INFORME ESPECIAL
11/06
El tironeo de los Intendentes por fondos extras
Desde el bloque del Frente de Todos en la Cámara de Diputados de la provincia de Buenos Aires impulsan un aumento en la alícuota de Ingresos Brutos para los bancos. La oposición reclama que una parte se gire a los municipios. En las comunas, ya empezaron a sacarse chispas por la posibilidad.

En las últimas semanas, en los pasillos de la Legislatura bonaerense comenzó a tomar forma un proyecto de ley que busca generar un fondo especial para hacer frente a la pandemia de COVID-19. Tal como ya desarrolló LaTecla.info en sus informes especiales, se trata de un incremento de 5 puntos en la alícuota de Ingresos Brutos para los bancos. La iniciativa fue mentada por el jefe de bloque del frente de Todos, Facundo Tignanelli, y el titular de la Cámara, Federico Otermin.

En ese sentido, si bien el proyecto aún se encuentra en su fase de redacción para ser presentado en los próximos días, ya comenzó a generar escaramuza entre los intendentes. 

Es que, el diputado de Juntos por el Cambio y vicepresidente de la comisión de Presupuesto e Impuesto, Daniel Lipovetzky, adelantó a este medio que buscarán que parte del gravamen sea coparticipable con los distritos. De esa manera, se reabrió una herida reciente para algunos jefes comunales. Claro está, ninguno rechaza la idea de recibir mayores recursos, pero todos tienen sus propios considerandos para llevar agua a sus molinos.

El eje central del nuevo debate se da en el recuerdo fresco de una disputa interdistrital. En las primeras semanas del aislamiento social preventivo y obligatorio los jefes comunales oficialistas y opositores, solicitaron al gobierno bonaerense un salvavida económico. Después de varias negociaciones y de la intervención de la administración de Alberto Fernández a través del ministro del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro, se terminó consolidando. Sin embargo, en el medio hubo disputas.

Claro, el aporte extra tenía como principal eje salvar las arcas municipales en crisis. Por ello, según el propio Axel Kicillof señaló a los alcaldes avanzó en una “discrecionalidad objetiva” a la hora de girar recursos. Algunos distritos, como Maipú, San Isidro y Vicente López, por ejemplo, no recibieron dinero y lo hicieron público. Incluso, tal como detalló LaTecla.info en su momento, Gustavo Posse y Jorge Macri se fueron del grupo de Whatsapp que armó la ministra de Gobierno, Teresa García. 

La bronca, en pocas palabras, fue porque la primera tanda de recursos los recibieron distritos con problemas financieros y no todos por igual. Incluso, los jefes comunales del norte del Conurbano habían planteado que el salvavida económico se gire de acuerdo a contagios de COVID-19. Ese planteo fue eliminado de llano. Ahora ven la posibilidad de volver sobre el eje. Es que, el incremento a la alícuota apunta a generar un fondo solidario para hacer frente al coronavirus. Es decir que, los distritos con más contagios deberían -dicen- ser los beneficiarios de la “discrecionalidad objetiva” que planteó Kicillof en su momento para ayudar económicamente a las arcas flacas.

La posición ya encuentra diferentes posturas entre los alcaldes que, sin el proyecto ingresado al debate, quieren que una parte del impuesto pase a los municipios.

Posiciones comunales

La disputa que se da por lo bajo entre los intendentes también se deja ver en la superestructura. Claro, a ciencia cierta son muy pocos -por no decir nulos- los que cuestionan un nuevo impuesto. No obstante, todos tienen su propio criterio para que los fondos no caigan en la “discrecionalidad objetiva” y se repartan de misma modo sin atender los casos de contagios de cada distrito.

Uno de los oficialistas que no dudó en acompañar la medida que impulsa el bloque de Todos en Diputados fue Walter Torchio, alcalde de Carlos Casares en la Cuarta Sección electoral. “Tanto la provincia como los municipios tiene la necesidad de procurar búsquedas que mejoren los ingresos ya que la recaudación baja pero los gastos no”, sentenció el casarense a LaTecla.info.

En Cambio, el intendente de Suipacha, el radical Alejandro Federico es uno de los que no cree en la necesidad de imponer un aumento impositivo en el tablero actual de la sociedad. “Considero que en este momento subir tasas, aumentar impuestos, no es lo que corresponde, No creo que se justifique”, sentenció el hombre de la Primera Sección electoral.

A pesar de ello, señaló que sería “lógico pensarlo para los lugares donde el virus está afectando más. También es cierto que para que no llegue a los lugares como el nuestro hemos hecho un esfuerzo necesario. Eso significa más inversiones con menos coparticipación, con menos recursos propios”. De esa manera, abundó “Es cierto que hay urgencias, hay emergencias y lugares con más proliferación del virus. Sin dejar de saber el esfuerzo que hicimos los lugares donde hay pocos contagios, que hicimos una inversión fuerte con muy pocos recursos”.

Por su parte, uno de los radicales que acompaña el incremento a la alícuota sin ponerse colorado es el alcalde de Magdalena en la Tercera Sección, Gonzalo Peluso. “Los bancos tendrían que haber sido los primeros en cobrarles, incluso antes de que se hable de ese impuesto a la riqueza, no ahora, sino hace 15 años. Es el sector que en los últimos 15 años triplicó sus ganancias y no hizo ningún esfuerzo”, sentenció el boina blanca. 

En ese sentido, reflexionó: “si se va a utilizar para la emergencia del COVID-19 es lógico y razonable que le llegue a los que tienen casos positivos y están más complicados con esa situación. Independientemente, los que no tenemos casos, también hicimos un esfuerzo y una inversión comprando materiales y demás”. 

Asimismo, puso en debate la cantidad de hospitales municipales para que sea una posible arista del reparto de recursos. “Hay que tener en cuenta que los municipios que más casos tienen de contagios, no tienen Hospitales municipales, es todo el sistema de salud provincial y nacional. Ahí salimos perjudicados los que si bien no tenemos casos positivos, los Hospitales son municipales y el esfuerzo económico lo hicimos con nuestros propios recursos. Cuando Axel repartió la plata para el COVID y los municipios que tenían Hospitales provinciales la usaron para otra cosa porque no tenían que comprar insumos”, subrayó Peluso.

En tanto, desde el macrismo del Conurbano, más precisamente Tres de Febrero, apoyaron la medida y recordaron el antecedente comunal. Es que, el alcalde Diego Valenzuela, a los pocos días de iniciada la pandemia ordenó una tasa a las sucursales bancarias, “justamente con la idea de acompañar a las instituciones locales”, señaló. En ese marco, Valenzuela remarcó a este medio que “todo nuevo recurso que genere la Provincia tiene que ser coparticipable de manera clara y transparente con los municipios”.

Similar postura tomaron desde la comuna de Lanús. Vale recordar que, Néstor Grindetti, generó una variable impositiva para que quienes tengan ganancias extraordinarias paguen más. En ese sentido, desde el entorno del alcalde remarcaron que “el impuesto va en sintonía con algo que ya se hizo en el municipio” y señalaron que “es impuesto que va a ir directamente a los municipios y no sería una mala idea que los principales municipios afectados por el coronavirus, sobre todo los que estamos en el AMBA, podríamos tener un mayor porcentaje de ese ingreso”

A su vez, el interior radical solicitó que el reparto sea equitativo atendiendo el CUD en cada distrito. Así lo manifestó Víctor Aiola, alcalde de Chacabuco y hombre de la mesa chica de la UCR bonaerense: “la banca privada hizo buenos dividendos en los últimos años. Son los que más tienen y deberían ser solidarios en este momento”, remarcó el dirigente radical. Y lanzó: “ese dinero no solamente debe repartirse donde haya más contagios sino dividirlo en forma equitativa por CUD o por ingresos en los 135 municipios. Porque todos estamos trabajando para evitar el colapso del sistema de salud”.

El alerta legislativo

Uno de los mentores de la medida que busca incrementar la alícuota de Ingresos Brutos a los bancos es el titular de la bancada de Todos en la Cámara de Diputados, Facundo Tignanelli. En conversación con LaTecla.info, en su último informe especial, se refirió a la posibilidad de que el aumento de cinco puntos sea coparticipable con los distritos.

“Sí es coparticipable o no, es una discusión de segundo plano”, subrayó el diputado de la Tercera Sección electoral y hombre de La Cámpora. De esa manera, señaló: “Lo primero que tenemos que discutir es si están (oposición) para acompañar y después como se hace la distribución de esos recursos”. 

Por último, señaló: “Igualmente, creo que es un elemento nuevo eso, porque la discusión en diciembre y enero no era si había que coparticipar esos recursos, era que no había que cobrar esa tasa o ese impuesto a determinados sectores”.