PANDEMIA
17/06
Alerta coronavirus: el Presidente no se moverá de la quinta de Olivos
Por recomendación de la Unidad Médica Presidencial, Alberto Fernández llevará a cabo sus tareas habituales restringiendo al máximo posible el contacto con otras personas. La determinación se tomó luego de la ola de contagios en el universo político.
La escalada de casos positivos de coronavirus en el país encendió -una vez más- la alarma en el gobierno nacional. En esta oportunidad, las balas picaron cerca, ya que el intendente de Lomas de Zamora y referente del Frente de Todos, Martín Insaurralde se contagió el virus y hasta hisoparon al ministro de Desarrollo de la Nación, Daniel Arroyo. Ante este panorama y en un escenario de crecimiento exponencial de casos, la prioridad sigue siendo el cuidado de la salud.

En este sentido, uno de los que más se expuso durante todo este tiempo es ni más ni menos que el Presidente Alberto Fernández, quien además forma parte de la denominada población de riesgo. Por este motivo, la Unidad Médica Presidencial, dispuso que el mandatario desarrollará desde hoy sus tareas habituales desde la residencia de Olivos, restringiendo al máximo posible el contacto con otras personas, en el marco de los cuidados que el Gobierno nacional estableció para mitigar los efectos del coronavirus COVID-19.

“Observando la progresión en el número de casos positivos registrados en el ámbito del AMBA que evidencian un significante aumento de la circulación viral, es mi responsabilidad recomendarle al Señor Presidente de La Nación Argentina, Dr. Alberto Fernández continuar desempeñando sus tareas habituales en su residencia y restringiendo al máximo posible el contacto interpersonal”, sostiene en un comunicado difundido hoy el director de la Unidad Médica Presidencial, Federico Saavedra.

“Resulta imprescindible en este momento extremar las medidas de prevención y cuidados, evitando exposiciones de riesgo para su salud”, agrega el profesional. El titular de la Unidad Médica también recomendó al mandatario adecuar “el cumplimiento de sus funciones a las normativas de distanciamiento social preventivas y obligatorias, como así también cumplir con las medidas de protección personal. Recomiendo que solamente se consideren viajes o reuniones presenciales para asuntos de vital importancia e impostergables y con comitivas reducidas”.