EN HOLANDA
17/10/2019
Una familia vivió nueve años en un sótano a la espera del fin del mundo
Seis jóvenes y un adulto, a quien ahora investigan como posible secuestrador, estuvieron recluidos y aislados del mundo durante casi una década
Podría ser un guión de ficción o una remake de Conociendo a Eva, pero es una historia completamente real. Un hombre de 58 años, cinco adolescentes y jóvenes y su padre han vivido encerrados en el sótano de una granja de un pueblo del norte de Holanda "esperando el fin del mundo" durante los últimos nueve años.

Todo salió a la luz hace algunos días cuando el hijo mayor, de 25 años, logró salir e ir al bar del pueblo donde relató los confusos detalles del caso, que ahora son investigados por la policía.

En la casa completamente aislada por un frondoso bosque, los agentes descubrieron una escalera oculta detrás de un mueble que conducía al sótano en el cual hallaron a un hombre en una cama, en muy mal estado, a causa de un accidente cerebrovascular; junto a él estaban seis jóvenes, de entre 18 y 25 años, cuyos nacimientos no figuran en el Registro Civil.

El alcalde de Ruinerwold, Roger de Groot, dijo que jamás "había visto una situación similar" e informó que la madre de los chicos había muerto antes que la familia fuese a vivir a la granja donde fueron hallaron.

En cuanto al hombre de 58 años quedó detenido y se investiga su situación.