COMUNICACION EN CRISIS
13/05
"Todo exceso de politización compite contra la eficacia del riesgo"
El especialista en comunicación política, Mario Riorda, se refirió así al endurecimiento del discurso del presidente Alberto Fernández, quien cuestionó a Vidal y Macri por la falta de inversión en salud pública y despertó la furia de la oposición.
El presidente Alberto Fernández sorprendió al oficialismo y la oposición al dejar atrás su postura dialoguista y cuestionar en duros términos la gestión de María Eugenia Vidal y Mauricio Macri en materia sanitaria.

"Se saturan las páginas, las consultas no se pueden hacer por internet. Pero, ¿tienen presente que por cuatro años tuvimos una gobernadora que decía que no iba a abrir un hospital más en la provincia de Buenos Aires?", dijo Alberto.

Y continuó: "¿Tienen presente que tuvimos un gobierno que convirtió el Ministerio de Salud en Secretaría, y que hizo lo mismo con el Ministerio de Trabajo? Fue un proceso de degradación del Estado enorme. Fui a ver hospitales en La Matanza. Por una decisión de una gobernadora tuvimos que ir nosotros a ponerlos en marcha. Este fue un problema que tuvimos, un problema contra el que luchamos". 

En este contexto, LaTecla.Info se comunicó con Mario Riorda, especialista en comunicación política en tiempos de crisis, quien analizó este viraje discursivo del Presidente.

“Ninguna crisis ni gestión del riesgo elude (a lo sumo minimiza) “sesgos de confirmación” o identitarios previos -como las preferencias políticas ideológicas por caso- que, ante el acto dramático exagerado genera reacciones de oposición o rechazo del lado contrario”, señaló el politólogo. 

En esta línea, reveló que “un estudio de marzo en los Estados Unidos fue demasiado elocuente: aproximadamente cuatro de cada 10 demócratas creían que el coronavirus era una amenaza inminente, pero solo dos de cada 10 republicanos sentían lo mismo. Y los estadounidenses que aprueban la forma en que el presidente manejaba su trabajo tenían muchas más probabilidades de creer que el gobierno puede evitar que ocurra una epidemia en todo el país que aquellos que lo desaprueban, según la encuesta”. 

“Ya en abril, durante el Covid-19, otro estudio del Reuters Instituto of Study of Journalism de la Universidad de Oxford realizado en seis países, también mostró diferencias entre las personas con diferentes puntos de vista políticos. EEUU fue el país más polarizado políticamente de los incluidos en la muestra, Argentina el menos polarizado y Alemania exhibía una polarización más asimétrica. En Argentina, estas diferencias son mucho menos pronunciadas (aunque la gente de la derecha es escéptica del gobierno de izquierda), y en la Alemania más asimétricamente polarizada, los de la derecha política tienen menos confianza tanto en los medios de comunicación y más en el gobierno nacional (conservador) que las personas en el centro y en la izquierda”, expresó Riorda.  

Asimismo, consideró que “la percepción del riesgo, específicamente, si tiene mucho que ver con la postura pública del líder que incide sobre la ciudadanía o su electorado, como el caso del presidente Andrés Manuel López Obrador. Un estudio en México, contrario a lo que se creería, demostró que los respondentes de izquierda eran mucho más renuentes a aceptar las medidas de confinamiento que los partidarios de la derecha (13% a 40% respecto a quedarse en casa el 14 de marzo y 44 a 82% en la misma pregunta el 28 de marzo)”.  

“Ergo, todo exceso de politización o de politización exacerbada compite contra la eficacia del riesgo y es algo que los liderazgos debieran considerar en cada acto comunicacional”, concluyó.