DEBATES EN PANDEMIA
21/05
Con las comisiones aún en discusión, la Legislatura vuelve a sesionar de manera remota
Diputados lleva a cabo una nueva sesión para tratar, entre otros temas, la adhesión a la Ley de Víctimas. A las 14 horas, en tanto, fue convocado el Senado, que dará luz verde a tres iniciativas aprobadas por la Cámara baja la semana pasada. Hay demoras por el reparto de comisiones.
Este jueves habrá sesión en ambas Cámaras de la Legislatura y tal como sucedió la semana pasada, será de manera remota. Si bien habrá autoridades del parlamento y de los distintos bloques presentes en el recinto, la mayor parte de los legisladores se conectarán vía remota.

Entre los proyectos que se debaten en Diputados está la Ley de Víctimas, de la diputada Carolina Píparo, para ratificar la norma que rige a nivel nacional y por la cual se iniciaron en los últimos días varios pedidos de juicio político por la liberación de presos que partieron del parlamento provincial.



En cuanto al Senado, tal como lo adelantó a este medio el presidente del bloque de Juntos por el Cambio, Roberto Costa, se dará luz verde a las tres iniciativas del Ejecutivo que Diputados trató la semana pasada: ratificación de los decretos dictados durante la emergencia, regulación de los geriátricos y suspensión de ejecuciones y desalojos. En la Cámara alta, la sesión virtual está convocada para las 14 horas. 

Sin embargo, el inicio podría demorarse mientras se terminan de negociar las comisiones. Tal como publicó este medio, el principal conflicto se dio en el PRO. Incluso, desde el partido amarillo reconocieron los problemas para acordar presidencias y sentenciaron: “fuimos los últimos (de JxC) en acordar”. Allí conviven tres líneas fuertes. 

Por un lado, la conducción del bloque con el histórico Roberto Costa; por el otro el vidalismo que tiene a Walter Lanaro como referente; y en tercer lugar el espacio que empieza a llamarse “de los intendentes”. En los últimos meses, con el trabajo articulado en tiempos de pandemia, los escaños que responden a jefes comunales comenzaron a confluir en un sector solo y la línea “Jorge Macri” se unificó con Héctor Gay (Bahía Blanca), Julio Garro (La Plata), Diego Valenzuela (Tres de Febrero), y Néstor Grindetti (Lanús).

De esa manera, si bien los alcaldes sostienen a ultranza que su sector “cerró bien”, fueron uno de los protagonistas de los dos grandes conflictos. Es que, Juan Pablo Allan (La Plata) fue impulsado para seguir al frente de la comisión de Legislación General, una de las claves de la Cámara.

Sin embargo, el oficialismo la marcó como una de las propias a diestra y siniestra. “No tener legislación fue el problema más grande”, sostuvo uno de los senadores de la mesa chica en la oposición. “Los intendentes presionaron mucho”, explicó otro de los representantes del interior bonaerense que detalló que los platenses (Allan y Garro) “estaban muy enojados”. Desde el espacio de los alcaldes no dudaron en reconocer el malestar: “todos queremos más y tironeamos hasta último minuto”.

El as bajo la manga que guardaron los intendentes para quedarse con Legislación General fue la negociación en Seguridad, que justamente protagonizó la otra interna PRO. Es que, era un hecho que la comisión de Seguridad quedaría para la oficialista Agustina Propato.

En definitiva, la ex gobernadora María Eugenia Vidal reclamó a sus alfiles que den la pelea para que Seguridad quede para uno propio, el senador Walter Lanaro específicamente. 

Además de Legislación General y Seguridad, la tercera comisión que quedó en la puja entre oficialismo y oposición fue la de Educación. Allí, el Frente de Todos anotó a la debutante María Reigada, matancera y dirigente de SUTEBA y la CTA.