LEGISLATURA
30/07
Caído el endeudamiento, Diputados sesionó en un clima caliente con fuertes cruces
Sin proyectos trascendentes en el temario, el eje del debate pasó por varios intercambios subidos de tono entre legisladores del Frente de Todos y Juntos por el Cambio. Pases de factura por la negativa del bloque mayoritario de la oposición a aprobar la toma de deuda, pero también hubo ásperas discusiones por cuestiones municipales. Alta tensión.
Desde temprano se sabía que no se trataría el proyecto de endeudamiento que el Ejecutivo pretendía aprobar en la doble jornada de sesión programada para este jueves 30 de julio. Los desencuentros entre el bloque oficialista y el sector mayoritario de la oposición nucleado en Juntos por el Cambio, le cerró la puerta a una iniciativa que consideran clave en el gobierno de Axel Kicillof. Ante ese panorama, era previsible un clima hostil en el recinto. Y así fue.

En cada una de las discusiones se colaban las diferencias partidarias, que en el fondo escondían el desaire de los cambiemitas a la propuesta de endeudamiento. Uno de los cruces más álgidos se vivió entre el diputado Matías Ranzini y las legisladoras oficialistas Patricia Moyano y Micaela Morán, en torno a una discusión del municipio de Zárate. Entre acusaciones cruzadas y chicanas, el entrevero derivó en la intervención del presidente de bloque opositor, Maximiliano Abad, quien habló de amenazas y generó otro cruce con el mandamás del bloque del Frente de Todos, Facundo Tignanelli.

A tal punto fue la intervención de los zarateños, que los legisladores Walter Carusso y  Mario Giaccobe resaltaron que la Cámara de Diputados no es un Concejo Deliberante y las diferencias domésticas debían quedar por fuera del recinto.

El último tramo de la sesión estuvo dedicado a exponer sobre el intento fallido de tratar sobre tablas el tan mentado endeudamiento. "En el marco de la emergencia, se ha autorizado un endeudamiento. El ministro de Economía (Pablo López) nos ha visitado y todos han podido preguntar. Ese endeudamiento de 66 mil millones de pesos que estaba destinado a pagar deuda anterior. Pequeña mochila le quedó al Gobernador para resolver apenas asumía", disparó Juan Pablo de Jesús. "Estamos hablando de un proyecto de 20 mil millones de pesos para afrontar deudas con proveedores, 8 mil millones de letras, de corto plazo y 500 millones de dólares con tasas que rondan el 2% anual y que tienen objetivos muy claros. Son herramientas que pide el gobernador para hacerse cargo de deudas que otros han generado", sentenció.

A su turno, Daniel Lipovetsky de Juntos por el Cambio apuntó que "le requerimos mucha información a López, porque si bien era claro en cuanto al nivel de endeudamiento, no estaba claro el destino de los recursos. Sus respuestas fueron muy generales. Esta semana tuvimos otra reunión y volvimos a tener el mismo tipo de respuestas. Por eso no podemos tratar el proyecto. También le planteamos al ministro que nos hubiese gustado tratar esta ley con la de Presupuesto. Votamos una prórroga hasta abril y hasta la fecha no fue enviado. Nos gustaría discutir recursos y gastos y no lo podemos hacer". Agregó: "Siempre tuvimos el rol de ser oposición responsable".

A su turno, Abad manifestó: "nosotros nos definimos como una oposición seria y responsable desde el primer día. Recuerdo el debate en diciembre donde se trataba la emergencia, el endeudamiento, todo producto del debate e intercambio de ideas. Totalmente diferente al rol de la oposición durante nuestro gobierno, donde había obstrucción permanente. Nosotros tenemos responsabilidad con nuestra provincia".

Asimismo, el presidente de bloque de Juntos por el Cambio aseguró: "para nosotros la provincia cierra económicamente sin ningún endeudamiento. Claramente faltan un montón de datos. Si no tenemos presupuesto. Por eso la oposición tiene que pedir información. El consenso no es una cuestión de fe. No estamos dispuestos a votar un endeudamiento sin que nos digan cómo van a usar el dinero. Eso puede cambiar la vida o no de un municipio y tenemos derecho a saberlo".

Por último, Tignanelli recogió el guante y subrayó que "el proyecto que veníamos a tratar es uno que necesita el gobierno provincial para hacer frente a una deuda heredada. La verdad que escuché las exposiciones de Juntos por el Cambio y hacen hincapié en la información. Y no dudo de su voluntad de diálogo, pero lamento que cada vez que existe una posición de acercamiento, corran el arco. No es que vinimos a tratar una ley de endeudamiento caprichosa. Las conversaciones se iniciaron hace mucho y cada vez que parece que se va a aprobar, se traba".

Agregó: "se ve que no les preocupaba la información cuando eran gobierno porque no pueden explicar a dónde fue la plata que le prestaron a Macri. Pedimos responsabilidad y seriedad. Dejen de corrernos el arco. No hay falta de voluntad, pero sí hay una necesidad de resolver estos temas lo antes posible. Esperemos poder hacerlo la semana que viene. Necesitamos cumplir con el pacto que hicimos con los bonaerenses cuando asumimos".

Otermín durísimo con Juntos por el Cambio: “Es una irresponsabilidad galopante dejar a la Provincia sin recursos en un momento como este”


El presidente de la Cámara de Diputados de la Provincia de Buenos Aires, Federico Otermín, cuestionó duramente la actitud del Bloque de Cambiemos, que se negó a tratar la Ley de Financiamiento enviada por el Ejecutivo. “Cambiemos bloqueó el tratamiento del proyecto. Dejaron una deuda enorme e impagable y ahora tienen la irresponsabilidad de dejar a la Provincia sin instrumentos y recursos para hacer frente a un momento como éste”, dijo el titular del cuerpo.

“El pedido de financiamiento es clave para afrontar problemas estructurales para la Provincia en términos económicos y sociales, que se vieron agravados en los últimos cuatro años. El propósito es contar con recursos para obras de infraestructura vial, educativa y programas sociales de vivienda y agua potable, que no solo buscan mejorar la calidad de vida de los y las bonaerenses, sino generar empleo y poner en marcha el circuito productivo”, añadió Otermín. 

“Es más de lo mismo. Ya nos corrieron el arco mil veces y eso es porque hay grupos distintos dentro de la oposición que responden a lógicas diferentes. No se ponen de acuerdo entre ellos. Vienen con 10 pedidos, se acercan posiciones, y aparecen 10 pedidos más. Al final son como los bonistas. Siempre piden algo más. Es igual a lo que pasó con las leyes del comienzo de la gestión y así no se puede trabajar. Es una lástima porque era recursos para los municipios, para viviendas, para cloacas y agua. Y quieren sacar una tajada como si fuera la época en que al gobierno provincial lo sobreendeudaron con Wall Street en dólares”, comentó el presidente de Diputados BA. Y planteó: “El gobierno provincial viene haciendo un gran esfuerzo. Hoy los recursos se reparten equitativamente, respiradores, insumos, dinero para el pago de sueldos. Además, parte de los recursos que faltan son resultado de que a principio de año modificaron la Ley Impositiva que justamente buscaba recaudar más para atender las necesidades de la Provincia. Es incomprensible esta actitud mezquina y oportunista. Los llamamos a la reflexión”.   

El proyecto de Ley de Financiamiento, que fue explicado a los diputados por el ministro de Hacienda y Finanzas bonaerense, Pablo López, comprende la autorización de endeudamiento a través de tres formas: con Organismos Multilaterales de Crédito por 500 millones de dólares, que serán destinados a obras que buscan solucionar déficits estructurales de la provincia y atender derechos básicos de población vulnerable. El proyecto también estipula la emisión de un bono para proveedores, por hasta 20 mil millones de pesos para cancelar la abultada deuda heredada con proveedores de la provincia, y una autorización de ampliación por hasta 8 mil millones de pesos para la emisión de Letras del Tesoro, un instrumento de financiamiento en pesos en el mercado local que utiliza la Provincia. Por otra parte, el proyecto de Ley también contempla la extensión del plazo a 18 meses devolución de los recursos distribuidos a los 135 municipios a través del “Fondo Especial de Emergencia Sanitaria para la Contención Fiscal Municipal”. Se trata de préstamos con 3 meses de gracia y con tasa de interés cero. Esta ley resulta fundamental para que la provincia pueda seguir asistiendo a los municipios como lo viene haciendo, de manera equitativa y con criterios objetivos. Desde el comienzo de la pandemia la Provincia ya destinó cerca de $14.000 M a asistir financieramente a los 135 municipios.

“El rechazo de Cambiemos a tratar este proyecto muestra que lo que menos les importa es dar respuesta a la situación de los y las bonaerenses que la están pasando mal. Pareciera que lo único que buscan es un titulito para redes sociales o quedar bien vaya a saber con quién, con la gente seguro que no”, concluyó Federico Otermín.

Hasta ahora, la Provincia contó con la asistencia y coordinación con el Gobierno Nacional, a partir de lo cual, entre otras cosas, se realizó una inversión en salud cercana a los 12.000 millones de pesos, incluyendo la construcción de 9 hospitales modulares, la incorporación de 1.318 nuevas camas entre internación común y críticas, la compra de más de 27 millones de barbijos y más de 21 millones de kits de protección para el personal, la entrega de 911 respiradores, la reactivación de 125 obras de infraestructura sanitaria, y la incorporación al sistema de salud público de 3.608 profesionales.