"Me encanta actuar" - La Tecla

La Plata, Bs As.
Jueves, 27 febrero 2020
Revista Num. 870
La vicepresidenta es la mentora de Axel Kicillof. Fue ella quien lo eligió para ministro, para diputado y para Gobernador. Cada cuánto hablan. Cuáles son las decisiones que toma...
Ver Revista
Revista LA GUIA
Descarga la App desde Google Play Descarga la App desde App Store

Revista Num. 870
Ver Revista
12/02
ESTHER GORIS

"Me encanta actuar"

La artista se sumó al elenco de Sex, la obra procaz y perfomática de José María Muscari, donde interpreta un papel sexy y desfachatado. En esta nota habló sobre su personaje, a la vez que reveló cuáles son sus actividades fuera del escenario

Inició sus estudios en Comunicación y ejerció el periodismo, pero luego se abocó de lleno a su primer amor, que no es otro que la actuación.

Con una carrera talentosa y repleta de proyectos versátiles, Esther Goris es docente y una de las mejores actrices de su generación.

Además se encuentra escribiendo guiones para producciones de su autoría. Ahora aceptó una propuesta diferente y se preparó para un rol más que jugado en la obra de José María Muscari, donde se desenuelve como una femme fatale, mostrando su costado más sensual, que dará para hablar.

En diálogo con La Tecla, la artista se explayó sobre el grandioso presente que transita.

-¿En qué circunstancias te llegó esta propuesta tan atípica?
-Estábamos en una cena con el elenco de Atracción fatal y Muscari contó que tenía a Sex en mente, y que realizaría una obra con actores y sexo explícito. Así me escribió por WhatsApp y me hizo la propuesta para un personaje que no es el que interpreto; le dije que no porque era inconsistente con mi perfil. Fui al estreno y vi que era osada. 
Después me sumé al equipo de trabajo. Recorro las mesas, hablo con el público; comienza la experiencia, que es muy contundente, y relatamos a qué se tienen que disponer. Se trata de una puesta en escena en la que los espectadores forman parte de lo que sucede e interactúan en los hechos. Observo que parejas de diferentes edades concurren a las funciones.

-¿De qué manera observás la actual forma de producir para la pantalla chica? ¿Tenés ganas de hacer una tira?
-Veo con felicidad que haya estas plataformas, son nuevas formas para un futuro muy inmediato. Entiendo que quizá puedan perjudicarse un poco algunas producciones, pero es un cambio tecnológico frente al cual no se puede hacer mucho. Me hace acordar a cuando surgió el cine sonoro, y que los fanáticos del mudo sentían nostalgia por otro tipo de encanto. Apareció la televisión a color, pero la blanco y negro tenía beneficios, sobre todo para los actores. Siempre hay una melancolía por lo que vemos que se va a terminar. La verdad es que lo que finaliza, siempre, tiene cosas a favor. En mi caso prefiero el cine en blanco y negro. En Netflix encontré cosas que me gustaron mucho; El Marginal es una de ellas. Lo increíble en mi caso es que no miro nada que tenga violencia porque me impresiona mucho, por eso, quienes me conocen no entienden cómo me hice tan fanática de esta serie. Sucede que en algunas escenas violentas bajo la mirada, y después vuelvo a observar, inmediatamente. En relación a mi trabajo en el cine, no tengo ninguna propuesta; me encantaría que así fuera, pero no surgió. Tengo la posibilidad de participar como autora en una producción, pero no como actriz, no hasta el momento.

-¿Encontrás puntos en común entre tu trabajo actoral y en la escritura?
-Considero que son disimiles y ni siquiera tienen puntos de concomitancia. Es difícil, porque encuentro que son diferentes y no puedo compararlos. Lo que hago es decir lo que me pasa a la hora de interpretar o escribir: me encanta actuar, lo hago con mucho placer y casi sin percibirlo. En cambio, escribir es todo lo contrario, no me gusta, sufro bastante, pero, bueno, a veces me resulta inevitable porque quiero abordar ciertos temas.

COMENTARIOS
  • Genéricos
OTRAS NOTICIAS
Logo
s