porque esos créditos no se tomaron, por el alto costo de las tasas de interés; y que por tal motivo tampoco tomó los 2.000 millones que debieran ir a los municipios.

“Ellos dicen que como no tomaron deuda el FIM de 2.000 millones no corre, y nosotros decimos que ese FIM fue en el marco de que le dimos el endeudamiento y le dimos la Ley Fiscal Impositiva”, se quejó un legislador de Juntos por el Cambio.

La discusión por esos recursos se coló en la negociación: el bloque amarillo pide que se respete aquel acuerdo y que , además, se agregue una nueva partida para el Fondo de Infraestructura con el nuevo endeudamiento. El oficialismo, en tanto, desestima ese reclamo y ofrece otra vez 2.000 millones, a salir de los fondos que se adquieran mediante la nueva autorización. En Juntos por el Cambio insisten en que son dos cosas distintas, y que por la nueva ley se debe agregar dinero a ese monto de 2.000 millones, aunque todavía ni siquiera se abrió la discusión de qué porcentaje de la toma sería destinada a ese fin.

Deuda condonada

El dinero que la Provincia le prestó a los municipios durante la crisis sanitaria por el coronavirus es otro de los puntos de conflicto. En el proyecto de endeudamiento, el Ejecutivo extiende el plazo para la devolución de esos recursos, que antes era de un año y el nuevo texto propone que sean pagaderos en 18 cuotas desde el 1 de enero de 2021. Pero en Juntos por el Cambio piden que directamente se condone esa deuda. 



La oposición dice que “el Gobernador recibió plata del gobierno nacional sin devolución y se la dio a los municipios en créditos”, por lo tanto la propuesta es que esa plata quede girada como si fuera un Adelanto del Tesoro Provincial (ATP), que no tiene devolución.

Ante esa petición el Frente de Todos hizo una contraoferta: que en el texto de la ley quede como vino redactado, es decir con un plazo de devolución de 18 meses, y que cuando se discuta el Presupuesto 2021 se vea la posibilidad de efectuar la condonación total. Es un punto en el que el acuerdo parece más cercano.

Reasignaciones y obras en carpeta

En el articulado de la nueva normativa, el Ejecutivo pide facultades para reasignar partidas destinadas a diferentes obras en ejecución y con ellas atender cuestiones relacionadas a la pandemia. En este aspecto, la oposición solicita información sobre cuáles serán los proyectos que se verán afectados y hacia dónde irá el dinero que les sacará. 

Por caso, se sabe que habrá parte de los fondos del dragado y saneamiento del Río salado que se destinará a la construcción de viviendas, pero no se les ha informado a los legisladores cuántas son las casas que se van a construir y dónde.

Por otra parte, desde Juntos por el Cambio y Cambio Federal piden un detalle de las obras que se harán con los 500 millones de dólares que se solicitarán a los organismos crediticios, que en este caso sólo liberan el dinero contra el proyecto que van a financiar. Desde ese punto, en el Frente de Todos se defienden con un argumento válido ante los embates opositores de que no darán un cheque en blanco. “El dinero que llega por esta vía está afectado a obras y no se puede reasignar a otro destino”, dicen en el oficialismo.

 
   TODAS LAS VOCES   


OTERMIN: “ATENTAN CONTRA SUS PROPIOS INTENDENTES”

El presidente de la Cámara de Diputados, Federico Otermín, le dio a La Tecla su apreciación acerca de lo que sucede en la negociación.

-¿Por qué dicen desde el oficialismo que la oposición les corre el arco cada vez que están por acordar?

-Porque siempre usan el mismo mecanismo. Piden 10 cosas, acercamos posiciones, y vienen con 10 pedidos más. Al final parecen los bonistas. Y es el mismo proceder que utilizan para todo. Fijate que pidieron cuarentena, cuando se implementó estuvieron en contra; pidieron flexibilización, cuando se hizo se opusieron; pidieron que no haya marcha atrás de aperturas, se mantuvieron las actividades en funcionamiento y se quejaron. Esto obedece a que en realidad no les molesta ni la cuarentena, ni la no cuarentena, ni ninguna medida en sí misma, sino que haya un gobierno que prioriza los intereses de la gente y no los de ellos y el reducido grupo de poderosos que representan. 

-¿Cuáles son los verdaderos motivos por los cuales se ha demorado el endeudamiento?

-Esta pregunta debería contestarla la oposición. El endeudamiento es un recurso esencial de cualquier gestión. Lo usó Vidal y lo usaron todos los gobernadores. La diferencia que estamos planteando acá es que no es un endeudamiento por el endeudamiento en sí, sino con una finalidad clara que es invertir en obras fundamentales para los vecinos y vecinas de la Provincia, y además contraerlo según mecanismos transparentes, con tasas bajas y a largo plazo. Cambiemos tendría que decir por qué se opone a eso y por qué deja sin recursos a los municipios que están en la trinchera de la batalla contra el coronavirus. 

-¿En cuánto influye en la falta de acuerdo que no se hayan designado los cargos en los organismos de control que reclama Juntos por el Cambio?

-Reitero que esas respuestas las tienen que dar los opositores. Pero creo que a veces se pierde de vista la tragedia que se está viviendo a nivel mundial, es una pesadilla. Y el Gobierno provincial está haciendo historia. Hoy los recursos se reparten equitativamente, respiradores, insumos, dinero para el pago de sueldos. Desde el comienzo de la pandemia la Provincia ya destinó cerca de 14.000 millones de pesos a asistir financieramente a los 135 municipios. Necesitamos la responsabilidad de la oposición en este momento tan complejo.

-¿El oficialismo está dispuesto a estirar el plazo para que los intendentes devuelvan el dinero prestado?

-Justamente, el proyecto prevé extender ese plazo, que es el actual y que estaría venciendo ahora, a 18 meses. Incluso se aceptó que la fecha se corra al 1 de enero. Por eso decimos que es incomprensible esta actitud mezquina y oportunista de un sector de la oposición, y los llamamos a la reflexión. Están atentando contra sus propios intendentes y esto responde a que hay distintos sectores con lógicas diferentes dentro de Cambiemos. Los que no tienen responsabilidad de gestión se dedican a poner palos en la rueda.   

-¿Por qué dicen que es irresponsable el comportamiento de la oposición?

-Porque el endeudamiento es una herramienta indispensable de gestión, máxime en el caso de la Provincia de Buenos Aires, que concentra el 40% de la población y la actividad productiva del país, y que acarrea problemas estructurales sociales y económicos, que si bien no son de los últimos cuatro años, sí se agravaron en ese período, y ahora nos sobrevino una pandemia que echó por los aires cualquier planificación. Como nunca necesitamos recursos para ayudar a los y las bonaerenses que más lo necesitan.

-¿No es lógico que se pregunte de dónde van a salir las reasignaciones de partidas cuando hay obras que podrían verse afectadas?

-Todas y cada una de las dudas que tenga la oposición estamos dispuestos a responderlas. Lo hizo el ministro de Hacienda y Finanzas, Pablo López, y lo haremos las veces que haga falta. Este gobierno no discrimina a ningún municipio por su color político, representamos a todas y todos los vecinos de la Provincia y queremos que todos tengan acceso a obras de vivienda, infraestructura, cloacas y agua. No proyecten y quédense tranquilos porque gestionamos para los 135 municipios por igual.


ABAD: “NO VAMOS A VOTAR UN CHEQUE EN BLANCO”

“Seguimos manteniendo un diálogo cordial, y lamentablemente no nos pusimos de acuerdo, porque nosotros entendemos que todavía nos falta información; pero vamos a seguir conversando porque nuestra voluntad de diálogo siempre está” , dijo a La Tecla el presidente del bloque de diputados de Juntos por el Cambio, Maximiliano Abad. 

En el mismo sentido que el comunicado emitido por la alianza que representa, Abad sostuvo que “no vamos a votar un cheque en blanco, por eso pedimos que el pedido de deuda se estudie y apruebe en la Comisión de Presupuesto y que el oficialismo brinde la información que falta, porque todavía nos quedan dudas”.

“Dentro de esa información que pedimos está que queremos saber en qué se va a gastar la plata que ingrese de los organismos multilaterales de crédito, cuál va a ser el destino; y queremos saber  dónde se van a destinar los recursos que se tomen de la reasignación de partidas de obras que están en ejecución, y cuáles son las obras que se van a ver afectadas por estas reasignaciones”, reafirmó Abad, quien cuestionó que “a veces parece que para ellos la democracia es cuando todos están de acuerdo con lo que ellos proponen”.

“Estamos pidiendo saber de qué se trata claramente el endeudamiento, y esa información no la tenemos, pero para nosotros el diálogo es una herramienta de la política a la que nunca renunciamos”, insistió el marplatense.

Ante la consulta de si desde Juntos por el Cambio consideraban que son válidas las razones del Ejecutivo para pedir un nuevo endeudamiento, Abad respondió: “Es muy difícil saber si se necesita o no cuando no ha habido publicación del ejecutado presupuestario, cuando no tenemos en claro cuáles son los números. El propio muiistro (Pablo) López lo dijo el otro día en la reunión con los legisladores, que no se había mandado el ejecutado del año”.


TIGNANELLI: “CUANDO HAY ACERCAMIENTO CORREN EL ARCO”

El titular de la bancada del Frente de Todos en la Cámara baja, Facundo Tignanelli, defendió en el recinto el proyecto del Ejecutivo, y consignó que “los diputados de Juntos por el Cambio hacen mucho eje en el tema de la información, dicen que no son claras las cuestiones que planteó el ministro (López), que les gustaría contar con toda la especificidad de cómo se va se va a destinar cada uno de los recursos. No dudo de la voluntad de diálogo y consenso, pero lamento que cada vez que hay un acercamiento corran el arco”. 

“No es que nosotros vinimos a tratar una ley de endeudamiento que caprichosamente queríamos imponer. Las conversaciones se iniciaron hace bastante y cada vez que parece que se está por cerrar la posibilidad de darle tratamiento y facultar al Ejecutivo para que tenga las herramientas, la cosa se traba”, insistió. Además, pidió “darle celeridad a los recursos que necesita el Gobernador, que genuinamente ejerce su cargo porque ganó con el 52% de los votos y lo hizo hace menos de un año, no estamos hablando del final del mandato. Le toca atravesar una pandemia como nunca sucedió en la historia Argentina, ni en la historia mundial. En ese contexto, la oposición define trabar esta posibilidad”.

Tignanelli recordó que a pedido de la oposición ahora le proyecto pasará por la comisión de Presupuesto, y recordó que “cuando les tocó ser oficialismo nunca pasaron por la comisión de Presupuesto un endeudamiento”. 

“No pueden tener de rehén al pueblo de la Provincia porque un intendente no se pone de acuerdo con quién era la exgobernadora”, fustigó el titular del bloque oficialista, quien le pidió a la oposición “seriedad y responsabilidad”, y que “dejen de corrernos el arco porque hay necesidad de resolver los problemas de manera urgente.


CARUSSO: “QUEREMOS PROTEGER A LOS 135 INTENDENTES”

El presidente del bloque Cambio Federal , Walter Carusso, habló con La Tecla de las negociaciones que se llevan adelante en la Legislatura, y de cuáles son las peticiones que se hacen desde la bancada. 

-¿Cuál es la postura de Cambio Federal sobre este tema, también piden más información?

-Queremos proteger a los intendentes. A los 135, no solamente a los 62 que componen el espacio nuestro, sino a todos los intendentes. Queremos que el préstamo que se les realizó tienen que pasarlo a ATP o que sea en 24 cuotas. Hay un proyecto del bloque de Cambio Federal que siempre pidió 24 cuotas. Además, pedimos que se reconozcan las necesidades de los intendentes y que parte de ese dinero (que llegará por endeudamiento) llegue a las intendencias a través del CUD. Acompañaremos el endeudamiento si están esas condiciones. No nos parece un endeudamiento excesivo, pero creemos que tienen que estar reconocidas las intendencias. 

-¿Están en discusión también los cargos que le corresponden a la oposición?

-En este momento, no es una cuestión de cargos, al menos para nuestro bloque. Ante la pandemia, y lo que estamos viviendo, queremos un reconocimiento económico para que los intendentes  puedan seguir enfrentando las necesidades que tienen, tanto laborales, como higiene urbana o todos los que tienen los municipios. 

-¿Y sobre la reasignación de partidas?

-Sobre la reasignación de partidas, cuando hablábamos del FIM, dijimos que los intendentes, ante la necesidad de la pandemia podían usar esos fondos en gastos generales o donde sea necesario. Estamos en un año atípico, con una pandemia mundial donde no se vivió algo igual. 


LIPOVETZKY: “ME PREOCUPA LA REASIGNACION DE PARTIDAS"

El diputado Daniel Lipovetzky, uno de los responsables de los temas económicos en el bloque de Juntos por el Cambio le dijo a La Tecla que “tenemos expectativas de poder debatir el proyecto” en la semana que comienza; a la vez que destacó que se comience a discutir la iniciativa en la comisión de Presupuesto porque “es el ámbito adecuado para poder consensuar lo que no llegamos a hacer hasta ahora. Esperamos que la información que le solicitamos al ministro López sea enviada, porque es necesaria”.

“Hay dos artículos en los que proponen una toma de deuda de 500 millones de dólares, pero no especifica ni el destino, ni el plazo de la deuda. En general este tipo de proyectos se votan con el destino específico, por ejemplo, alguna obra determinada. Eso no está, y le hemos pedido al ministro López información sobre eso”, dijo el legislador.

“Particularmente, lo que me preocupa es el artículo en el que autoriza al Ejecutivo a reasignar partidas de préstamos de organismos internacionales otorgados, que son para distintas obras de Infraestructura como la cuenca del Río Salado. Nos preocupa que se saque dinero de esa obra para direccionarlos a otra. Queremos saber cuánto dinero se va a sacar, a qué obra se va a enviar y que no se afecte a la obra que es tan importante para el interior de la Provincia. Esa información no está y la necesitamos”, agregó. 

Lipovetzky subrayó que “la oposición siempre ha tenido la responsabilidad de entender que hay que aportar para los instrumentos que necesita la Provincia, pero tienen que entender que la oposición tiene el mandato popular de ser el contralor del ejercicio del oficialismo. Para eso, necesitamos la información”. 

Para el diputado, “es importante que esa deuda no sólo sea para financiar el Estado provincial, sino también para ayudar a los municipios, que están en una situación difícil”. Sobre el particular ahondó: “Teniendo en cuenta que la Provincia ha recibido más fondos de nación que lo que ha recibido históricamente, y sin devolución, el estado provincial  ha girado menos a los municipios, por eso pedimos la condonación”