20/07
Argentina podría tener la peor caída económica de la región tras la pandemia
Así lo establece un informe de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe de las Naciones Unidas, que prevé un aumento de la pobreza en el país del orden del 10,8%. "Ya el país mostró muy malos números incluso en comparación regional. La caída de actividad en abril fue la segunda más grande después de Perú", apuntó el economista Ivan Carrino a LaTecla.info
La pandemia del coronavirus generó una crisis económica mundial, que en algunos casos profundizó los descalabros financieros que arrastraban los distintos países. Argentina no es una excepción, por lo que las arcas nacionales se verán muy afectadas. En casi todos los pronósticos lo ubican como el más golpeado de la región.

En este sentido, el último informe de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe de la Naciones Unidas (CEPAL) ubica a Argentina como el país que más aumento de pobreza tendrá en América Latina. Del estudio se desprende que la pobreza subirá 10,8% en Argentina, 7,7% en Brasil y 7,6% en México, cifras que hasta triplican las previsiones para el resto de los países.

El escenario pronosticado es desolador: el PIB caerá 9,1%, se sumarán 45,4 millones de nuevos pobres, se perderán 8,5 millones de empleos durante los próximos seis meses y 2,7 millones de empresas cerrarán sus puertas. El documento advierte de que los efectos serán tan devastadores que el PIB per cápita de los latinoamericanos caerá a valores de 2010. 

“La producción industrial en México cayó un 29,3% interanual en abril, mientras que la actividad total de la economía en el mismo período disminuyó un 26,4% en Argentina, un 15,1% en Brasil, un 14,1% en Chile, un 20,1% en Colombia y un 40,5% en el Perú”, apunta el informe de la Cepal. Con base en estos datos, la comisión proyecta, para el conjunto de la región, “una caída promedio del PIB del 9,1% en 2020, con disminuciones del 9,4% en América del Sur, 8,4% en Centroamérica y México, y 7,9% en el Caribe”.

Al respecto, LaTecla.info se comunicó con el economista Iván Carrino, quien manifestó que 
"Era esperable esto, la caída económica en Argentina va a ser muy grande, peor de lo que va a pasar en otros países. Ya el país mostró muy malos números incluso en comparación regional. La caída de actividad en abril fue la segunda más grande después de Perú"
.

En la misma sintonía, Carrino añadió: "Cuanto más alta la caída económica, más alta la pobreza. Y en un país donde está tan descontrolado el nivel de inflación, afecta porque ajusta el salario real, cae el salario en términos reales, la gente tiene menos para consumir y cae bajo la línea de pobreza".

Respecto de la gestión del gobierno nacional, el economista señaló que "En materia económico, lo primero que hizo el gobierno fue dejarla en segundo lugar. Tomó la decisión deliberada de frenar la economía porque entendió que esa era la manera de enfrentar el coronavirus. Como respuesta a eso, salieron a bancar el salario privado con el ATP y a dar subsidios a todos aquellos que están en el sector informal, y estableció el IFE. El tema son las posibilidades reales que tiene el Estado argentino de financiar eso de forma sostenible".

Agregó: " Ahí aparecen los números fiscales, que son absolutamente aterradores. Estamos en el peor déficit fiscal de los últimos 40 años. Hoy no hay números oficiales, pero debe andar por el 10% del PBI, eso no se ve desde la guerra de Malvinas. El gobierno frenó la economía y todo va a déficit fiscal. La inflación bajó producto de que hay menos demanda porque la gente no consume. Pero amenaza con ir para arriba. Porque todo este gasto adicional se financia con emisión monetaria y eso es muy riesgoso".

En tanto, Carrino indicó: "La crisis golpea más fuerte de lo que debería porque la cuarentena fue muy dura. El primer paso es volver a la normalidad, pidiendo a la gente que se cuide, pero permitiéndole que trabaje. Es falso eso de que por más que abras la gente no va a ir a los comercios".

Asimismo, el economista explicó: "Crisis económica va a haber. Aunque se haga todo bien, porque hay problemas en otros países. El tema es que sea lo menos grave posible. Con una cuarentena muy dura y destruyendo las cuentas fiscales, metés por un lado un efecto de corto plazo que la crisis y la recesión es más dura, y a mediano plazo la incertidumbre con el día después".

Sobre el plan del gobierno, advirtió: "Si no podés financiar el déficit con otra cosa que no sea emisión monetaria, entonces tenés que hacer algo con los pesos. Hoy están todos en Leliqs. ¿Qué pasa cuando mañana los quieran sacar todos de los bancos? Ahí le están pagando el 20% anual y la inflación es 40%...¿van a subir las tasas de interés en el banco Central? Siempre estuvieron en contra…"

Sentenció: "El plan del gobierno desde el inicio fue reactivar la economía con aumento de gasto público, baja de la tasa de interés y restricción de importaciones. La pandemia reforzó todo: el gasto público aumentó un 100%, antes aumentaba pero no tanto. Las tasas de interés no las bajaron más porque ya las habían bajado un 27 puntos, lo que era absolutamente desquiciado. Este es el plan, lo que pasa es que se chocaron con la pared de que no hay plata para financiarlo".