RIO NEGRO
21/06
Cerro Catedral: vale todo
Aprovechando una luz legal y en medio del contexto particular por el Covid, el intendente de Bariloche, Gustavo Gennuso, extendió el contrato de explotación a la firma Capsa por 30 años. Además, abrió la puerta a un desarrollo inmobiliario en 70 hectáreas. Ambientalistas, opositores y vecinos, hablan de "entrega" y remarcan las irregularidades. El Jefe Comunal, dice que todo está en regla y argumenta que traerá "inversiones y trabajo"
El intendente de Bariloche, Gustavo Gennuso, avanzó con la firma de la prórroga de la concesión del Cerro Catedral a favor de la empresa Capsa - Vía Bariloche, propiedad de la familia Trappa, que también concentra el transporte terrestre y aéreo hacia la localidad.  Lo hizo en medio de una luz legal luego que la Cámara Civil de Bariloche, considerara abstracta la causa judicial que mantenía frenado el avance. 

La prórroga, en rigor, fue aprobada por el Concejo Deliberante en el año 2018 por la mayoría que entonces ostentaba Gennuso en el cuerpo más el voto de los ediles de Cambiemos. El debate se dio en medio de un fuerte clima de tensión social y con la negativa de varias organizaciones ambientales y de vecinos, que pedían la convocatoria a una consulta popular.

Entre los cuestionamientos realizados por parte de la oposición y los vecinos, está el hecho que se extienda la concesión por 30 años; que se haga a cinco años que opere el vencimiento del contrato; que no se llame a una nueva licitación; que se habilite el desarrollo inmobiliario en tierras consideradas por la Carta Orgánica como “inalienables”; y la falta de estudios de impacto ambiental correspondientes. (Disposiciones Completarias. Nro 18. “El pueblo de San Carlos de Bariloche, a través de sus autoridades, reivindica el derecho excluyente sobre el Cerro Catedral y las tierras circundantes como porción inalienable de su patrimonio, y reclama la compensación económica por la ilegítima apropiación y explotación por parte del Estado de la Provincia de Río Negro”). 

El proyecto que otorga la concesión hasta el año 2056 contempla la ampliación del área esquiable;  la colocación de más medios de elevación, tecnología de fabricación de nieve artificial y la explotación de un nuevo emplazamiento urbano mediante un futuro desarrollo inmobiliario. 

En total la inversión prevista es 22 millones de dólares hasta el año 2023. Luego de ese período, no se fijaron inversiones. Se estableció que las partes se volverán a sentar para negociar. 



La disputa judicial llevó más de dos años y se dio a través de la impugnación de entonces referentes del Frente para la Victoria,  no solo de la resolución del acuerdo que Gennuso firmó con Capsa,  sino también de la ordenanza que aprobaba la prórroga directa, sin licitación.

Sin embargo, legislador Alejandro Ramos Mejía, uno de los demandantes desistió de la acción en diciembre del año pasado y a raíz de esto , los jueces Emilio Riat, Carlos Cuellar y Jorge Serra consideraron que el planteo quedó abstracto. Trece días después de esa sentencia, y en un contexto de plena pandemia por avance del coronavirus, el Jefe Comunal, estampó su firma y avanzó con la extensión de la concesión por 30 años. 

Sin embargo, el derrotero judicial sigue. Una nueva presentación de la agrupación “Vecinos por un cerro para todos”, acompañada por varios dirigentes de la oposición, pide al Superior Tribunal de Justicia que declare la inconstitucionalidad de la ordenanza sancionada en 2018. 




Julieta Wallace (Concejal - Fte. De Todos) 

“Este proyecto no cuenta con licencia social” 

La concejal del Frente de Todos, en diálogo con La Tecla Patagonia indicó que “los principales puntos por los cuales nos oponemos a esta ordenanza y firma del contrato tienen que ver en primer lugar con que es una prórroga de una concesión por 30 años sin un llamado a licitación pública nacional e internacional. Este es el argumento más fuerte porque avanza contra el régimen de contrataciones del Estado municipal. Si bien existe una posibilidad de prorrogar las concesiones, nos parece que se desvirtúa el espíritu absoluto de la norma que lo permite, entendiendo que en este caso es por 30 años y que el Cerro Catedral, es el principal activo económico de la Ciudad. Por lo tanto, avanzar en este tipo de prorroga sin convocar a una licitación afecta a la transparencia de los actos de gobierno; hace poco competitivo también a la compulsa que podría generarse si se abre un proceso licitatorio”, expresó Wallace. 


En este sentido agregó: “Hay otro argumento central por el cual nos oponemos y tienen que ver con los cuidados de los recursos ambientales que tiene el Cerro. Como bloque presentamos en el mes de febrero un proyecto de ordenanza para que el Cerro Catedral y el Cerro San Martín, el de Nicolás Caputo,  se constituyan en un área protegida a los efectos de realizar un inventario ambiental. Entendemos que no son áreas donde se pueda avanzar con desarrollos inmobiliarios y pretendemos dejarlo de base hacia un futuro pliego de licitación”, indicó la edil. 

“En este contrato se aprueba la urbanización de 70 hectáreas, en realidad se otorga el derecho para avanzar en esto, que si bien cada planteo urbanístico va a pasar por el Concejo, va a terminar quedando al arbitrio de disputas políticas y nosotros entendemos que por ser un patrimonio colectivo y un bien común, tiene que generarse de manera ordenada por eso habíamos presentado este proyecto de ordenanza en febrero pasado”. 

“Por último creemos que este proyecto no tiene licencia social, hubo un proceso de participación ciudadana donde se juntaron cerca de 6500 firmas certificadas ante escribano que se oponían a esta prórroga por 30 años. Esto fue ingresado en el Concejo pero por una cuestión de formas se dejó fuera todo este proceso. El Intendente no tuvo en cuenta esas firmas y la voluntad de los vecinos de no avanzar en esto. Todo esto nos lleva a oponernos, estamos a cinco años del vencimiento del contrato de concesión a la empresa Capsa. Nosotros entendemos que ese vencimiento debe operarse y trabajar en estos años en un nuevo pliego teniendo en cuenta las cuestiones ambientales y el régimen de contratación municipal y sobre todo generando un proceso amplio y participativo donde todos los barilochenses puedan decidir qué tipo de cerro quieren”, concluyó Wallace. 

 Pablo Chamatropulos (Concejal – Podemos) 

“No hay motivos razonables para no haber convocado a licitación” 

El edil dialogó con La Tecla Patagonia sobre la reciente firma de la extensión de la concesión del Cerro Catedral. “Como primera medida corresponde la intervención de la actual composición del Concejo por varios motivos. Uno, por el tenor de la firma y la importancia que esto implica; luego por algunas consideraciones de un acta complementaria que debió suscribirse ante el paso del tiempo respecto de la aprobación de la ordenanza original en 2018; y finalmente porque el Concejo Municipal refleja el momento político de la ciudadanía, ya que tiene allí la proporción de la expresión democrática y por lo tanto, en este momento la ciudadanía barilochense se encuentra representada por la actual composición y no por la anterior”, sostuvo Chamatropulos. 


En este sentido agregó: “Las actuaciones deben ser remitidas de manera inmediata con Concejo Municipal para la consideración y tratamiento por parte de la actual composición. Esto lo hemos requerido”, indicó el edil. 

“Para expresar cuál es nuestra posición respecto al tema nos vamos a remitir a dos momentos claves. Uno en el año 2018, cuando el tema tomó cariz público y el otro en la reciente campaña electoral. En esas dos oportunidades, nosotros nos manifestamos.

Entendemos que la democracia debe ser participativa pero ese carácter no puede anular la voluntad del representado. Esto quiere decir que el representante de un grupo de ciudadanos, en este caso un Intendente, no puede reemplazar la voluntad de los ciudadanos a quienes representa. Por lo tanto, en este caso, no solo se actúo en contra de la opinión de los vecinos sino que no se les permitió expresarse. Los vecinos hicieron largas filas para certificar las firmas requiriendo un esquema de participación como podían ser la audiencia pública o la consulta popular vinculante. Se privó a la ciudadanía de expresarse”, indicó Chamatropulos. 

“Ha quedado claro mediante encuestas y el propio debate público que la opinión generalizada fue contraria a este proceso y a esta firma.  Otro punto que me parece central es el modo en el que el Estado contrata. Debe hacerse mediante un mecanismo que es universal y que es la licitación pública. Esto le daría el marco legal y moral para asegurar que el Estado va a tener la mejor oferta de conveniencia y de idoneidad. En este caso, no hay motivos para exceptuarla. Faltaban más de siete años cuando se tomó la decisión de prorrogar la concesión del Cerro y faltan cinco hoy, es decir no hay motivos que puedan sostener razonablemente que no sean justamente evitar la competencia. Por los motivos expuestos, manifestamos desde el bloque nuestra oposición a la firma y además nos parece que no es menor que se haya hecho en un momento como este, donde la gente tiene su atención puesta en la cuestión sanitaria”, concluyó el concejal del vecinalismo.   

Gerardo Avila (Concejal – JSRN) 

“La inversión comprometida genera y sostiene miles de puestos de trabajo”

El edil del oficialismo Gerardo Avila, explicó en diálogo con La Tecla Patagonia, los motivos para apoyar la firma de la prórroga de la concesión del Cerro Catedral. “Los antecedentes son amplios y están plasmados en la ordenanza. El operador presentó una iniciativa donde se detallan una serie de inversiones, un master plan a seguir, que si bien fue valorado en algún punto, fue debatido y rechazado luego por el Ejecutivo en una resolución de 2016 por la falta de reconocimiento del poder concedente del Municipio. Luego de seguir con el análisis de la propuesta, se avanzó en la firma de dos actas de intención que fueron ratificadas por el Ejecutivo en el año 2017 y posteriormente se dio inicio a todo lo que fue el proceso en el Concejo Municipal”, explicó Avila. 


En este sentido agregó: “Allí se estableció la prórroga del contrato y este proceso no solo incluyó la audiencia pública sino también diferentes notas de sectores productivos de la montaña a favor de lo que fue el proyecto. Obviamente hay un sector político que no acompañó y se respeta pero también es cierto que se incluyeron muchos cambios al proyecto original y se hizo un gran trabajo en comisiones en el Concejo. Finalmente la norma fue aprobada por los dos tercios que establece la Carta Orgánica”, fundamentó el edil de Juntos. 
“Más allá de las demoras que hubieron por los plazos judiciales, la importancia reviste en la inversión de 22 millones de dólares en el centro de ski para seguir siendo competitivos; genera y sostiene miles de puestos de trabajo en la Ciudad. Esto es muy  importante.

Respecto a la polémica que se generó por los tiempos de inversión y de concesión; esos tiempos están atados a lo que fue la prórroga en 2004 donde ya se habían cumplido todas las nuevas metas de inversión dejando al cerro sin nuevas inversiones por lo menos hasta el año 2026, lo que nos dejaba en desventaja con otros centros a nivel regional. Ahora aprobamos un plan de inversiones a cinco años por un monto de 22 millones de dólares y luego se irán evaluando nuevos planes para justamente evitar una caída en los niveles de inversión”, expresó el concejal. 

Otro punto importante para avanzar, según el edil, Avila, fue el reconocimiento del concesionario al Municipio como concedente. “Esto terminó con una situación que venía pendiente año tras año en lo que fue el traspaso formal de la Provincia al Municipio. Hoy se han desistido de todas las acciones judiciales. Esto valoriza al Municipio y otorga más participación en la toma de decisiones sobre el futuro del Catedral”, concluyó.  


Gustavo Gennuso (Intendente- JSRN) 

“Estoy facultado por ordenanza una vez pasada la mitad de la concesión, a prorrogar” 

El jefe comunal, Gustavo Gennuso, dialogó con La Tecla Patagonia sobre la reciente firma de la prórroga de la concesión del Cerro Catedral y respondió a las críticas de la oposición. 
“Hay mucha desinformación sobre el tema. Se tiran consignas que no son ciertas con el objetivo de agitar”, sostuvo al iniciar la entrevista Gennuso. 

“Primero esta no es una decisión de ahora, hace casi tres años que venimos con este tema. Estoy facultado por ordenanzas municipales a que una vez pasada la mitad de una concesión municipal, a poder comenzar con los concesionarios para prorrogar los contratos. Esta facultad se utilizó varias veces, con el Cerro Campanario, con la empresa de colectivos 3 de mayo; son mecanismos municipales que todos han usado”, agregó. 


(Firma de la prórroga. Gentileza Bariloche Opina) 

“Nuestro proyecto de trabajo cuando nos hicimos cargo del Municipio era sacar a Bariloche del atraso que tiene en cuanto a la renovación turística que debiera ser acorde al turismo internacional. Para avanzar en este sentido, había varias cuestiones a tener en cuenta. La primera la infraestructura turística en la Ciudad, que hacía décadas que no se hacía nada. Para eso implementamos un sistema que se llamó EcoTasa, donde los turistas pagan una tasa muy pequeña durante tres días de estadía y con esa recaudación, nosotros le cambiamos la infraestructura turística a la Ciudad. Si bien al principio fue muy discutida, sobre todo por los sectores empresariales que nos enfrentaron muy duramente, hasta el presidente Macri hizo una causa en la Corte, que todavía está; nosotros estábamos convencidos que eso era bueno y seguimos adelante. No es que el Cerro Catedral era mi fijación, mi programa de Gobierno era mejorar la infraestructura turística para que todo el mundo tenga trabajo”, sostuvo el Intendente. 

 “Luego avanzar en la toma de decisiones con el Centro de Congresos y Convenciones y sobre el Cerro Catedral. Sobre el primero siempre hubo consensos pero la verdad no conseguimos los fondos para hacerlo que son aproximadamente entre 10 y 14 millones de dólares. Vamos a seguir insistiendo”, remarcó Gennuso. 

“El otro tema importante para el desarrollo turístico de la Ciudad es el Cerro Catedral. En la última consultoría que se hizo en el año 1997 y 1998, ya indicaban que el cerro así como está no es competitivo y por eso nos van ganando mercados los otros centros invernales. Uno de los problemas son las pistas viejas y el otro es que no tenemos nieve artificial o hay muy poca. Esto nos pone en desventaja con otros lugares y es clave para traer turismo a una ciudad con pistas de ski. Es fundamental ponerle innovación artificial al cerro y cuando lo empezamos a trabajar faltaban más de diez años de terminación del contrato. Consultamos a todo el mundo, hablamos con operadores de cerros en Europa y Estados Unidos. ¿Por qué el Catedral no es apetecible para otros operadores? Porque la conformación del negocio del Catedral es diferente al resto del mundo. Solo se concesiona los medios de transportes, es decir las cintas y las pistas, no se concesiona el resto de la actividad comercial del Cerro. Las escuelas, los restaurantes y todo lo demás no es parte de la concesión. Por eso ninguno de los operadores extranjeros quiere venir y por eso todas las concesiones del Catedral se fueron fundiendo”, explicó el Jefe Comunal de Bariloche. 

En este sentido, Gennuso, sostuvo que debido a la baja rentabilidad, en el último contrato firmado con Provincia, le dejan al operador la posibilidad de un desarrollo inmobiliario a 50 años. “Eso era una espada de Damocles para nosotros porque los 50 años podían correr en el momento que ellos lo pidieran. Además, al Municipio en sí no le dejaba nada. Entonces, nosotros sabiendo que no íbamos a tener ninguna otra oferta, buscamos acortar los tiempos de modernización. Además hicimos una revisión y la empresa cumplió con todas las inversiones que tenían previstas por contrato. Cuando Capsa- Vía Bariloche se hizo cargo, invirtió mucho porque falta mucho, los que operaban antes estaban fundidos. Trabajamos en este nuevo contrato primero sacando un juicio que teníamos con Capsa, que no nos reconocían como concedentes. Por primera vez, el cerro va a ser de Bariloche sin oposición. Se hizo un plan de modernización adecuado a lo que necesita el cerro. 



Los años fueron calculados en post de la inversión y a que sólo tienen los medios de transporte. Es mentira que no haya estudios de medio ambiente. Esto todo debe seguir la normativa municipal y provincial. Se hizo un estudio base ambiental que dice que permite cambiar las pistas y ahora por cada implantación de medios nuevos, o por cada implantación de cualquier actividad que se haga, tiene que haber un informe ambiental que va al Municipio y a la Provincia. Esto deberán presentar para todo lo que hagan”, señaló Gennuso. 

“Respecto al desarrollo inmobiliario, se les da la posibilidad de presentar programas de desarrollo inmobiliario en zonas que nosotros dictaminamos que eran zonas accesibles que ya están invadidos por el hombre, por ejemplo la playa de estacionamiento; y no en lo que tenía el contrato anterior que eran bosques puros. Se promueven esos lugares pero no se les aprueba. Ellos si deciden hacer un desarrollo inmobiliario deben presentarlo y pasa por el Concejo Deliberante. Yo no estoy en contra de esos desarrollos porque nosotros firmamos que el Municipio sea socio, en términos del valor de la tierra y los parámetros urbanísticos, en estos desarrollos”, sostuvo el Intendente. 

Consultado sobre qué desarrollos podrían desarrollar expresó: “Serían hoteles, shoppings, centros comerciales. Pero siempre tienen que pasar por el Concejo Deliberante. No está mal hacer algunos desarrollos porque el Cerro está pobre de infraestructura alrededor.  Nosotros estamos promoviendo con esto más trabajo para la ciudad y ponernos a la vanguardia en el mercado turístico. Además, el contrato tiene mucho beneficios para los barilochenses, sobre cuestiones específicas como las escuelas de ski, para la universidad, etc”. 



Por último, Gennuso, envió un mensaje a la oposición y a los vecinos que cuestionan la firma de la prórroga de concesión. “Les pido que piensen en el desarrollo de Bariloche y en la generación de trabajo de nuestra gente. Las ciudades tienen que tener de qué comer y dónde vivir. Y para tener de qué comer significa que desde el Estado debemos dar las oportunidades de desarrollo que nos permita tener actividad. En esto nos basamos y en esto trabajamos los últimos cuatro años con el Parque Tecnológico; con la infraestructura turística nueva. Estamos mirando toda la actividad económica de la ciudad para que la gente tenga trabajo”, concluyó. 

Ramón Chiocconi (Legislador - Fte. De Todos) 

“Gennuso está haciendo un negocio inmobiliario” 

El diputado, oriundo de Bariloche, Ramón Chiocconi, habló con La Tecla Patagonia y cuestionó duramente el proceso que viene llevando adelante el intendente, Gustavo Gennuso, en relación a la extensión de la concesión del Cerro Catedral. 

“No hay una explicación lógica de por qué se hace esto siete años, cuando se sancionó la ordenanza y cinco ahora, antes que termine el contrato. La argumentación del oficialismo es que se necesitan inversiones pero el pliego actual vigente dice que en el momento de terminar la concesión en el año 2026, el 50% de las personas transportadas en los medios de elevación del Cerro deben hacerlo en medios de elevación de una antigüedad no mayor a diez años. La mitad de los medios de elevación deben ser fabricados en 2016 o después. La realidad es que dos medios, son del año 1997, el resto es de años anteriores. Hay medios de elevación que se pusieron después pero se compraron viejos. No hay argumentos razonables para adelantar casi 8 años una prórroga, porque además no se abrió el juego. No se llamó a licitación, acá se hizo una negociación a puertas cerradas que luego por obligación luego la legalizaron administrativamente”, expresó Chiocconi. 



“Es muy grave lo que están haciendo porque Capsa promete una inversión hasta el año 2023 y después no hay obligación de modernización. Solo dice que se sentarán las partes a conversar. Le están regalando el Cerro, es escandaloso. Le exigen modernización hasta el 2023 y le entregan el Cerro hasta 2056. El único motivo es que Gennuso, en el 2023, no va a estar en el Gobierno, entonces no va a tener que negociar. ”, sentenció el diputado de Todos. 
Respecto al argumento del Ejecutivo sobre la falta de interés de operadores en la concesión del Cerro, Chiocconi, refutó: “No es serio que el Intendente diga eso. La única forma administrativa legal es abrir una licitación. Quién se va a presentar si es claro que Gennuso ya cerró el negocio con Capsa. Este argumento nunca lo presentó ante el Concejo durante los casi cuatro meses que discutimos”, aclaró. 

Sobre la posibilidad de realizar desarrollos inmobiliarios en el Cerro, el Legislador sostuvo: “Se le está reconociendo a la empresa un derecho que no es tal. La Carta Orgánica, tiene dos artículos específicos sobre Catedral que dicen que el mismo deberá tener un tratamiento especial, cosa que no se hizo; y además que las tierras del área del cerro Catedral son inalienables. Para ellos inalienables no significa lo que dice el Diccionario de la Real Academia Española, para ellos se pueden vender, se puede hacer cualquier cosa. El Cerro por otra parte, no necesita un desarrollo inmobiliario, no solo va contra el medio ambiente y las Leyes actuales, sino que al pie del Cerro hay tres emprendimientos que están desarrolladas en un 50% apenas, es decir que queda resto para desarrollar”, explicó. 

“Quieren generar un negocio inmobiliario donde no hay necesidad. Esto permitiría a la empresa valorizarse mucho y puede vender con otros valores.  Y además monopolizar todo el manejo del turismo, la misma empresa te vende el transporte, los medios de elevación y te hospeda. Un negocio redondo”, dijo Chiocconi. 

“Gennuso está aceptando hacer un negocio inmobiliario y se acepta como socio cuando nuestra Carta Orgánica dice que nuestras tierras son inalienables. Hubo una sociedad con la Provincia, Weretilneck, se dice amigo personal de los dueños de la empresa. En Cipolletti, se quedaron con la concesión de la Terminal”, concluyó el Diputado.   

Agrupación Vecinos por un Cerro para Todos 

"Gennuso le ragala a la familia Trappa, el principal recurso de los barilochenses" 

Desde Vecinos por un Cerro para Todos manifestaron a través de un comunicado su repudio a la firma de un "contrato mediante el cual Gennuso le regala a la familia Trappa a dedo, sin licitación, el principal recurso económico de los barilochenses hasta el año 2056, sin ningún tipo de resguardo ambiental. Van a pasar más de 5 administraciones municipales para cuando podamos volver a discutir las condiciones de explotación del cerro. 



El Intendente se apuró a firmar entre gallos y medianoche, en medio de la pandemia, un contrato que todavía no dio a conocer, sin acto público, sin prensa, lo que sigue generando sospechas sobre apuros excesivos. El principal acto de gobierno de sus 5 años de gestión y lo hace a escondidas y a espalda del pueblo. Hay que esforzarse mucho para encontrar en la historia hechos tan oscuros como este. Algo huele mal en Bariloche. 

El contrato que firmó el Intendente no tiene licencia social, esto quedó claro en la audiencia pública y en las movilizaciones de 2018 que llevaron a que más de 6.500 vecinos firmaran apoyando una iniciativa popular para el llamado a licitación. Gennuso desoye al pueblo que lo voto. Confunde ganar una elección con la legitimidad para tomar una decisión que compromete nuestro futuro. Más de 5 administraciones municipales van a pasar antes que podamos rediscutir el canon y las condiciones de explotación de nuestro principal activo económico. Además, el contrato está cuestionado en la Justicia, que nunca se expidió aún sobre la legalidad del mismo, sino que la cautelar quedó sin efecto por un acuerdo espurio entre la empresa y el legislador Ramos Mejía, que traicionó al pueblo. 

Gennuso entrega nuestro patrimonio, sin licitación, por 30 años a dedo a una empresa, por un canon irrisorio. Sólo $15 millones le quedan al Municipio por año en concepto de canon. Es un monto equivalente al costo de asfaltar 5 cuadras. Así de hábil es la negociación de nuestro Intendente.

La misma habilidad que hace que estemos por quedarnos sin transporte público en la ciudad, después de años de incumplimiento y malos tratos de la empresa Mi BUS. Entre enero y mayo Gennuso subsidió a la empresa por un monto de $29 millones, el doble de lo que va percibir por el canon del catedral durante todo el año. No se puede en el mismo acto rifar nuestro patrimonio e ir a pedir al Estado Nacional subsidios para que le salve la situación con el transporte. Es una irresponsabilidad total.

Para peor, la empresa con la que contrata, del grupo Via Bariloche, está acusada de trata y explotación de trabajadores por el Ministerio Público Fiscal, fue acusada de despedir trabajadores de la empresa Ko Ko incumpliendo el decreto que prohibía despidos, también fue acusada de despedir trabajadores temporarios del Cerro Catedral. Esta es la ética empresarial del grupo económico al Gennnuso le regaló el Cerro Catedral por 30 años. 

Desde Vecinos por un Cerro para Todos llamamos a toda la comunidad a repudiar enérgicamente la entrega de nuestro patrimonio por parte de Gennuso y convocamos a la firma de un petitorio para rechazar la firma del contrato".