VICENTíN Y DESPUéS
09/06
De la mano del camporismo, la Provincia se mete en la discusión de la "soberanía alimentaria"
"Firmamos un convenio de cooperación con el Mercado Central para avanzar en políticas tendientes a garantizar la soberanía alimentaria de la población", informó, sin más, junto a alguna fotos, el ministro de Desarrollo para la Comunidad, Andrés "Cuervo" Larroque. La declaración se da cuando todavía los cruces por la intervención de Vicentín -fundamentada entre otras cosas en la "soberanía alimentaria"-, son más que picantes
Luego del anuncio de la intervención de Vicentín y el envío al Senado del proyecto de expropiación, desde el gobierno bonaerense también se utilizó esta mañana la frase "soberanía alimentaria", que es uno de los puntos a partir de los cuales se defiende la medida anunciada ayer en conferencia de prensa por el presidente Alberto Fernández.

En el caso bonaerense no hay intervención ni expropiación alguna, simplemente se trata de un convenio entre el ministerio de Desarrollo para la Comunidad, que lidera el camporista Andrés Larroque, y el Mercado Central, que entre otros objetivos cuenta "avanzar en políticas tendientes a garantizar la soberanía alimentaria de la población".

"Firmamos un convenio de cooperación con el Mercado Central para avanzar en políticas tendientes a garantizar la soberanía alimentaria de la población", informó el titular de la cartera de Desarrollo en su cuenta de la red social Twitter, y adjuntó varias fotos de la visita al Mercado.

Si bien todavía no se brindaron más detalles al respecto, lo que rápidamente llamó la atención a los seguidores y detractores del referente de La Cámpora fue la frase en cuestión, como se dijo, la misma que se utiliza en el Frente de Todos para apoyar la intervención y futura expropiación de la empresa agroexportadora Vicentín. 
 

"Es una excelente noticia rescatar a esta empresa y que tiene que ver con la soberanía alimentaria", indicó ayer la senadora Anabel Fernández Sagasti, la ideóloga del proyecto de expropiación, algo que también repitió el jefe de estado, el ministro de Producción, Matías Kulfas y tantos otros dirigentes del oficialismo.

"Esto nos permite, junto con la decisión política del presidente Alberto Fernández de enviar un proyecto al Congreso de la Nación, la posibilidad que el Estado Nacional tenga una empresa testigo que garantice arraigo y soberanía alimentaria", expresó, por ejemplo, la senadora Nacional por Santa Fe, María de los Ángeles Sacnun.

En la vereda de enfrente, es justamente esa frase la que produce las críticas más fuertes a la movida y la que lleva a la oposición, principalmente a la pata Pro de Juntos por el Cambio, a hablar, por ejemplo, de "Argenzuela" o "modelo chavista", entre otros tantos términos. 

"Se dijeron estupideces. La primera es que la expropiación de Vicentin va a permitir tener precios testigos cuando ya tienen para ello las retenciones y la intervención cambiaria. La otra: hablan de soberanía alimentaria cuando lo principal que tenemos para exportar es alimentos", afirmó, por ejemplo, el diputado nacional boina blanca, Mario Negri.

En tanto, el referente macrista chubutense, Nacho Torres, señaló que "nos quieren confundir a los argentinos usando una vez más nombres grandilocuentes como 'soberanía alimentaria', pero hay que decirlo como es: una apropiación ilegítima y un antecedente peligroso para la argentina", completó.

Palabras van, palabras vienen. De un lado, todos a favor de la "soberanía alimentaria", del otro todos en contra. Y en este contexto, la Provincia, a través de su referente de La Cámpora, Andrés "Cuervo" Larroque, se mete en el barro del asunto, echando mano también a la "soberanía alimentaria", en este caso, como se mencionó antes, por un convenio firmado con el Mercado Central. 

Mientras tanto, vale mencionar que este mediodía el gobernador Kicillof iba a presentar en la ciudad de Tapalqué el programa de desarrollo productivo de sectores agropecuarios “Alimentos Bonaerenses”, justo un día después de Vicentín. Sin embargo, el evento se pospuso y podría llevarse a cabo el próximo jueves.