PROVINCIA
16/06
Buscan aliviar la situación de contribuyentes de Ingresos Brutos en Provincia  
Más allá de las iniciativas oficialistas vinculadas a tocar el impuesto a los Ingresos Brutos, desde la oposición trabajan en el mismo sentido. El proyecto pertenece al diputado Matías Ranzini, y se trata de una iniciativa que tiene tres ejes sobre los que se busca que el Estado, desde su faz recaudatoria, “entienda la situación agobiante de los contribuyentes sin actividad comercial”.
El primero de los puntos suspende la obligación de pago de anticipo mensual o bimestral, según corresponda, para aquellos contribuyentes que no puedan ejercer su actividad comercial debido a la pandemia y el Ailsamiento decretado.  “En la Provincia, independientemente del monto facturado, los contribuyentes tienen obligación de pagar un anticipo mensual mínimo de $466 por mes o de $932 bimestral”, indica el proyecto.

El autor del proyecto,  Matías Ranzini expresó que “el mínimo de anticipo no puede ser aplicado a contribuyentes que por casí 3 meses no han podido facturar. No se puede pretender cobrar un anticipo cuando la capacidad contributiva es $0”, y graficó que “estamos en presencia de contribuyentes que no ejercen el comercio no por decisión propia, sino por un impedimento que surge del propio Estado, por eso el Estado no puede recaudar sobre aquellas personas a las que no les permite ejercer su actividad”.

El segundo eje busca suspender el sistema de retenciones bancarias a los mismos contribuyentes impedidos de ejercer el comercio. Muchos de ellos, pese a no ejercer el comercio, tienen movimientos bancarios a fin de cubrir cheques o pagos de personal, y ahí el Estado percibe en concepto de pago a cuenta por medio de retenciones de Ingresos Brutos importes de hasta el 5% de lo depósitado.  Así este proyecto busca liberar recursos, a el conjunto de contribuyentes que ya están de por sí afectados por la pandemia.

Por último, la iniciativa propone ampliar en plazo de adhesión y obligaciones la Moratoria dispuesta por Ley 15.165. “Así se busca que la moratoria este vigente hasta el 30 de septiembre y que permita incluir obligaciones vencidas hasta el 31 de julio de 2020. Así como también impide que para aquellos que se adhirieron al plan con anterioridad y no puedan pagar las cuotas, esta cuotas impagas no puedan ser calculadas para la caducidad del Plan”, sostuvo el legislador de Zárate.

Vale recordar que diputados del Frente de Todos analizan, con el aval del gobernador Axel Kicillof, un incremento de 5 puntos en las alícuotas a los Ingresos Brutos que pagan los bancos privados, con el objetivo de crear un fondo especial para atender gastos de salud relacionados con la emergencia por el avance del coronavirus.

Quienes están trabajando en la iniciativa son el presidente de la Cámara baja, Federico Otermín, y el jefe del bloque oficialista, el camporista Facundo Tignanelli. La propuesta prevé elevar del 7 al 12% la alícuota de Ingresos Brutos que pagan los bancos privados, lo que significaría un ingreso extra de unos 6.000 millones de pesos. 

Según fuentes cercanas a la Casa de Gobierno provincial, el aumento tendrá carácter de extraordinario y dudará lo que se prolongue la emergencia por el coronavirus. Como se mencionó antes, el pago se destinará a un “Fondo Covid-19”, cuyos recursos estarán exclusivamente afectados a gastos en salud.

Antes, el senador provincial Francisco Durañona (Frente de Todos), en principio sin el ok del Gobierno, había presentado un proyecto para incrementar de manera transitoria -entre otros puntos- Ingresos Brutos para grandes contribuyentes, incluídos “bancos y empresas de cable”. Ahora, la idea es que esta iniciativa se sume a la de Otermín y Tignanelli.