LA TECLA MAR DEL PLATA
28/07
"El delito mutó para peor"
El jefe de la Policía Departamental analiza el mapa del crimen en la ciudad. Además detalla sus objetivos en materia de seguridad, habla del vínculo con Berni y de la gestión del COVID.

Lucio Pintos, desde mayo, es el nuevo jefe de la Policía Departamental de General Pueyrredon. El hombre que asumió hace poco más de dos meses cuenta con un amplio currículum, con experiencia a cargo de varias comisarías, no sólo en la ciudad, sino también en localidades cercanas.

“Empecé en la ciudad, en la comisaría Cuarta. Luego estuve en la Brigada de Investigaciones (la actual DDI), y después, a cargo de las comisarías Primera, Segunda, Tercera, Casino, Miramar, Decimotercera, Destacamento Vial de Balcarce, Distrito Norte de Mar del Plata, el comunal de Villa Gesell, Jefatura Departamental Pinamar y, ahora, Mar del Plata de nuevo”, detalla.

En diálogo con La Tecla Mar del Plata (www.lateclamardelplata.com.ar), Pintos profundiza sobre el mapa del delito en la Comuna, dentro de un contexto de crisis económica y social que genera una tendencia en alta. A la par, asoma la gestión del COVID y el vínculo con el ministro Sergio Berni.

-¿Con qué situación se encontró en su vuelta a Mar del Plata?
-Con una cantidad de efectivos acorde a las circunstancias, hemos logrado que la Policía Local esté activamente funcionando con la provincia de Buenos Aires. Más allá de eso, el Comando está con las dificultades que tiene todo parque automotor, que se va desgastando, pero siempre tratando de solucionar y tener la mayor cantidad de cuadrillas cubiertas.

-¿Cuáles son sus objetivos para la Departamental?
-Poner la mayor cantidad de policías en la calle, a fin de crear una prevención acorde a los lineamientos que nos bajan desde el Ministerio de Seguridad y de tener la convicción de que esto tiene que ir cambiando paulatinamente. En este caso, incrementamos la cantidad de policías en bicicleta, lo cual, para el micro y el macro centro comercial viene muy bien. Había 16 bicicletas y ahora va a haber 32, divididas en dos turnos.

-¿Con qué cantidad de efectivos cuenta la ciudad?
-En la fuerza de Provincia estamos en 1.600 efectivos, divididos en cuatro turnos y distintas especialidades.

-¿Y es suficiente?
-Nunca es suficiente. La sociedad fue cambiando a lo largo de los años; hoy estamos en una sociedad mucho más violenta, y esto nos lleva a que tengamos que ir cambiando el paradigma de lo que es la seguridad. El pilar de toda sociedad es la educación, y si la educación no está a la altura de las circunstancias, en un futuro vamos a tener más problemas de los que tenemos hoy.

-¿Hay mayor virulencia en los delitos?
-No es lo mismo que hace 20 años; antes era imposible que ingresaran en la casa de un anciano de 80 años y le pegaran. No se pasaba por la cabeza que una persona de 15 años le pudiera pegar a un mayor. Antes, los delitos eran otros; los asaltos siempre existieron, pero ingresar en la casa de una persona desprotegida, no. Te das cuenta de que el delito cambió y mutó para peor.

-El ministro Berni ha advertido sobre un crecimiento del delito producto de la crisis económica. ¿Se observa esto en la calle?
-En el principio de la cuarentena, el delito bajó considerablemente. Luego de que la cuarentena se fue flexibilizando, los delitos volvieron a tener los mismos parámetros que en los meses anteriores. Más o menos, la cifra que se maneja es de entre 10 y 15 detenidos por día.

-Se habla de que se están registrando personas detenidas por primera vez. ¿Es así?
-Como policía, no chequeamos si las personas aprehendidas tienen antecedentes. El antecedente surge cuando la persona es condenada, no en este caso, que la persona está privada de la libertad y con una preventiva sobre sus hombros.

-¿Hay preocupación por lo que pueda pasar a futuro?
-No se puede hacer futurología. Cuando se dé la situación de incremento de delitos estaremos a la altura de las circunstancias.

-¿Qué modalidad están observando con mayor preponderancia?
-El ingreso a viviendas y los cuentos del tío están a la orden del día, más que nada con gente mayor.

-El intendente Montenegro impulsó la creación de la Patrulla Municipal. ¿Se está coordinando con esa área?
-Todo eso está en estudio, y seguramente en un futuro se va a estar coordinando. El Municipio podría aportar vehículos para hacer patrullaje intensivo.

Drogas y delitos complejos

“Hay que cambiar el paradigma en la lucha contra el narcotráfico”
Pintos plantea que hay que abordar la problemática “desde otro plano”. Además opina sobre los recaudos que hay que tomar en la materia al ser una ciudad con puerto, y detalla las acciones en la zona roja.

-¿Cuál es la situación de la ciudad con respecto a drogas ilícitas y crimen organizado?
-Hay que cambiar el paradigma de la lucha contra el narcotráfico. Las grandes potencias han fracasado. No soy mentor para hacerlo, pero seguramente habrá que atacar desde otro plano. Eso será materia de estudio, para poner en funciones un sistema que permita que esa desgracia que les sucede a muchos individuos pueda ser controlada y eliminada.

-Toda ciudad con puerto, como Mar del Plata, tiene un fuerte movimiento de personas y de drogas ilegales. ¿Cómo se interviene?
-Es un tema delicado y hay que tener una fuerza importantísima en la lucha contra el narcotráfico. Desde el Estado se incrementan todas las políticas para combatirlo, y así y todo es  extremadamente complicado. El año pasado hubo detenciones importantes, pero obvio que hay  mucho más para trabajar.

-¿Cómo es la intervención en la zona roja?
-Continuamente se patrulla la zona. Solemos tener llamados de vecinos. Es un lugar que está permanentemente controlado. La situación, a veces es problemática y hasta caótica para los vecinos.

“No se trabaja en conjunto con las fuerzas federales”

-¿Cómo es el vínculo hoy en día con el resto de las fuerzas de seguridad, principalmente en lo que respecta al ámbito federal?
-Tenemos diálogo. Por el momento, no se trabaja en conjunto con las fuerzas federales. Ellos están también en lugares estratégicos y hacen un trabajo loable para la seguridad en Mar del Plata y Batán.

-¿Y a qué corresponde esa falta de trabajo en conjunto?
-La verdad que desconozco.

La gestión del COVID

-¿Cómo analiza el despliegue policial en el marco del COVID, mirando principalmente el rol en el control del cumplimiento de la cuarentena durante todos estos meses?
-En lo que respecta a las actas de DNU, se hicieron 18.063 notificaciones hasta el día de la fecha. Y es continuo el trabajo. Lo que pasa es que se hace duro llevar una cuarentena de 120 días y en un momento, los controles se van flexibilizando.

-Al igual que el personal de salud, los efectivos de seguridad son la primera barrera de defensa frente al virus. ¿Hay temor de contagios entre los agentes?
-Tenemos la suerte de que hay un solo policía contagiado, que está en Balcarce y actualmente se desempeña en el Boquerón. Además hay tres efectivos con COVID positivo que pertenecen a la subdivisión de la DDI Balcarce. Pero están todos controlados. Hay acompañamiento del Municipio para que podamos hacer nuestro trabajo en los retenes.

La relación con Berni y las autoridades municipales

“Seguimos los lineamientos del señor ministro de Seguridad. Es una persona intachable en el sentido de que tiene muchísimos años en la especialidad, que sabe de lo que habla. Es licenciado, abogado y médico; no es un improvisado”, asevera el comisario mayor en relación al vínculo con Berni.

-¿Cómo es la relación con las autoridades de seguridad de la Municipalidad, con el secretario Darío Oroquieta a la cabeza?
-La relación es excelente con el Municipio y con los foros de seguridad vecinal. Hay un diálogo asiduo, continuo y ameno, para tratar de que todos los sectores estemos a la altura de las circunstancias para brindarles seguridad a los ciudadanos de General Pueyrredon.

El caso ligado a un posible gatillo fácil

El 5 de julio, en la ruta 226, Brandon Romero, un joven de 18 años, fue asesinado de 7 balazos por un policía de la Bonaerense ante un supuesto intento de robo.

En proceso judicial, la familia del joven planteó que se trata de un caso de gatillo fácil. Al respecto, Pintos sostiene: “Al igual que los casos de defensa propia, cada individuo tiene su accionar. Este hombre pertenece a las fuerzas policiales. La Justicia es la que deberá determinar si fue legítima defensa o no de parte del agente”.

La postura ante la defensa propia

-El mes pasado tuvimos el caso del hijo de un contador que mató de diez balazos a un delincuente. Esta semana, un caso similar de un jubilado. El tema de la defensa propia está en los medios. ¿Cómo se para usted frente a este debate?
-Cada ser humano actúa en ese momento de la manera que actúa, y después, la Justicia entenderá, comprenderá o castigará el accionar de ese individuo. Yo no me puedo poner en la cabeza de todas las personas que cometen algún que otro delito. Mi postura es que eso no tendría que existir, porque esa persona no tendría que haber entrado en ese domicilio.

-Que una persona se autodefienda frente a un robo, ¿no habla de cierto déficit en la prevención y seguridad?
-Capaz que hubo una falencia, porque ese ciudadano no se tendría que haber defendido por su propia mano.