NEUQUEN
16/07
Construyó un túnel de 10 metros bajo la nieve para poder salir de su casa
La puerta había quedado sepultada, por lo que decidió hacer un pasadizo. Le puso hasta luces de colores para iluminarlo por la noche
Hace días que venimos hablando de las intensas nevadas en el sur. En este contexto, Carlos "René" Bertolini, un vecino de Caviahue tomó la decisión de construir el corredor cuando la puerta de su hogar quedó sepultada.

Acostumbrado a las nevadas pesadas del invierno y a los vientos que mueven las dunas blancas y cambian el paisaje urbano en cuestión de horas; este instructor de esquí de 57 años y empleado de Termas que vive en Caviahue desde 1986, año en el que se fundó la paradisíaca villa que se encuentra al lado del volcán Copahue, cavó un túnel de 10 metros y techo abovedado para poder salir de su casa.

Según el propio René relató a LM Neuquén, el día que intentó salir de su casa después del temporal, supo que tendría que tomar la pala y ponerse a trabajar para despejar el ingreso. Podía evitarlo y subir a esa montaña para bajarla nuevamente hasta llegar a la calle,  pero en cambio a este instructor de esquí se le ocurrió cavar un túnel.

Comenzó a la mañana, palada tras palada, cavando y retirando la nieve que obstaculizaba el camino, y a la tarde, prácticamente lo terminó.

Al día siguiente, otra intensa precipitación volvió a cubrir todo de blanco. Y una vez más, René puso manos a la obra y continuó hasta lograr el túnel que lo llevara a la calle.

No conforme con la obra terminada, decidió comenzar a trabajar en los detalles: alisar las paredes, apisonar la nieve del suelo y hasta darle un toque de calidez con la instalación de luces coloridas. Así, a la noche o a la madrugada cuando todavía no sale el sol, el túnel de hielo se ve iluminado en esa curiosa profundidad de tonos celestes, como si se tratara de una construcción planificada que quedó como anexo a la propiedad.