EN MEDIO DE LA POLEMICA
29/07
Lío Pecoraro se defendió de las acusaciones de Susana Roccasalvo
El periodista desmintió a la conductora de "Implacables" y explicó cuándo y por qué motivo llamó a su compañera de El Nueve
En la mañana de ayer, se conoció la noticia de que Susana Roccasalvo había efectuado una denuncia por "hostigamiento y amenazas", ya que mientras salía al aire desde su celular para su programa, Implacables, recibía insistentes llamados que le interrumpían la comunicación.

Según explicó el abogado de la conductora, Mauricio D´Alessandro, en Nosotros a la mañana, luego de una investigación a cargo de la división de delitos cibernéticos la Justicia de la Ciudad, se comprobó que el teléfono del que partían esos llamados pertenecía a Lío Pecoraro.

El periodista de Todas las Tardes se enteró en ese preciso momento de la causa en su contra. Y, después de dejar la parte legal en manos del doctor Fernando Burlando, aprovechó el espacio que le brindó la conductora del programa de El Nueve en el que participa para hacer su descargo.

"Voy a defender siempre a la gente que trabaja conmigo", señaló enfática Maju Lozanom quien se mostró decepcionada porque su colega no llamó a su compañero antes de hacer público el episodio. Por lo que le dio el espacio al periodista para que explicara lo que creyera necesario.

"En el día de hoy me empieza a sonar el teléfono sin parar. Me dicen: 'Poné El Trece' que están diciendo que Susana Roccasalvo te denunció por hostigamiento y amenazas'. Si yo no hubiera visto la televisión esta mañana, jamás hubiera creído que eso estaba ocurriendo realmente", comenzó diciendo Pecoraro. Y continúo: "La situación es que Susana Roccasalvo entiende que hay alguien que la venía llamando para interrumpir su programa al aire desde un teléfono de identidad privada. Manda a hacer una investigación y salta un número que me pertenece, es cierto. Claramente llamé a Susana Roccasalvo, tengo el listado de los llamados. Y la he llamado a Susana Roccasalvo como llamo a tantísimos colegas, estando o no al aire. Idiota sería de mi parte, hacerlo desde mi casa queriendo ocultar esa identidad, haciendo tantos años que trabajo en este medio y creyendo que eso jamás hubiera saltado".

Enseguida y leyendo la causa, Lío hizo referencia a las dos oportunidades puntuales que había marcado la conductora, el 30 de mayo y 16 de junio, exhibiendo la sábana de comunicaciones con las que demostró que entre sus llamadas había habido un montón de otras provenientes de otros teléfonos. El periodista dejó en claro que él siempre la llamó para pasar algún tipo de información, algo que según dijo también hace habitualmente con otros conductores como Beto Casella. Y destacó que para él el celular era una herramienta de trabajo y que a su colega le faltaba "aggiornarse" a nivel técnico.

"Me llama poderosamente la atención que la denuncia sea hostigamiento y amenazas. Decir que un compañero del mismo canal te está amenazando como reza en la denuncia, es extremadamente delicado. Así lo tomo yo. Porque soy un tipo que labura hace añares en el medio. Nadie me regaló nada. Todo lo conseguí golpeando puertas. Y soy una persona de bien. Mi conducta profesional, que puede gustarte o no, es intachable. Y la de ser humano también. Porque me considero un buen tipo, no un hijo de p...Que los hay y de sobra", sentenció Pecoraro.

Luego explicó: "Yo no sabía que Roccasalvo usaba su mismo teléfono para salir al aire. Podría haber usado una computadora u otro teléfono, como hacemos muchos. Ahora, que diga que yo la hostigué y amenace... Quiero que me demuestren dónde hay un contacto de comunicación, dónde hay una amenaza. Quiero entender que se equivocó. Como mujer de bien que es, quiero entender que que malinterpretó".

Después, Pecoraro se mostró sorprendido de que su colega hubiera dicho en una entrevista que "si hubiera tenido que pensar de alguien, como primera medida, hubiera puesto mi nombre". El periodista habló de una relación de afecto con la conductora, que por momentos fue más cercana y en otros más lejana, y remarcó que le ha pasado a Roccasalvo mucha información para su programa. Y remarcó: "Jamás tuve la intención ni de hostigar y jamás amenacé a nadie".

El periodista dijo no entender por qué, si la conductora se había enterado de esto el viernes pasado, no lo había llamado en todos estos días para aclarar la situación: "Me van a tener que probar la amenaza que reza en la denuncia. Van a tener que demostrar que yo hostigué y amenace a Susana Roccasalvo. Porque yo, livianamente, no me voy a ganar ese título", advirtió.

Y para terminar, Pecoraro aseguró tener "la conciencia tranquila" y dijo que pedía "disculpas" si la conductora se había sentido intimidada por sus llamados, pero que ahora todo iba a quedar en manos de su abogado.