INTERNA OFICIALISTA
08/02
La discusión por los "presos políticos" sumó nuevos protagonistas al debate
Los principales funcionarios del gobierno nacional se cruzaron en distintos momentos a lo largo de la semana al debatir sobre si hay, o no, presos políticos en Argentina. La mecha la encendió el jefe de Gabinete Santiago Cafiero y llegó incluso hasta el ex ministro de Planificación y detenido, Julio De Vido.
La polémica en el Gobierno nacional en torno a si existen o no "presos políticos" en la Argentina sumó un nuevo capítulo en el que ingresaron como protagonistas el canciller Felipe Solá y el ex ministro de Planificación durante el kirchnerismo y detenido, Julio de Vido

El debate lo abrió el jueves el jefe de Gabinete de la Nación, Santiago Cafiero, que descartó que en nuestro país haya "presos políticos", aunque reconoció ese día que sí existen "detenciones arbitrarias" de dirigentes del peronismo. 

Ahora, Solá respaldó los dichos de Cafiero y rechazó así los dichos de la ministra de Mujeres, Género y Diversidad y ex abogada de Milagro Sala, Elizabeth Gómez Alcorta, que había asegurado que "cuando vos tenés a una persona a la que se le hace un proceso judicial con la única finalidad de detenerlo por cuestiones políticas, eso es un preso político".

"No tengo ninguna duda que Milagro Sala es una presa política. Sucede que no existe en ningún lado, ni en el Código Penal, la definición de qué es un preso político. En cada época hay quienes entienden que es una cosa y otros que entienden otra. En la dictadura hubo muchos detenidos con procesos judiciales y nadie dudó en llamarlos presos políticos. Y efectivamente, en los últimos 5, 6 o 7 años, en toda Latinoamérica hubo y sigue habiendo presos políticos”, argumentó.

También, se sumó al debate De Vido, al cruzar a Cafiero: "¿Qué opinaría si Cristina Kirchner estuviera detenida?".