INFORME ESPECIAL
28/06
Abella contra las instituciones
El intendente de Campana avanzó sobre la división de poderes y creó una agencia de recaudación que suprime las facultades del Legislativo local. Además, aseguran que intervino en la renuncia del titular de la Unión Industrial de Campana. Silencio en el entorno del alcalde macrista.

La pandemia por el virus COVID-19 se convirtió, en algunos casos, en la excusa perfecta para moverse con comodidad mientras los ojos de la ciudadanía se posaban sobre los más de 100 días de aislamiento. Así ocurrió en Campana, comuna comandada por el macrista Sebastián Abella, y que logró, en 2019, sobrevivir a la oleada de derrotas de Juntos por el Cambio en la provincia de Buenos Aires.

Es que, mientras los y las vecinas del distrito del norte de la Primera Sección electoral centralizaban sus preocupaciones en las diferentes fases de aislamiento social preventivo y obligatorio, Abella aprovechó para mover sus fichas e ir contra las instituciones del distrito. “Viene chocandola con las instituciones”, resumieron a LaTecla.info desde el oficialismo distrital.

En definitiva, el jefe comunal dispuso la creación de una agencia de recaudación local que supere las atribuciones del Poder Legislativo distrital, es decir, el Concejo Deliberante. Incluso, en las últimas horas fue denunciado por la creación de dicha agencia de recaudación y por ubicar a una concejal al frente del organismo.

En primer término, conforme explicó la concejal del Frente de Todos, Soledad Calle, la agencia viola la Ley de Orgánica de las municipalidades e “incorpora funciones inconstitucionales borrando de toda intervención en términos fiscales e impositivos al Concejo Deliberante. La agencia podría aumentar tasas, crearlas, disponer sobre la utilidad de esas tasas, eximirlas, etc, todo sin pasar por el Concejo”.

Claro, el nacimiento de la agencia tuvo su paso por el legislativo local, donde el intendente cuenta con mayoría gracias a 11 bancas propias y mientras la oposición divide sus 9 escaños entre 7 de Todos y 2 del Vecinalismo Radical. Así, aseguraron que el bloque oficial funciona como una escribanía y el debate fue un mero trámite.

En ese marco, en las últimas semanas, Abella designó como titular de la agencia recaudatoria a la actual concejal Romina Vulich e incurrió en una violación a la Ley de Orgánica de los municipios (LOM). Es que, Vulich fue una de las defensoras de la nueva agencia y votó a favor, por lo cual está prohibida de asumir un cargo rentado que fuera creado durante su mandato, tal cual lo establece la LOM. Por ello, se presentó una denuncia ante la Unidad Fiscal de Delitos Complejos.

El anuncio de Vulich como titular de la Agencia de Recaudación de Campana fue el primero de junio a través de una reunión virtual de gabinete. En la misma, Abella anunció a su equipo que desde ese día ingresaba en funciones. No obstante, con el avance de la denuncia por incumplimiento de deberes de funcionarios público, la misma no se oficializó en el Boletín Oficial local y desde la comuna sostienen que no se incurrió en un delito.

En ese marco, desde la querella remarcaron a este medio que el jefe comunal “aprendió muy rápido del mal peronismo” y consideraron que Abella tomó prácticas de los denominados “Barones del Conurbano” al avanzar sobre la división de poderes. Así, el abogado Gustavo Barros señaló que la creación de la agencia recaudatoria es una medida “antidemocrática y antirrepublicana”.

Asimismo, señaló que la marcha atrás con la designación de Vulich despertó suspicacias sobre maniobras espurias en el Boletín Oficial distrital. Conforme a lo denunciado desde el B.O 59 al 66, solamente se publicaron 28 decretos de un total de 102, los 74 restantes figuran con “texto abreviado” y sin detalle público. Por lo cual, se aguarda el avance de la investigación. 

El avance del intendente del PRO sobre el Poder Legislativo local no fue el único durante los días de pandemia, sino que quebró las relaciones con la Unión Industrial de Campana (UIC) y, según dicen, para ello se movió entre las sombras. 

Es que, desde la UIC hicieron pública una solicitada en contra de la postura del Ejecutivo comunal de establecer importantes aumentos en las tasas locales. 

Por caso la tasa de Barrido y Limpieza sufrió aumentos de entre 100 y 500 por ciento, la tasa vial (al combustible) pasó de $0.40 a $1.10 por litro de  nafta. Además, las habilitaciones de comercios e industrias aumentaron en promedio 200 por ciento, y se crearon "tasas ambientales" que provocan recargos en los pañales y los aerosoles en general, del orden de $1 por cada uno, que debe abonar "el mayorista/el minorista y todo canal de comercialización" por lo cual se traslada al precio final.

“No habla con nadie, no es solo con los opositores”, comentaron desde el Concejo Deliberante.

En tanto, desde la comuna remarcaron que “se peleó con la cámara de la industria y la del comercio por estos aumentos”. Inclusive, en el distrito sostiene que Abella estuvo detrás del derrotero que acabó con Angel López, presidente de la UIC, presentando su renuncia.

“Renunció después de las discusiones con él, lo hizo renunciar”, sentenciaron y explicaron que “la UIC históricamente tuvo como presidente a algún dueño de fábrica y López no era dueño, es gerente de TECMACO”. En ese sentido, detallaron el accionar de Abella: “Hubo un llamado al presidente de la firma, intervino en eso”.

De esa manera, desde el norte de la Primera Sección electoral señalaron que “está empezando a cambiar la percepción sobre él (Abella) porque lo expone muy fuerte en sus debilidades. Ahora tiene muchas tensiones internas, cosas que antes estaban resguardadas”. 

“A través de las instituciones, que no tienen espacio en el debate, se empiezan a ver algunas cosas que antes no se veían respecto a las debilidades de la gestión”, subrayaron. En ese marco, profundizaron: “Siempre la Nación y la Provincia le tiraron salvavidas, ahora también. Kicillof le mandó 90 millones de refuerzo entre abril y junio, no está mal. La Nación lo asistió con Desarrollo Social también, pero cayó la recaudación y su preocupación es sostener el gobierno como sea y fue a confrontar con sectores como la UIC que tenían mucha afinidad con él”.

Arrinconado por la caída de los números en las arcas municipales, Abella se calzó el traje de Barón del Conurbano para avanzar sobre las instituciones locales a como dé lugar.