El tironeo político por los subsidios - La Tecla

La Plata, Bs As.
Miércoles, 1 abril 2020
Revista Num. 875
La extensión de la cuarentena por el coronavirus agrava la situación financiera. El parate hace caer fuertemente la recaudación y los municipios deberán ser asistidos para pagar...
Ver Revista
Revista ECONOMIA EL OTRO VIRUS
Descarga la App desde Google Play Descarga la App desde App Store

Revista Num. 875
Ver Revista
29/02
PROVINCIA VS NACION

El tironeo político por los subsidios

Transporte y Energía coinciden en que el Gobierno bonaerense no puede afrontar los gastos. Ya hay un acuerdo entre Kicillof y Fernández para que vuelvan a la órbita nacional.

El tironeo político por los subsidios
“A nosotros, no nos pueden sacar ni piojos”. Con esas palabras, un funcionario provincial graficó a La Tecla el estado de las cuentas bonaerenses. La crisis económica sacudió de manera brutal a Buenos Aires y la dejó al borde del abismo. Por eso, desde la gestión que comanda Axel Kicillof están estudiando distintas posibilidades para aliviar un poco la  caja y, así, poder reactivar la producción. 

En este contexto, el Gobernador ya acordó con el presidente Alberto Fernández volver a traspasar a la órbita de la Nación el pago de subsidios al transporte y la tarifa social de energía eléctrica que, en conjunto, significan una erogación cercana a los 60 mil millones de pesos; dinero que -aseguran- la Provincia no tiene.

La transferencia de ambos subsidios fue acordada por María Eugenia Vidal y Mauricio Macri entre 2018 y 2019, en medio de la negociación por la actuali-zación del Fondo del Conur-bano. En aquel entonces, desde la oposición salieron a cuestionar duramente la decisión de absorber el costo de los subsidios y lo relacionaron, directamente, con el acuerdo con el FMI que obligaba al Gobierno nacional a ajustar sus cuentas y reducir el déficit fiscal. 

“Lo que hizo Macri es tirarle por la cabeza a Vidal, y ella, calladita, asumió el costo de los subsidios sin presupuesto”, apuntó recientemente Kicillof. Es cierto: cuando la exgobernadora firmó el convenio con Guillermo Dietrich, quien entonces estaba a cargo del área de Transporte, se tuvo que contemplar el gasto en el ejercicio correspondiente a 2019, que fue superior a los 25 mil millones de pesos. “Esa cifra representaba el 30% del déficit de la Provincia y es muy similar a lo que reclamaban del Fondo del Conurbano”, aseguraron a este medio desde la Subsecretaría de Transporte de la Provincia. 

Según confirmaron desde la cartera que conduce ahora Alejo Supply, para este año se estima un gasto total de 50 mil millones, es decir, ciento por ciento más que durante el período anterior; mientras que la erogación de parte de Nación se incrementó en apenas un 15%. “Ya está la orden para no pagar nada en marzo y que absorba todo Nación. La Provincia no tiene fondos”, sentenciaron desde Transporte.

En energía, la situación es bastante similar, aunque los montos son mucho menores. De acuerdo a las estimaciones oficiales, el Gobierno bonaerense debería desembolsar este año poco más de ocho mil millo-nes de pesos para hacerse cargo de los subsidios a las tarifas energéticas (tarifa social), luego de que Vidal aceptara el traspaso de Edenor y Edesur a la órbita provincial. 

Si bien el convenio de “Transferencia de jurisdicción del Servicio Público de Distribución de Energía Eléctrica a la provincia de Buenos Aires” fue promulgado el 1 de octubre de 2019, había sido suscripto el 28 de febrero. Es decir que fue sancionado ocho meses después y, ade-más, tras la derrota de las PASO. 

“La forma que tuvo el gobierno de Vidal para sancionarlo fue por demás desprolija. El primer decreto de creación del ente de la exgobernadora establecía que tenía que tener un dictamen de la legislatura provincial. Seguido a ello, Vidal decide sacar otro decreto, dejando sin efecto el anterior, eliminando el paso previo de intervención de la 

Legislatura para la creación del ente”, dijo a La Tecla el subsecretario de Energía, Gastón Ghioni. 

El mencionado ente (EMSE) debía estar conformado por autoridades de Provincia, Ciudad de Buenos Aires y Nación, quienes tenían a cargo el control del sistema. No obstante, al día de la fecha, el Gobierno provincial no designó a su representante, y fue el propio Kicillof quien descartó hacer la designación correspondiente, porque pretende que Nación se haga cargo del pago de los subsidios. 

“Es claro que el anterior Gobierno quería avanzar en la creación de un ente a antojo de las empresas, ya que luego del resultado de las PASO, y to-mando conciencia de que perdían la Provincia, modificaron la composición del ente para que sea CABA quien lo controle.

Nosotros entendemos que la jurisdicción tiene que ser compartida, donde tienen que estar presente la Provincia, CABA y Nación, conformando un ente tripartito”, añadió Ghioni. 

Desde el Gobierno bonaerense confirmaron que ya se encuentran trabajando con Nación en un proceso de revisión conjunta de las tarifas y los subsidios eléctricos. Ahora, el desafío será dise-ñar algún mecanismo de tarifa social que permita una salida del congelamiento (de 180 días) y, a su vez, proteja a los usuarios más vulnerables. 




Meoni, en el ojo de la tormenta


La devolución de los subsidios de transporte a la órbita nacional tuvo un precedente que puso al Ministerio de Trabajo de la Nación, a cargo de Mario Meoni, en el centro de la polémica. 

Es que, según pudo saber La Tecla, el funcionario avaló un acuerdo preexistente con la UTA, al que se le sumó el acuerdo salarial 2020, lo que le significaba a la Provincia la liquidación de 2.500 millones de pesos en enero; mientras que el Gobierno nacional sólo de-bía poner 500 millones. Como agravante, el ministro de Transporte publicó la resolución 14/2020, a través de la cual se modificó el total de los fondos que destina Nación al interior del país. La medida -acusaron desde Buenos Aires- beneficiaba a Córdoba, provincia de la que es oriundo Gabriel Bermúdez, subsecretario de Transporte. Provincia no adhirió a la resolución, por lo que el dinero, finalmente, lo tuvo que aportar Nación. “El error de Meoni fue político, social y económico”, dijeron a La Tecla desde Gobernación.

Gaston ghioni: “Provincia aceptó el traspaso para deslindar del tema a Nación”

Desde la Subsecretaría de Energía de la Provincia, a cargo de Gastón Ghioni, cuestionaron con dureza el acuerdo que firmó María Eugenia Vidal con Mauricio Macri para traspasar Edenor y Edesur a la órbita bonaerense, cuando no tenía los fondos suficientes. “Como ya lo vimos, Vidal gobernó en función de las necesidades de Nación, en lugar de priorizar las necesidades de los bonaerenses. Este modo de actuar se vio reflejado tanto en el traspaso de  los fondos de la tarifa social como también con la toma de la deuda. La Provincia se endeudó en dólares por requerimiento de Nación, ya que la Provincia no tenía ninguna necesidad de hacerlo. Del mismo modo, la Provincia aceptó el traspaso de la tarifa social, haciendo propio el gasto, para deslindar del tema a Nación. Una vez más, Vidal gobernó para su jefe, Mauricio Macri, y no en favor de los bonaerenses”, dijo Ghioni. En este sentido, en conversación con La Tecla, apuntó: “El impacto en las cuentas provinciales es significativo. 

La Provincia se encuentra en una situación crítica, con un nivel de endeudamiento en dólares insostenible y con alto nivel de deuda flotante. En ese marco, afrontar una erogación de, aproximadamente, ocho mil millones de pesos representa un costo alto, que requiere de un esfuerzo grande de la Provincia, o sea, de todos los bonaerenses, para solventarlo”. Aún no hay certezas en cuanto al mecanismo para dar marcha atrás con la medida. 
COMENTARIOS
  • Genéricos
OTRAS NOTICIAS
Logo
s