PANDEMIA
29/06
La Corte Suprema vuelve al ruedo: levanta la feria en las cámaras nacionales y federales
El máximo tribunal de justicia resolvió retomar su actividad, así como también en otros juzgados del país. Los de primera instancia y los tribunales orales, seguirán sin trabajar. 
La Corte Suprema de Justicia resolvió levantar la feria judicial extraordinaria que regía desde marzo para el propio tribunal y para las cámaras nacionales y federales en el marco del ASPO. Sin embargo, decidió prorrogar la feria en juzgados de primera instancia y en los tribunales orales.

Hasta ahora, el máximo tribunal había prorrogado su feria casi en forma automática, a la par de los decretos del gobierno nacional que extendían la cuarentena en el Área Metropolitana. Ahora, promovió la apertura de algunos tribunales relevantes que estaban cerrados.

En la acordada, los miembros del máximo tribunal dispusieron suspender plazos procesales, implementar protocolos especiales de salud y priorizar el trabajo remoto, con presencia mínima de personal. 

Además, se mantienen las licencias excepcionales para los grupos de riesgo frente al COVID-19 y solicitó que se arbitren los medios necesarios para garantizar la atención virtual ante presentaciones y consultas.

El máximo órgano judicial ya había resuelto levantar la feria judicial en 14 provincias en las últimas semanas: algunas ciudades de Buenos Aires, Catamarca, Tierra del Fuego, La Rioja, Santa Fe, Corrientes, Tucumán, Chubut, Mendoza, Santa Cruz, San Juan, San Luis y Córdoba. 


La situación en la Provincia

De a poco, la Justicia bonaerense pone en marcha su "nueva normalidad". Desde el pasado jueves ya se pueden iniciar por medios electrónicos todo tipo de causas y no sólo aquellos casos urgentes o que puedan prescribir, de los fueros Civil y Comercial, de Familia, Laboral, Contencioso Administrativo y Juzgados de Paz a partir del 25 de junio.

Lo hizo a través de la resolución 593 que tiene el objetivo de avanzar hacia la mayor normalización del servicio de justicia, "en consonancia con la protección de la salud de todas las personas de justicia involucradas y la tutela judicial efectiva".

La medida establece que estas novedades "no alteran la modalidad de prestación del servicio de personal actualmente vigente", lo que implica que no aumentará la cantidad de empleados que deberán ir a trabajar de modo presencial.