NO AGUANTAN MAS
22/05
"Déjennos trabajar", el clamor de los comerciantes en dos distritos PRO
En dos grandes ciudades de la Provincia hubo reclamos para que se permita la reapertura de actividades. En la costa atlántica, pidieron más facilidades para habilitar locales gastronómicos.

A horas de que se prorrogue el aislamiento social, preventivo y obligatorio, en distintas ciudades de la geografía bonaerense crece el reclamo, casi una súplica, de parte de sectores comerciales que claman por volver a trabajar.

La situación es más grave en grandes ciudades, habida cuenta de que en ellas no se han habilitado más que unos pocos rubros, más allá de los considerados esenciales.

Por ese motivo, en La Plata tuvo lugar hoy una protesta organizada por la Asociación Amigos y Comerciantes de Calle 12, una de las zonas más concurridas por los platenses para realizar compras, donde levantaron simbólicamente las persianas y encendieron sus luces, sin atención al público, y con carteles que rezaban "Ni un comercio cerrado más".



Al respecto, en diálogo con el programa "Mañanas sin filtro", que se emite por Cadena Río (88.7 FM), uno de los organizadores, Santiago Muro, aseguró que "en realidad más que un reclamo fue un pedido de "déjennos trabajar", tomando las medidas de seguridad y llevando a cabo los protocolos que se necesite. Cuidando la salud de todos, ante todo".

"Levantamos las persianas para demostrar que muchos no van a poder volver a abrir las puertas. Calculamos que hay un 30% de locales que no van a volver a abrir, en La Plata estamos camino a ese número también y eso es muy fuerte, es una cifra terrible", comentó.



El empresario dijo que "estamos en situación crítica casi todos los comerciantes, por eso pedimos que se acuerden de nosotros", explicando que "los impuestos, los vencimientos, a nosotros nos siguen llegando como si fuese un mes normal, como si estuviésemos
trabajando, tanto los provinciales como los locales. A nivel municipal prorrogaron una semana los vencimientos, pero si a mí no me dejaste trabajar casi 70 días no me sirve".

Marcha de tijeras

Además, y en sintonía con el reclamo de los comerciantes, se llevó a cabo la segunda edición de la marcha de las tijeras, en la que los peluqueros y peluqueras de la ciudad reclamaron para que les permitan abrir sus locales, como estaba previsto, con todas las medidas sanitarias y precauciones correspondientes.

Los manifestantes se concentraron en calle 12 y 54, movilizándose hasta 12 y 63, con secadores de pelos, tijeras e instrumentos de peluquería para visibilizar el tipo de reclamo. 

En Mardel

Por su parte, los gastronómicos de Mar del Plata acudieron con sus cacerolas a las puertas del municipio, pidiendo un cambio en los criterios para la habilitación de actividades económicas.

Según consigna La Tecla Mar del Plata (www.lateclamardelplata.com.ar), el sector ofrece una reducción de la capacidad casi a la mitad, para así respetar el distanciamiento social. La apertura quedaría habilitada para luego de las 19 hs, cuando cierran el resto de los negocios. También se procedería a una desinfección de utensillos frente a los clientes, sumado al control de la temperatura.

“En promedio, estamos trabajando al 30% de la capacidad, mientras que el 90% todavía permanece cerrado”, aseguró José, titular de un local. La mayoría de los comercios no pudieron retomar la operatoria pese a las habilitaciones del delivery desde el día 1 de la cuarentena, como tampoco con la modalidad “take away” –para llevar- incorporada más recientemente.

Los 300 empresarios y emprendedores gastronómicos que impulsaron la movilización aseguran que cada uno contiene entre 15 y 20 trabajadores. Sus negocios no pueden recibir clientes desde el pasado 17 de marzo, cuando en la previa del decreto presidencial que dispuso el aislamiento social, preventivo y obligatorio, el intendente Guillermo Montenegro (Juntos por el Cambio) se adelantó y dictó la medida restrictiva para el partido de General Pueyrredón.