Argentina
Domingo, 14 agosto 2022
CORONAVIRUS
3 de abril de 2020

Caos en los bancos: Gesell marca la diferencia, la gente espera sentada y con número

Cuando las cosas se hacen bien, hay que destacarlo; así como cuando se hacen mal. En este caso, puntazo del municipio de Villa Gesell, que en este día de cuarentena que será recordado como uno de los más caóticos, organizó de manera distinta las colas en los bancos. La imagen lo dice todo.  

Caos en los bancos: Gesell marca la diferencia, la gente espera sentada y con número - La Tecla
Caos en los bancos: Gesell marca la diferencia, la gente espera sentada y con número - La Tecla

La movida ya se sabía de ayer. El Secretario de la Asociación Bancaria local -tal como publicó Minuto G- había adelantado que la comuna iba a colaborar en la organización de la atención a beneficiarios que no tuvieran tarjeta de débito para cobrar las asignaciones y jubilaciones. 

Y así fue nomás. La municipalidad dispuso de sillas plásticas para la espera, las cuales fueron ubicadas en la puerta de las sucursales bancarias de la ciudad. Por si fuera poco, se entregaron números para la posterior antención, cuando el banco abriera sus puertas.

"La idea es que se respeten las distancias interpersonales en la espera y que también se tomen todos los recaudos de desinfección para evitar contagios de beneficiarios y empleados bancarios", resaltaron desde el municipio, preocupados porque ya hay casos positivos de coronavirus en la vecina de Pinamar. 

Caos en los bancos: Gesell marca la diferencia, la gente espera sentada y con número

"Villa Gesell también es noticia marcando la diferencia con el resto de la municipios, cuidando a los adultos mayores", publicó Fernanda Arias en la red social Facebook, y replicó las declaraciones de una vecina, muy agradecida con la organización llevafa a cabo por el Ejecutivo que lidera Gustavo Barrera. 

"Para ser atendidos nos dan un número para esperar, y por otro lado esta la fila del cajero y jubilados", comentó la mujer, quien destacó que la tarea se coordina con voluntarios y empleados del municipio, que hacen que la mañana sea  mucho más eficiente y segura que en gran parte del resto del país. 

Según explicaron los funcionarios a cargo del procedimiento, se ingresa de a una persona por vez y se la desinfecta con alcohol. El resto que espera, hace fila sentada, sobre la calle, extremando la distancia y medidas de higiene. Mismo caso se repite para los cajeros automáticos de los bancos geselinos; señaló sector informativo. Y a quienes lo pidan, les entregan un barbijo.