PROYECTO
10/06
¿Apoyo o rechazo? Cómo impactó el proyecto de estatización de Vicentin
La mirada de Gustavo Córdoba, Juan Pablo Schinello, Hilario Moreno y Matías Belliard a días del anuncio del gobierno de Alberto Fernández. Además, la consultora Métrica remarcó los números de su último informe sobre la participación estatal en empresas privadas.

El anuncio del gobierno de Alberto Fernández, para intervenir y enviar al Congreso de la Nación un proyecto de expropiación de la multinacional Vicentin, caló hondo en el debate social y político. En ese marco, LaTecla.info habló con Gustavo Córdoba, cotitular de Zuban & Córdoba; Matías Belliard, titular de Métrica; y Juan Pablo Schinello, titular de Clivajes.

“Es un tema de alta complejidad, que admite múltiples lecturas que tienen que ver con el peso y la posición de la empresa en el mercado internacional. No es una empresa familiar, es una multinacional por lo cual es un tema que tiene tantas capas como una cebolla”, sentenció Córdoba a este medio.

De esa manera, consideró que existe “un altísimo grado de sobreactuación que hay en la política y la clase empresarial argentina. Ante la ausencia de un debate se prefiere generar en las redes sociales una gran sobreactuación, ir directamente a los polos de la grieta. Hay empresarios que se perciben como Vicentin y creen que pueden ir sobre ellos”.

En ese sentido, el especialista en comunicación política remarcó que el anuncio de Alberto disparó grandes ejes. Uno de ellos es “cuál sería el rol de los consensos, porque todas medidas tiene que apuntar a generar amplios márgenes de consensos”. Así, cuestionó: “¿No fue una medida tomada con una rapidez que tal vez ameritaba una construcción previa de un grado de consenso? Me parece que hay una ausencia de esa construcción, y después se empezó a pensar cómo le damos la legitimidad y un poco más de justificación a esta medida”.

A su vez, Córdoba señaló que “no es lo mismo tomar una decisión y después evaluar el formato. Aquí de lo que se trata es de la construcción de sentido común y de apoyos mayoritarios. El Gobierno lo ha logrado en el tema cuarentena, pero no lo aplicó en el tema Vicentín. El Gobierno hoy está en una situación compleja, es difícil y demuestra la debilidad que tiene el Gobierno en el manejo de la agenda diaria le juega en contra en la generación de consensos”.

En tanto, Matías Beillard, titular de la consultora Métrica puso sobre el eje del debate los números de la última encuesta realizada por la consultora y donde se consultó la participación estatal en empresas privadas a las que ayudó financieramente. “El 44 por ciento declaró estar de acuerdo, 36 por ciento de los indagados declaró estar en desacuerdo y el restante manifestó que le era indiferente o prefería no opinar”, señaló Beillar. 

“Cuando desandamos esta pregunta según características de los respondentes, los jóvenes suelen estar más de acuerdo que los adultos. Las mujeres también presentan una leve mayor proporción de acuerdo. A mayor educación, mayor desacuerdo. Si observamos por región, el AMBA, está más de acuerdo con la participación estatal en empresas privadas a las que se ayude económicamente”, sentenció el director de Métrica.

Por su parte, Juan Pablo Schinello, titular de la Consultora Clivajes, remarcó a LaTecla.info que “en la intervención y en el proyecto de expropiación de Vicentin, como en toda acción política, sin dudas van a surgir efectos importantes en tres planos: el social, el económico y el político”.

De esa manera, abundó que en el plano social, seguramente es una medida que impactará positivamente en el núcleo duro de votantes del Frente de Todos. Un sector que venía pidiéndole al Gobierno medidas económicas de impacto que ayuden a empezar a salir de la crisis que produjo la pandemia Covid-19 y la expropiación de uno de los mayores productores de alimentos y una de las 10 mayores exportadoras argentinas aumenta la expectativa”. 

No obstante, remarcó que “sin dudas afectará negativamente a aquellos que apoyan la producción primaria de la economía y creen que ¨el campo¨ es la salida económica  histórica argentina. Otros afectados directamente con la medida es a los pobladores de la zona donde Vicentín produce que es la aglomeración urbana Reconquista-Avellaneda, por ahora hubo reacciones contrarias al gobierno”.

Asimismo, Schinello señaló que “en lo económico el Gobierno adquiere una empresa testigo en el mercado de granos y en el mercado de cambios. Además de una participación en el mercado de alimentos. Ahora el Estado cuenta con la principal herramienta para intentar lograr erradicar el hambre en Argentina”.

Por último, el titular de Clivajes subrayó que “en lo político, el Gobierno pone en la agenda pública un tema que va generar un gran debate y le permitirá al gobierno confrontar con su antecesor por los créditos que otorgó el Banco Central, las respuestas pueden llegar por intento de venezuelizar la economía  argentina. Creo que estamos en un camino lejano a eso”.

A su turno, Hilario Moreno, titular de DICEN, remarcó que “agita mucho el parche esa cuestión de ser Venezuela o no. En general es diferente, la opinión pública está de acuerdo mayoritariamente con un estado presente que intervenga en lo que considera que tiene que intervenir, que haga hospitales, escuelas, tenga empresas públicas. Es algo no solo bien visto, es algo demandado. Esa cuestión se ve aumentado por el coronavirus, es mucho más fuerte que otras cosas. Lo probable es que no sea mal vista”.

“Se trata de volver a instalar el tema del conflicto con el campo, es decir otra vez el peronismo peleandose contra los sectores agropecuarios y todo lo que fue la 125. Ese discurso es pólvora mojada, ese proceso terminó con Macri en la presidencia y ya se marchitó”, sentenció y recordó el pobre paro del campo antes de la cuarentena. De esa manera, señaló que “ese discurso es pólvora mojada justamente por Alberto Fernández, mucha de la gente de ese campo lo ve con bastante cariño. En la manera que se maneje con prudencia, escape de lugares incómodos, que se corra de esos rincones, no veo que vaya a tener conflicto”.