Argentina ante el mundo: así nos ven - La Tecla

La Plata, Bs As.
Miércoles, 13 noviembre 2019
Revista Num. 857
Los cargos en el Banco Provincia, los organismos descentralizados y las empresas estatales que se reservan para dirigentes de otras fuerzas políticas. Quiénes ocupan hoy esos lu...
Ver Revista
Revista LAS CARTAS PARA NEGOCIAR
Descarga la App desde Google Play Descarga la App desde App Store

Revista Num. 857
Ver Revista
07/10
PESADA HERENCIA

Argentina ante el mundo: así nos ven

A poco de cumplirse el primer mandato de Mauricio Macri, un informe con datos de organismos de la ONU revela el grave retroceso en indicadores como salarios, deuda, producción industrial y desempleo

Argentina ante el mundo: así nos ven
“Por la meta que quiero que se me juzgue es si pude o no reducir la pobreza”, decía Mauricio Macri allá por diciembre de 2017. Hoy, a poco más de dos meses de que cierre su primer período como presidente de Argentina, no sólo la pobreza, sino casi todos los indicadores sociales y económicos del país tuvieron un preocupante retroceso. 

Un informe del Observatorio de Coyuntura Internacional y Política Exterior (OCIPEx) compiló los datos comparativos de varios indicadores que evidencian el retroceso en materia social y económica del país tras cuatro años de gestión macrista. 

Entre 2015 y lo que va del corriente año, ítems como deuda pública, actividad industrial, desempleo, salario real y seguridad alimentaria fueron medidos por diferentes organismos dependientes de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y mostraron registros negativos a nivel regional y global.

En cuanto a la desocupación, según un estudio de la ONU, coordinado por el Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de Naciones Unidas (DESA) y del cual participaron técnicos de las distintas comisiones económicas regionales, como la CEPAL y la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD), la tasa de desempleo promedio en países desarrollados se redujo del 8,7% en 2010 al 5,4% en 2018. Es más, en algunas de las “economías grandes”, el nivel de desocupación actual es el más bajo en décadas.

A contramano de lo que pasa en el planeta, Argentina es el tercer país en el que más aumentó la tasa de desocupación en el período 2015-2018 a nivel mundial. En el gráfico comparativo se observa la medición hasta 2018 (9,5%), pero según cifras oficiales del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC), la desocupación en la Argentina trepó al 10,6% en el segundo trimestre de corriente año.

El indicador que mide la caída de los salarios fue abordado por la CEPAL en su “Estudio Económico de América Latina y el Caribe 2019”. 

El organismo comparó las mediciones en los siguientes países de la región: Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, El Salvador, México, Nicaragua, Panamá, Perú y Uruguay.

Como resultado, en el paper se describe que en los primeros tres meses de este año, la caída del salario real en la Argentina fue superior al 10%, siendo el único país en obtener un descenso de esta magnitud. Según la CEPAL, los datos negativos se explican por el fenómeno regresivo en la caída del empleo registrado, el aumento del subempleo, el incremento de la informalidad laboral y la expansión del cuentapropismo.

Según el último Reporte de Produc-ción Manufacturera Mundial de la Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial (ONUDI), entre el primer trimestre de 2018 y el primer trimestre de 2019, de un total de 77 países, 26 mostraron un saldo negativo en su producción industrial. De esos 26, Argentina registró la mayor caída interanual, que se desplomó nada menos que un 10,8%. 

Un dato no menor es que la caída del mencionado indicador en el país es un fenómeno propio. El documento de la ONUDI señaló que el crecimiento de la actividad manufacturera mundial creció 2,5% en el último año. 

Según el informe “Flujos de Capital hacia América Latina y el Caribe. Evaluación del año 2018”, publicado por la CEPAL, de los once países que integran la región, los tres principales emisores soberanos fueron Argentina, México y Chile. De esa terna, nuestro país lideró el ranking de deuda por amplio margen.

Otro dato preocupante es que en la actualidad, Argentina tiene el mayor nivel de endeudamiento público bruto de la región (88,5% del PBI). El podio lo completan Brasil (78,7%) y Costa Rica (52,9%).

Por último, un alarmante es el vertido por el informe “El estado de la seguridad alimentaria y la nutrición en el mundo 2019”, elaborado en forma conjunta por la FAO, el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA), el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), el Programa Mundial de Ali-mentos (PMA) y la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El material indica que el número de personas que padecen inseguridad alimentaria moderada o grave en Argentina pasó de 8,3 millones en el período 2014-2016 a 14,2 millones entre 2016 y 2018; el número se encuentra entre los más altos a nivel mundial. 

El informe señala que “las personas que experimentan inseguridad alimentaria afrontan incertidumbres para obtener alimentos y se ven obligadas a reducir la calidad y/o cantidad de alimentos por falta de recursos”. Una ignominia en un país que puede producir alimentos para 400 millones de personas. 


“El resultado de las elecciones se explica con esos indicadores”

En diálogo con La Tecla, el analista político Artemio López opinó sobre la actual situación social y económica del país. Sostuvo que “el resultado de las elecciones se explica por esos indicadores. Fue tan contundente porque es contundente el nivel de daño productivo y social”. 

López, quien dirige la consultora Equis, agregó que “es muy difícil rastrear una serie tan larga de destrucción de los indicadores productivos y sociales como la del Gobierno de Cambiemos”. 

El consultor expuso que “el vínculo entre crecimiento económico y resultado electoral de los oficialismos es drástico. Ningún oficialismo gana con dos años de caída del PBI, y este Gobierno ya tiene tres”. 

Consultado respecto de cómo cree que será el escenario que se viene, Artemio López planteó que “a Néstor y Cristina Kirchner les tomó más de una década para poner en cierto orden el país”. Y recordó que cuando CFK dejó el poder, “todavía quedaban 28 puntos de pobreza. Al país lo tomaron en 54 y lo dejaron en 28. Había 25 puntos de desempleo y lo dejaron en 5,9. Y se demoraron doce años para esa mejora”.

Para finalizar el analista aseveró que la recuperación en términos sociales “va a ser de una complejidad notable”. Y remarcó que habría que actuar sobre lo inmediato: “Ahora hay que salir con un plan de emergencia alimentaria de nuevo; retrocedimos miles de casilleros”. 
 
COMENTARIOS
  • Genéricos
Logo
s