Cristina en la Provincia: la guía - La Tecla

La Plata, Bs As.
Jueves, 28 mayo 2020
Revista Num. 883
Leonardo Nardini, Néstor Grindetti, Mariano Cascallares y Gustavo Posse cuentan su experiencia personal en la lucha contra el COVID-19. Los cuidados, el contacto con los familia...
Ver Revista
Revista COMO VIVEN LA PANDEMIA
Descarga la App desde Google Play Descarga la App desde App Store

Revista Num. 883
Ver Revista
27/02
INFORME

Cristina en la Provincia: la guía

La vicepresidenta es la mentora de Axel Kicillof. Fue ella quien lo eligió para ministro, para diputado y para Gobernador. Cada cuánto hablan. Cuáles son las decisiones que toman en conjunto. Los funcionarios sugeridos por CFK

Cristina en la Provincia: la guía
Cristina Fernández fue quien decidió cómo se completaba el gabinete de Kicillof, al menos en lo que respecta a las primeras líneas, más allá de que, como es sabido, fue el Gobernador el encargado de elegir a la gran mayoría de los ministros y ministras que lo acompañan. La referencia es para los titulares de Justicia, Julio Alak, y de Seguridad, Sergio Berni, los únicos, junto a Teresa García (Gobierno) y Daniel Gollán (Salud), que no pertenecen a la mesa chica del exministro de Economía. 

La vicepresidenta, quien fue, además, la persona que decidió que Kicillof fuera candidato a Gobernador, podría meterse a fondo en la política bonaerense, incluso en lo concerniente a la coyuntura diaria. Pero no lo hizo, ni lo hace. Así funcionó hasta ahora. Aunque, vale aclarar, en los dos meses de gestión de Axel, la exmandataria estuvo bastante tiempo fuera del país, desde el 29 de diciembre hasta el 15 de enero y desde el 6 hasta el 12 de febrero, en ambas ocasiones visitando a Florencia, en Cuba. 

De todos modos, igual podría inmiscuirse, pero no. Así perjuran desde calle 6, aunque no niegan que las conversaciones entre ambos se dan casi a diario, y en muchas oportunidades, más de una vez por día. Hablan de todo un poco, pero -destacan- jamás hubo una imposición por parte de Cristina. Sí algún que otro consejo por determinada cuestión vinculada a la rosca y, también, preguntas relacionadas con la economía.

“Charlan de todos los temas, casi siempre a través de WhatsApp. El diálogo entre ellos es permanente. Axel consulta siempre a Cristina por las decisiones de la macro, pero no las decisiones del día a día. O sea, hablan del tema de la deuda y la política que se lleva adelante, entre otras cosas, la relación con Vidal y con la oposición en general. Pero no le pregunta qué hacer con la paritaria docente, por ejemplo; eso lo decide él. Ni tampoco cómo resolver el cruce Berni - Frederic”, sostiene una fuente muy cercana al Gobernador.

“Que hablen todos los días, no quiere de-cir que le haga un resumen de la jornada: ‘Hoy hice tal o cual cosa’”, se ve en la ne-cesidad de aclarar el interlocutor con oficinas en calle 6; y añade a su vez que cuando hay algún tema polémico a nivel nacional, antes de brindar una entrevista gráfica o hacer una nota radial o televisiva, Axel hace un repaso con Cristina y Alberto (Fernández) de cómo encarar determinadas cuestiones, lo que es conveniente decir o lo que es conveniente callar”, completa.

Es que Kicillof continúa siendo para Cristina la principal fuente de consulta en lo que a la política financiera respecta. Incluso suele hasta interrogarlo por temas referidos a los números de Nación, a la deuda externa, a la relación con el Fondo Monetario Internacional, a cómo encarar la negociación con los bonistas. Si bien no pertenece a la mesa diaria, Kicillof es de los pocos dirigentes que cuentan con línea directa permanente con CFK. 

“De los dos meses de gobierno, no es mucho lo que Cristina ha estado en el país, sino que gran parte del tiempo estuvo en Cuba, junto a su hija. Esto no quiere decir que no haya estado en contacto con su mesa chica y, también, con Axel, su principal referente en cuanto a los temas económicos; incluso ahora, siendo gobernador de la Provincia”, resume una fuente del Instituto Patria, reafirmando así lo asegurado en la Casa de Gobierno provincial.

Se puede decir que CFK es una especie de guía de Kicillof. Por caso, como se mencionó antes, fue quien lo “ayudó” a completar el gabinete, más allá de que todos y cada uno de los nombres contaron con su aval, incluidos los amigos del Gobernador. Alak y Berni desembarcaron en el equipo luego de una de las tantas charlas entre ambos, 
a las que también, como en este caso, suele sumarse Alberto. Para Seguridad, un área tan sensible, se necesitaba una persona -según explican- “de carácter y fuertes convicciones”. El nombre era el de Sergio Berni, no había otro.

Sí, llegó de la mano de Cristina, pero no es cierto, como se dijo, que ella lo haya “salvado” en el reciente y conocido cruce, ya saldado, con su par de Nación, Sabina Frederic.

¿Hablaron del tema Cristina y Axel? Sí, hablaron, bastante; pero en ningún momento estuvo en duda la continuidad de Berni, ni siquiera hizo falta salvarlo. “Alberto, nunca pidió la cabeza de Sergio, como señalaron algunos medios”, comentan desde calle 6, y agregan, a manera de simple opinión, que tal vez eso tenga que ver con que fue Cristina quien lo eligió para el cargo.

En Justicia sucedió algo similar. Cristina fue quien tuvo la última palabra, a último momento. Las versiones que indicaban que el ministro de Justicia de Axel iba a ser Juan Martín Mena eran plenamente ciertas. Sin embargo, el Poder Judicial hizo oír su voz.

“Pidieron que Mena vaya a Nación, y la vicepresidenta electa aceptó”, afirma alguien con llegada a Comodoro Py. La opción B, por pedido de Cristina: Julio Alak. Y a Axel le gustó, le cerró; no solo por su experiencia en Nación, sino también por su pasado como intendente de La Plata, que le brinda gran conocimiento del territorio.

“Axel es Cristina”, resume el jefe comunal de Ensenada, Mario Secco, el más kirchnerista entre los kirchneristas. Y mucho tiene que ver la plena confianza. “Axel sabe que todo lo que Cristina le pida o sugiera es para bien. Cristina no le debe nada a nadie, no tiene que quedar bien con nadie, es la número 1, y cualquier sugerencia que le haga será para bien; no solo para su bien, sino para bien del proyecto, de los bonaerenses y el país todo”, agrega otro alcalde K, que en este caso prefiere reserva de identidad.

CFK es la dueña de los votos. La afirmación la hacen los que la aman y los que la odian. Y también la dueña de las decisiones. Fue ella quien eligió que Alberto fuera como candidato a Presidente. Fue ella quien eligió que Kicillof fuera como candidato a Gobernador. Y será ella la que elija quién encabezará las listas en 2021 y, también, en 2023. Pero para eso falta un buen tiempo. Hoy por hoy, a poco más de dos meses de haber iniciado la gestión bonaerense, Kicillof en particular cuenta con respaldo, con una guía, más allá de los resultados.

“Veo en Cristina un elemento estabilizador y no desestabilizador”, asevera el analista Gustavo Marangoni. “Si en tres o cuatro meses, la situación de la Provincia y el país en general no va bien, Axel va a contar con esa apelación a lo ideológico, a los valores que impulsa el kirchnerismo, Cristina; por lo tanto, ahí hay un voto inicial de mucha confianza, que se da, justamente, cuando más se necesita, cuando los resultados no aparecen, ya sea porque es temprano o porque es muy difícil la cruzada”, concluye el director de la consultora M&R Asociados. 




Mario Secco: “El gobernador Kicillof se siente muy respaldado por Cristina”

-¿Qué significa Cristina para los intendentes que siempre la bancaron, incluso cuando en algún momento, alguno que otro dudó o hasta la negó?
-Cristina es una figura nacional central, relevante. Ni hace falta decirlo, pero está por encima de todos nosotros. Su capacidad, la mirada que tiene sobre las cosas, sobre las diferentes situaciones, nos deja al resto muy por detrás. Está claro que para nosotros, Cristina es la principal dirigente, la principal referente del país.

-Teniendo en cuenta que el Presidente es Alberto Fernández, ¿no puede tomarse como una ofensa eso de que “Cristina es la principal dirigente del país”?
-No, para nada. Alberto, también, es un hombre muy agradecido de Cristina. No es poca cosa que entre todos eligió a él para ser el presidente de la Nación. Fue decisión de ella que Alberto llegue a la Presidencia, y él valora mucho eso.

-¿Sigue siendo una fuente de consulta?
-Para mí, sí, claro que sí. Es la compañera que conduce, con una capacidad que la hace ver con suma claridad tanto lo que somos nosotros como lo que es la oposición. Está buenísimo contar con ella a la hora de enfrentarnos a los grandes monopolios, que son fuertes y tienen 
lo suyo. Sería muy complicado sin Cristina.

-Para Kicillof, que ha tenido un inicio complicado, ¿la presencia de Cristina puede ser, a la vez, un respaldo y una presión?
-Kicillof se siente muy respaldado por Cristina. Axel es un dirigente que respetamos mucho, que cuenta también con una importante capacidad para poder llevar la Provincia adelante. Es capaz. Y, claramente, es un hombre de Cristina.

-Estuvo reunido con Máximo en Ensenada hace algunos días. ¿Cuál es su papel en este presente?
-Máximo es un gran compañero, con un tremendo futuro. Cuando muchos de nosotros están pegando la vuelta, ellos están empezando a surcar el camino. Tiene muy claro lo que quiere, tiene claro a dónde apunta con su construcción. Tanto Axel como Máximo son dirigentes del espacio a los que vamos a acompañar siempre.


Gustavo Marangoni: “Cristina es un factor estabilizador para Kicillof, no desestabilizador”

-¿Qué significa la figura de Cristina para Kicillof, sobre todo teniendo en cuenta este arranque complicado?
-Lo primero que hay que remarcar es que la Provincia es el principal reservorio de votos de Cristina, votos que se solapan con los de Axel. Es decir, ambos tienen la misma base electoral. Por ende, inicialmente, sobre todo hasta que la gestión encuentre la velocidad de crucero, la presencia de Cristina es un respaldo para Kicillof. En principio veo a la vicepresidenta como un elemento estabilizador para la propia gestión del Gobernador, que, además, arrancó con una agenda peliaguda, entre otras cosas, con el vencimiento de la deuda, las paritarias docentes.

-Después, una vez que se encuentre esa velocidad crucero y en el hipotético caso de que las cosas vayan bien, ¿la presencia de Cristina podría no ser positiva, como decís que lo es ahora?
-No necesariamente. Después del arranque van a empezar a medir la gestión por las respuestas que dé a los temas puntuales y concretos; ya sea la deuda, el inicio de las clases, todo lo que tiene que ver con la obra pública. Por eso marcaba lo de “inicialmente”; no porque esté previendo un conflicto hacia adelante, que a priori no tendría por qué haberlo, sino porque cuando una gestión comienza prima la expecta-tiva, y sobre todo porque ese cincuentaipico por ciento que lo votó, que es el mismo que respalda a Cristina, tiene ganas de creer.

-Si Kicillof sale bien de estos primeros meses y su gestión va viento en popa, ¿le va a seguir conviniendo tener el respaldo de Cristina?
-Si las respuestas aparecen, buenísimo para él, porque, de esa manera, le estará sumando a su capital inicial; de lo contrario va a empezar a consumir capital propio. Kicillof tiene una legitimidad de origen indiscutible, a eso le tendrá que sumar la legitimidad de ejercicio. Hasta el momento, el gobierno se está terminando de conformar. Hoy por hoy puede afrontar el problema de la deuda, nada sencillo por cierto, porque tiene el respaldo de Cristina y el kirchnerismo duro con base en la Provincia. 


Armonía en Comunicación Pública: entre Rey y Rodríguez

Los rumores indican que la ministra de Comunicación Pública, Jésica Rey, y el secretario de Medios, Fabián “Conu” Rodríguez, no caminan por el mismo camino, pese a que el segundo trabaja bajo la órbita de la primera, es decir, sería su virtual vice. ¿El motivo? Rey pertenece a las filas de Kicillof y Rodríguez, al kirchnerismo puro, a La Cámpora.

Sin embargo, fuentes cercanas a ambos funcionarios niegan de manera rotunda los comentarios y destacan que el vínculo es tan bueno en la actualidad como lo fue en el pasado. Se conocen desde que Rey se desempeñaba como vocera de prensa del Ministerio de Economía de Nación y Rodríguez como director de la Agencia Télam. Más tarde, durante el macrismo, ella cumplió funciones como jefa de prensa del por entonces diputado Axel Kicillof y él hizo lo propio con el bloque de Unidad Ciudadana, aunque más cerca de Máximo Kirchner. Esa relación explica un poco el porqué del desembarco del Conu en Provincia. 

“Como Medios quedó dentro de Comuni-cación Pública (N. de la R.: en la última etapa de la gestión Vidal, la Secretaría de Medios tenía rango ministerial y funcionaba separada del por entonces denominado Ministerio de Asuntos Públicos”), nos pareció bien sumarlo al Conu; él había sido director de Télam y, además de un equipo formado, tiene mucha experiencia en lo que respecta al manejo de la pauta”, cuenta una persona muy cercana a Rey. “Nosotros no teníamos gente que supiera de ese tema, no podíamos llegar y meternos en ese quilombo desde cero”, agrega la fuente, y resalta que su jefa, nunca había manejado pauta, ya que cuando estuvo al frente de la cartera de Economía nacional estaba todo centralizado en la Subsecretaría de Medios.


Marcelo Figueras, una “sugerencia” de Cristina al Gobernador

“Ela dice que quiere seguir, así que ve-remos, a partir de febrero o marzo, si sigue con esa intención. Te imaginarás que no le voy a decir que no, obviamente (risas), porque son ocasiones que yo disfruto particularmente. Son ocasiones en las que uno se carga de una energía muy particular, que tienen que ver con ese amor y esa empatía que Cristina despierta en la gente de todas las edades, todos los géneros y todas las extracciones sociales”. 

La frase, pronunciada el 7 de enero, pertenece a Marcelo Figueras, el periodista que conduce los hilos de Radio Provincia y, además, hace las veces de presentador del libro que lleva la firma de Cristina Fernández de Kirchner. Un tiempo después abandonaría por unos días su labor en la emisora del Estado bonaerense para llegarse hasta la lejana Cuba, en lo que fue la última gira de Sinceramente. 

La respuesta a la pregunta “¿Por qué Figueras fue designado en Radio Provincia?” se caía de madura. “Marcelo fue una sugerencia de Cristina para Axel, y a él le gustó mucho la idea. 
La verdad es que nosotros no teníamos ningún nombre mejor para ese lugar y avanzamos”, contestó un allegado a Kicillof.


Axel, Teresa García y el Cuto Moreno, un equipo con más de cuatro años

El final es conocido: Teresa García es la ministra de Gobierno y Carlos “Cuto” Moreno, vicepresidente de la Cámara de Diputados. Pero la relación empezó allá lejos y hace tiempo, cuando un inexperto Kicillof desembarcaba, posvictoria de Macri, en la Cámara de Diputados de la Nación. “Le tocó en el recinto una banca cercana a la de Teresa y el Cuto”, rememora un dirigente del interior, allegado al hombre de Tres Arroyos. 

“En el marco de un enero y febrero bastantes tumultuosos dialogaron mucho entre ellos. No había sesiones y sí mu-chas conferencias de prensa. Ya en marzo vinieron las sesiones, en las que trataron el tema de los Fondos Buitre y leyes económicas en las que Axel tuvo mucho protagonismo. Teresa y Cuto fueron las personas con las que Axel se referenció para agarrarle la mano al funcionamiento de la cámara. Era algo ajeno para él en ese momento. Ellos lo ayudaron a insertarse en el mundo legislativo, entre otras cosas, para encontrar los tonos, la manera de hablar, cuándo hablar, cuándo no. Fueron como sus padrinos dentro del recinto”, agregan desde el círculo más íntimo del Gobernador. 

El 2016 transcurrió por los mismos carriles, y en 2017, con Cristina candidata a senadora nacional, Teresa a senadora provincial y Cuto a diputado, “se terminó de armar la cofradía”, dice la fuente, entre risas. 

Claro, CFK había solicitado a Axel que le diera una mano en la campaña bonaerense (perdería en octubre ante Esteban Bullrich), sobre todo en lo concerniente a la economía. Un tiempo después, cuando el hoy Gobernador empezaba a recorrer la Provincia arriba de las cuatro ruedas del Renault Clio, sus laderos políticos, por pedido de Cristina, iban a ser García y Moreno. “Te van a acompañar Teresa y el Cuto, para guiarte, acompañarte, hacerte de nexo con los intendentes”, dicen que CFK le comunicó a Axel, palabras más, palabras menos, a sabiendas ya de que iba a ser candidato a ocupar el sillón de Dardo Rocha.
 
COMENTARIOS
  • Genéricos
OTRAS NOTICIAS
Logo
s