RIVER-FLAMENGO
06/11/2019
La final de la Copa Libertadores se jugará en Lima
En una reunión, los directivos de la entidad y los representantes de River y Flamengo decidieron que la final se mude a Peru
Como consecuencia de la crisis social que lleva 20 días en el país trasandino, la Conmebol resolvió que Santiago de Chile no sea la ciudad que aloje a los equipos que disputarán la final de la Copa Libertadores.

En este marco, ayer Alejandro Domínguez (presidente de la Conmebol) convocó a una reunión en la sede de la Conmebol en Luque (Paraguay) a la que asistieron las autoridades de los clubes (Rodolfo D'Onofrio por River y Rodolfo Landim por Flamengo) y de las asociaciones (Claudio Tapia, de la AFA, y Rogerio Caboclo, de la CBF brasileña), y donde resolvieron mudar la final a una nueva ciudad: Lima, en la misma fecha y a las 15 hora local (17 de Argentina).

En una conferencia de prensa, pasadas las 20, el presidente de la Conmebol, Alejandro Domínguez, anunció: "La opción más viable era Lima. Está equidistante para ambos países". Además, aclararon que el partido se jugará en el estadio Monumental de Lima.
 


De acuerdo a lo publicado por Infobae, ante el cambio de la sede de la final única a la ciudad de Lima y considerando que los hinchas de ambos equipos puedan revisar o sostener su decisión de viajar, CONMEBOL estableció las siguientes modalidades para quienes ya compraron las entradas:

A) CONMEBOL procederá a devolver el 100% del precio de las entradas a los hinchas que ya las hayan adquirido, a través del mismo medio por el cual realizó la compra.

B) A dichos hinchas, se les remitirá un nuevo código que les otorgará derecho de preferencia de compra por el plazo de 72 horas. Transcurrido dicho plazo, el código quedará inválidado, y las entradas se pondrán a la venta para el público en general.