PANDEMIA
23/05
Con Kicillof y Larreta, Alberto extiende la cuarentena hasta el 7 de junio
El presidente Alberto Fernández junto al gobernador bonaerense Axel Kicillof y el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta anunció la extensión de la cuarentena. Más controles en la región AMBA.
En compañía del gobernador bonaerense Axel Kicillof y el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, el presidente Alberto Fernández anunció la extensión de la cuarentena hasta el 7 de junio.

Más allá de las medidas de restricción, se intentó poner paños fríos a las tensiones políticas y se destacó el trabajo en conjunto, aunque algunas críticas a la gestión de María Eugenia Vidal por parte del mandatario provincial volvieron a encender la polémica. 

"Gran parte de los resultados que vimos tiene que ver con el trabajo en conjunto" recalcó Larreta, despejando las rencillas de las últimas semanas entre su administración y la bonaerense.

Sobre los anuncios nacionales, el presidente Alberto Fernández dijo al inicio de su discurso que "hemos logrado resultados interesantes" con el aislamiento social y obligatorio pero que "el lugar de mayor conflicto es ciudad y conurbano bonaerense".

En este contexto, el mandatario recalcó que el coronavirus "entró a los barrios populares donde mayor concentración de gente existe", y precisó que se trata de la ciudad de Buenos Aires, Chaco, Córdoba y también el Gran Buenos Aires.

Respecto al anuncio de medidas, el jefe de Estado, hizo hincapié en la restricciones al transporte interjurisdiccional, al tiempo que focalizó el trabajo en las áreas vulnerables. En esta línea, Fernández puntualizó que  el incremento de casos se observo en cuatro grandes ciudades
"CABA, Chaco, Córdoba y de un modo más distribuido en la provincia de Buenos Aires", allí destacó la densidad demográfica y la velocidad de contagio. 

Al hablar del trabajo en los barrios, el presidente dejó en claro que “al vecino que ve que la infección golpea la puerta de su casa quiero decirle que vamos a poner nuestro esfuerzo en ellos”.

En esta línea recalcó el incremento de test y enfatizó que "los casos van a subir porque hemos detectado dónde está el virus y no sabemos a cuántos ha infectado. En los testeos que hacemos son muchos y los hacemos dónde está el virus".

Fernández, puntualizó en el  monitoreo diario, la ayuda a barrios populares, como también el trabajo coordinado con el Ministerio de Desarrollo Social para la asistencia social. Allí enumeró la cantidad de aportes IFE, como también la ayuda a empresas y el incremento de tarjetas alimentarias.

También sostuvo hoy que "los últimos serán los primeros, de ellos vamos a ocuparnos más que de nadie, porque son los que más necesitan nuestro auxilio".

A su turno, el Jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, reclacó el trabajo en conjunto con el gobierno nacional y la administración bonaerense, luego de una semana donde se registraron acusaciones cruzadas entre funcionarios y referentes de ambas gestiones.
 
Sobre el incremento de casos, el jefe de Gobierno porteño, dijo hoy que "la evolución de datos del contagio en la ciudad dio un salto muy grande, lo que implica un aumento significativo", al hablar en rueda de prensa en la residencia de Olivos.

Al hacer referencia a las medidas para frenar los contagios, afirmó que se "trabajará en fortalecer los controles en el transporte público, sólo para trabajadores de actividades esenciales" y "se reforzarán controles en 20 entradas entre la capital y el conurbano".

Al mismo tiempo puntualizó que "el virus está creciendo no sólo en los barrios populares" sino "en toda la ciudad de Buenos Aires". Antes de finalizar su alocución,  pidió que los
Adultos mayores sigan sin salir "porque está demostrado que son los que más riesgo corren y el promedio de muertes en la ciudad es de 77 años".

Al hablar el gobernador Axel Kicillof puso el acento en el incrento de casos al indicar que que hace 15 días había 50 casos y ayer hubo 266 (por día) "o sea que se multiplicó por cinco".

También reclamó remarcó que "la cuarentena salvó vidas" en el país y rechazó "los ataques" al aislamiento social, preventivo y obligatorio establecido desde el 20 de marzo pasado y prorrogado esta noche hasta el 7 de junio inclusive por el presidente Alberto Fernández. En esta línea, defendió el aislamiento social, preventivo y obligatorio establecido tempranamente en el país para mitigar el coronavirus, al destacar que esta medida "dio tiempo para mejorar la coordinación entre Nación, provincia y ciudad", y permitió que "se duplicaran la cantidad de camas de terapia intensiva en dos meses" en el distrito.

Sobre el trabajo en conjunto, el gobernador dijo que "el aislamiento nos dio el tiempo para la coordinación ente nación provincia y municipios" en este sentido, Kicillof dejó en claro que "nosotros tenemos 1800 barrios populares". 

Al hablar de las medidas, el mandatario bonaerense dijo: "No podemos relajarnos ni bajar los brazos" y enumeró medidas en toda la provincia. Sobre este punto, el gobernador enfatizó que en el interior y en zonas de baja densidad poblacional y con bajo nivel de contagio "vamos a seguir con los que se puede hacer hasta ahora". Al mismo tiempo dejó en claro que "vamos a tener que aprender a convivir ahí el virus, con una cuarentena administrada". 

Ante estas medidas, advirtió que "estamos ante un peligro grave" y agregó: "No me preocupa que digan que somos duros".

También recalcó que en la provincia de Buenos Aires "las industrias podrán abrir con protocolos estrictos", y detalló que ya se han abierto más de 500 en todo el territorio, en tanto que precisó que "con el comercio se seguirá igual que hasta ahora, sólo barrial, pero no en las grandes arterias".

En la misma línea que los anuncios realizados por el presidente y el Jefe de Gobierno porteño, el gobernador dejó en claro que el transporte interjurisdiccional será solo para las actividades es esenciales. También recalcó que deberán renovarse los permisos de circulación y que la aplicación para el permiso en el teléfono, va a ser obligatorio. 

En uno de los puntos claves de su mensaje, el gobernador subrayó que "no se va a autorizar construcción en el gran Buenos Aires"

Sobre la circulación, Kicillof dijo "en cuanto a los niños puedan salir con las papás y las mamás cuando ellos vayan a hacer las actividades que están permitidas".

Antes de finalizar su mensaje, el mandatario bonaerense agradeció Alberto Fernández como también  a Daniel Gollán (Ministro de Salud bonaerense), como también a Gines González García (Ministro de Salud nacional) y a Fernán Quirós (Ministro de Salud porteño).

Finalizada la exposión de Larreta y Kicillof, tomó la palabra el presidente de la nación. que ante las respuesta de los periodista expresó que "hay bajo consumo porque hay una retracción de la sociedad". Acerca de las medidas implementadas, recalcó que "somos uno de los países que más conservo el empleo en medio de la pandemia".

Sobre los cuestionamientos a la extensión de la cuarentena, se mostró ofuscado y dijo: "No me importa lo que digan, la cuarentena va durar lo que tenga que durar" y exclamó "Que no nos ganen los ansiosos". Asimismo y ante la pregunta de otras consecuencias del aislamiento, Fernández dijo: "Angustiante no es la cuarentena, angustiante es enfermarse y que el Estado te abandone y diga que ´Aquí no pasó nada´".

Como mensaje político a los mandatarios expresó: "Celebro tener los gobernadores que tengo, los que son de mi partido y los que no son de mi partido".