ENFRENTAMIENTO VIRTUAL
04/07
La disputa en la calle y en las redes
En medio del Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio, la grieta se hace sentir. Quiénes son los dueños de las redes y quiénes ganaron la calle. Manifestaciones en tiempos de pandemia.

Mientras el coronavirus no da tregua, la puja política sigue su curso. La grieta se hace cada vez más grande entre el oficialismo y la oposición, que busca tomar el control de las calles y
las redes sociales marcando la cancha al Gobierno, que todavía se mantiene firme en las encuestas, a pesar de la extensión de la cuarentena.

La pandemia se convirtió en el bautismo de fuego para el Presidente, Alberto Fernández, quien rápidamente tuvo que reaccionar para ponerle un freno. Con la implementación del Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio (ASPO), su imagen fue en ascenso y dejó desorientados a sus adversarios en un escenario poco conocido. A pesar de ello, las críticas
no se hicieron esperar y, con el trascurso de los días y tras cada anuncio de extensión y endurecimiento de la cuarentena, los opositores encontraron un caballito de batalla para galopar en un ámbito cómodo como son las redes sociales.

El ala más dura, principalmente de Juntos por el Cambio, no tardó en cuestionar el impacto económico de las medidas nacionales, como también la actuación sanitaria del Gobierno. Las publicaciones en Twitter y otras plataformas digitales comenzaron a multiplicarse, a pesar de que un grupo más moderado (sobre todo el que ejerce cargos públicos, ya sean
provinciales o municipales) se mantuvo en la línea del Gobierno, de preservar el cuidado de la salud.

Cada ámbito tiene en sí sus adeptos. Históricamente, con algunas excepciones, en las grandes concentraciones fueron protagonistas las clases populares (o bien de izquierda), que se magnificaron durante los gobiernos peronistas o de signo más progresista. Sin embargo, con la llegada de las nuevas tecnologías, la ciberpolítica comenzó a tomar un nuevo impulso, y en los últimos años fue el campo de batalla donde la denominada
grieta entre el oficialismo y la oposición empezó a agigantarse.

El analista político Rosendo Fraga dialogó con La Tecla y destacó: “La oposición moviliza sectores medios urbanos y rurales. En ellos, los liderazgos son relativamente débiles, pero tienen un nivel de actividad importante en las redes”.

El proyecto de intervención y expropiación de la cerealera Vicentin que impulsa el Ejecutivo nacional dejó al descubierto el rol de cada espacio en la actual coyuntura. El ala más dura de la oposición supo sacar provecho de las redes y, mediante una insistente convocatoria, llamó a realizar un banderazo contra el Gobierno el pasado 20 de junio, con poco reparo de las restricciones sanitarias. Las movilizaciones se hicieron sentir en las principales ciudades y la postal más representativa se ubicó en el norte de la provincia de Santa Fe.

Con un panorama de creciente preocupación por el avance del coronavirus, el oficialismo no tardó en responder. Un grupo mostró su asombro y no titubeó al considerar que la oposición
estaba ganando las calles con camionetas y tractores. El llamado a recuperar un espacio
propio no se hizo esperar, ¿pero quién es realmente el dueño de la calle?.

El clima electoral de 2019 transformó y resignificó la apropiación del espacio público. El expresidente Mauricio Macri, en su frustrado intento de ser reelegido, realizó una caravana a lo largo y ancho del país, donde llamó a sus partidarios a movilizar para respaldarlo. Con el avance en la expropiación de Vicentin, el ala opositora recordó el sabor de movilizarse y ocupar los espacios, esta vez para manifestar su descontento al Gobierno.

Los más críticos a las recientes movilizaciones y a los ruidos de las cacerolas, como también a los tuits más reaccionarios, no dudan en minimizar el verdadero impacto de los reclamos.No obstante, es el Gobierno nacional el que maneja, con sus acciones y discursos, la actual agenda política, y con ello, el lugar que tiene la oposición al avanzar o
retroceder, ya sea en las calles o en un escenario virtual en el actual contexto de pandemia, que será otro de los puntos de enfrentamiento. 



Julio Bárbaro - Dirigente Justicialista
"La oposición está contrariada"

El histórico dirigente peronista Julio Bárbaro dialogó con La Tecla sobre el avance de los
reclamos opositores y su poder de convocatoria a movilizar. Al respecto indicó: “Cualquiera que tiene lucidez sabe que la oposición está más contrariada que el Gobierno y esas movilizaciones están más cerca del ridículo que del encuentro de una postura”.

En referencia a la apropiación del espacio público reflexionó: “No tienen sentido y están debilitándose cada vez más. Movilizar es encontrar una verdad, con un rencor, no alcanza. Con motivos como Venezuela o Vicentin, no es suficiente”.

Sobre el poder de movilización de cada sector señaló: “La oposición no tiene idea y el Gobierno, tampoco. Cuando son Gobierno tienen la garantía de poder, y la oposición, lo
único que logra es golpear la cacerola”. En esta línea arremetió que la oposición “es un ejército de desertores”.


Carlos Germano - Analista político
"La oposición trabaja con los sectores de clase media-urbana"

El analista político Carlos Germano habló con La Tecla e hizo referencia a los posicionamientos de cada bando en el actual contexto. Al respecto expresó: “De alguna manera se generó un movimiento con la intervención y expropiación de Vicentin, donde hubo fallas de comunicación por parte del Presidente (Alberto Fernández), sin terminar de evaluar el tema en su conjunto”.

Respecto del poder de convocatoria a la calle por parte del arco opositor, como también del uso de las redes sociales, el consultor puntualizó: “Lo que tiene la oposición es que maneja muy bien las redes sociales y fundamentalmente trabajando con los sectores de clase media urbana, que, lamentablemente, se han manifestado en muchas oportunidades ganando las
calles”.

En esta misma línea, Germano agregó: “Después de las PASO, el gran trabajo con las marchas a la candidatura de Mauricio Macri o contra el Gobierno de Cristina Kirchner
dejó en claro que tienen un manejo de las redes diferente a lo que se conoce como ´ganar las
calles´ en el sentido que lo hace el justicialismo o la izquierda. Además saben utilizar situaciones de angustia, bronca o estrés muy fuerte que viven grandes sectores de la sociedad con el aislamiento, y con eso pueden generar descontento”.



Pablo Díaz - Analista
"Las redes sociales facilitan la llegada del mensaje"

El analista político Pablo Gustavo Díaz dialogó con La Tecla e hizo referencia al rol de cada espacio en las redes y, también, en las calles. Al respecto puntualizó: “Cualquier medio que se utilice, ya sean redes sociales, medios de comunicación masiva o el boca a boca, lo que importa es el mesaje. Las redes sociales facilitan la llegada de ese mensaje a los públicos”.
En esta misma línea agregó: “La oposición a Alberto Fernández no pudo dar con la forma para erosionar el discurso del Gobierno, salvo con el tema de Vicentin; esa es la primera vez donde el arco opositor se aprovecha de eso, lo que deriva en el banderazo nacional”.



Hugo Godoy - Secretario general de ATE
"La calle no es el escenario de manifestaciones políticas"

El secretario general de ATE, Hugo “Cachorro” Godoy, dialogó con La Tecla y se refirió al rol de movilización del oficialismo y la oposición. En esta línea señaló: “Está todo muy magnificado por la capacidad de impacto de los grandes grupos económicos. Son
manifestaciones, muy pintorescas, muy reaccionarias, en algunos casos, y todavía son pequeñas y aisladas. Se destacan en un momento donde la calle no es el escenario de manifestaciones políticas, por razones que son obvias. Cualquier encuesta demuestra que el
80 por ciento de la población sostiene que el Estado tiene que asumir las mayores
responsabilidades para afrontar la emergencia, y en general hay buenas opiniones sobre esas medidas”.

Acerca de las convocatorias del arco opositor sentenció: “El tema es ver dónde se ubican las
movilizaciones. La oposición está potenciada por grandes grupos económicos que responden a un mismo interés y arman una gran campaña, donde pareciera que la movilización que hubo en Avellaneda (Santa Fe) fue una marcha en el obelisco”.

“Hay un 25 por ciento de opinión favorable a lo que era el macrismo, según algunas encuestas, pero eso no quiere decir que la oposición tenga un poder de disputa en cuanto a un consenso mayoritario respecto a las medidas del Gobierno” concluyó el dirigente gremial.



Jorge Landau - Apoderado del PJ nacional
"Se rompen las reglas de juego y los contornos por donde pueden moverse"

También dialogó con La Tecla el apoderado del PJ nacional, quien analizó el actual contexto de manifestaciones. Explicó al respecto: “La función de la oposición es oponerse, y así funciona el sistema institucional; eso no quiere decir que se haga cualquier cosa. Tienen todo el derecho de protestar, y si se quiere, en la calle; pero estamos en una situación de emergencia sanitaria, y esto impone determinados límites. No se puede instrumentar algo cometiendo potencialmente un delito, eso marca los entornos donde se pueden realizar los
actos de protestas. Pienso que se rompen las reglas de juego y los contornos donde pueden moverse, y si eso constituye un delito, no se puede proponer masivamente en las redes”.

Añadió Landau: “Al momento de ser oposición teníamos límites, porque si hay una pandemia se deben respetar los protocolos y quedarse en su casa. Es algo que tiene que hacer toda la gente”.

En referencia al poder de organización para ganar espacios por parte de la oposición recalcó: “Lo que se vio el 20 de junio es lo máximo que alcanzan, porque se esforzaron para crear un enfrentamiento con el Gobierno, precisamente porque trataron de recrear un esquema dramático como fue durante el gobierno de Cristina Kirchner con la 125; lo promovieron, lo armaron y trataron de aprovechar la fuerza del campo y el interior”.