CONCLAVE
13/06
¿Marcha atrás? El aumento de contagios y los detalles de la reunión de urgencia entre Provincia y Ciudad
Los jefes comunales del Area Metropolitana Buenos Aires reclaman mayores controles en la circulación y apertura de actividades. Por ello, los equipos técnicos de la Provincia y la Ciudad se reunieron para definir un nuevo modo de aislamiento. El retroceso de fase sigue presente
Es más que grande el malestar de los jefes comunales peronistas de la Primera y Tercera Sección electoral para con el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta. El malestar también ronda por la gobernación. Por ello, en las últimas horas, Axel Kicillof duplicó los llamados al mandatario del PRO.

En definitiva, en el territorio bonaerense generó mucha bronca la flexibilización en la que ingresó CABA en pleno incremento de la curva de contagios. Incluso, sostienen que las libertades otorgadas durante la semana que transcurrió se notará en los contagios positivos de la semana venidera.

Si bien el foco mediático se centralizó de lleno en los "runners" y las salidas multitudinaria, la preocupación pasó por la apertura de negocios y la circulación entre la Ciudad y los distritos del primer y segundo cordón del Conurbano. En ese sentido, entre los alcaldes coincidieron en la necesidad de fortalecer los controles. Ahí ingresó en la mesa de opciones la posibilidad de retroceder de fase.

En ese marco, la intendenta de Quilmes, Mayra Mendoza, hizo público un vídeo en el que expone el incremento de circulación en las calles distritales. "Con el Estado no alcanza si no existe el compromiso ciudadano", resume el mensaje de más de un minuto
De esa manera, la intendenta puso la luz de alerta para apostar a la responsabilidad social y evitar -o estirar- el retroceso de fase en el AMBA. Similar postura tomó la matancera Verónica Magario, que remarcó: "Dependemos del esfuerzo que haga la gente, le pedimos que lo redoblen. La decisión de continuar esta cuarentena es necesaria, es imprescindible". Así, la Vicegobernadora se sumó a los pedidos para fortalecer el compromiso social.
Claro, con más de 80 días de aislamiento, la tensión social va en aumento y una marcha atrás puede representar un alto costo político. Principalmente, si no ocurre de manera articulada con el gobierno porteño. Eso lo sabe el Gobernador y es por ello que incrementó las conversaciones diarias con Rodríguez Larreta.

El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof y el jefe de Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, analizaron hoy la situación de ambos distritos en el marco de las acciones que se llevan a cabo para mitigar los efectos de la pandemia por el coronavirus.

"Hablaron telefónicamente esta mañana y quedaron en seguir analizando variables", destacó la agencia de noticias Télam. También los equipos técnicos de ambos distritos se pondrán en contacto vía Zoom, afirmó la fuente que destacó que "por ahora no hay nada por anunciar oficialmente".

Vale recordar que, en uno de los últimos llamados entre los dirigentes, en la noche del jueves, Kicillof le pidió, una vez más, a Larreta trabajar de manera conjunta. "Lo que hay que hacer es coordinar las políticas", sentenció el mandatario.

En ese sentido, el gobernador consideró que la "única forma" de que los contagios de coronavirus "no sigan creciendo" en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) es "volver a un aislamiento más estricto", y reiteró la necesidad de "coordinar las políticas" sanitarias con la Ciudad de Buenos Aires.

Así, con presión desde el lado bonaerense, el AMBA definirá los pasos a seguir en el medio del importante incremento de contagios de coronavirus.