Clima
25° C

La Plata, Bs As.
Martes, 20 noviembre 2018
Revista Num. 806
La Iglesia declara la guerra al Gobierno. La renuncia a los aportes del Estado está en un punto de no retorno. Las consecuencias de una pelea en jaque al oficialismo y que recié...
Ver Revista
Revista GUERRA SANTA
Clima
25° C

Revista Num. 806
Ver Revista
08/11
A PASO LENTO
La reforma judicial que exige Vidal lleva meses atrasada y apuntan a Ferrari
Los tiempos que la Gobernadora y el Ministro anunciaron en abril no se llegan a cumplir por la falta de consenso. Hasta en el mismo Cambiemos generaron malestar.
La reforma judicial que exige Vidal lleva meses atrasada y apuntan a Ferrari

A principios del año, la gobernadora María Eugenia Vidal y el ministro de Justicia, Gustavo Ferrari, anunciaron lo que sería el cronograma 2018 de reformas judiciales. Dicho avance en diferentes variables es una de las punta de lanza de la gestión Cambiemos, a la par de la lucha contra las mafias y el desembarco del SAME en la Provincia.

En ese sentido, como era de esperar, el anuncio fue realizado por la mandataria con bombos y platillos. Sin embargo, de todo lo prometido en abril de este año, muchas reformas aun no vieron la luz y ni siquiera se conoce el borrador de las mismas. Poco tiene para festejar la mandataria.

En total, se consiguió la aprobación de la reforma de la Ley de Procedimiento Laboral; el cambio en los enjuiciamientos de los magistrados, la escuela judicial y la creación de un mapa judicial. Claro, ninguna de ellas tuvo el tratamiento expres que se esperaba en el Gobierno y debieron negociar no solo con la oposición, sino también puertas adentro.

Por caso, tal como informó La Tecla.info, la recientemente aprobada reforma laboral encontró disidencias en la representación de la Unión Cívica Radical y lejos de ser sancionada en junio, como se deseaba en calle 6, se demoró hasta octubre. El conflicto no fue solo interno, sino que también generó malestar en los magistrados.

La misma, según lo detallado por Justicia en abril de este año, debía darse en junio. Tres meses demoró su salida al recinto de Diputados para conseguir la sanción final. Mientras que en el Senado, se trató recién en septiembre a pesar de la comodidad de los votos que posee Cambiemos.

La reforma laboral es uno de los casos testigo de demoras en las promesas del ministerio que conduce Ferrari, alfil de Daniel Angelici. Claro, siempre según la información oficial brindada en el 11 de abril del corriente, antes de junio la Provincia tenía que tener una serie de reformas aprobadas para encarar el último tramo del año.

Las modificaciones planteadas para el segundo semestre, todavía no salieron a la luz y de algunas de ellas ni siquiera están los borradores en los pasillos de la Legislatura, donde se deberán debatir.

El nuevo Código Contravencional, estaba pautado para junio de este año e ingresó al Senado en las últimas horas. El mismo dispone una serie de castigos como cárcel o trabajo de utilidad pública para los piquetes; el acoso callejero; vender alcohol a menores; fotografiar o filmar sin consentimiento; impedir la prestación del servicio de educación; abandono animal; cuida coches; y ruidos molestos. Para la agresión docente, la única pena establecida es cárcel de 5 a 30 días.

Cinco meses más de lo esperado fueron los que demoró el código exigido por Vidal para ingresar a la Legislatura.

Por caso, en octubre debía ser el tiempo del nuevo Código Procesal Civil y Comercial, que apunta a “agilizar los tiempos y favorecer un mayor contacto entre la ciudadanía y la justicia”. Sin embargo, nada se sabe de la reforma y no es la única demora.

En diciembre, por lo anunciado por Vidal y Ferrari, se debería tratar la nueva Ley Orgánica del Poder Judicial. Claro, las demoras de cinco meses en las tres promesas para el segundo semestre, dejan al ministro de Justicia fuera de juego a la hora de obtener y en los pasillos de Gobernación ponen en duda la capacidad de generar consensos para que la mandataria obtenga la tan anunciada reforma judicial.

EL CRONOGRAMA ORIGINAL

COMENTARIOS
  • Genéricos