La Plata, Bs As.
Domingo, 15 septiembre 2019
Revista Num. 848
"Bajo el mismo techo pero en camas separadas", así describen cerca de la Gobernadora su relación actual con el Presidente. Las circunstancias que llevaron a este escenario y cóm...
Ver Revista
Revista EL DIVORCIO QUE VIENE

Revista Num. 848
Ver Revista
22/08
"DEMOCRACIA Y DESARROLLO
Macri y Fernández, de la mano de Clarín, repasaron el presente y el futuro
Se lleva a cabo por estas horas el seminario de Clarín, "Democracia y Desarrollo", en el que en la previa del debate presidencial y tras un par de llamados telefónicos post PASO, coincidieron para exponer acerca de la actualidad y el futuro del país el presidente Mauricio Macri y el candidato a sucederlo del Frente de Todos, Alberto Fernández. 
Macri y Fernández, de la mano de Clarín, repasaron el presente y el futuro
El primero en saltar a la cancha fue el ex Jefe de Gabinete de CFK, Alberto Fernández, quien entre otras cuestiones volvió a negar la posibilidad de instalar un cepo cambiario para restringir la compra de dólares, y a su vez le dijo "no" a una eventual reforma laboral. Eso sí, en varias oportunidades aclaró que por ahora es sólo candidato a presidente.

"Fui muy crítico del cepo, no fue bueno. Es como poner una piedra en una puerta giratoria, nadie sale pero nadie entra, y eso fue lo que sucedió. Cristina hizo eso porque Argentina periódicamente tiene un momento de asfixia donde no hay cantidad de dólares necesarios para la demanda de los dólares; eso le pasó a Macri que tomó deuda y así estamos", expreó Alberto.

Y le apuntó al ex ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne por la política económica y financiera llevada a cabo en el últimio tiempo. "Cada 100 dólares que entraban, 30 debían quedar depositados en bancos, 70 podían jugar en acciones y bonos libremente, y nadie se podía ir en un año", sostuvo el compañero de fórmula de CFK.
 

 Por otra parte, al hacer referencia a la inflación, uno de los grandes flagelos de la economía argentina, Fernández resaltó que  "va a ser muy difícil de bajar teniendo en cuenta las tasas de interés que tenemos", y añadió, medio entre risas que "si yo logro bajar al cuarto año la inflación a un dígito sería el tipo más feliz del mundo".

Volviendo al tema de una eventual reforma laboral, señaló que el proyecto "así como está planteado es un cambio sobre la ley de contratos del trabajo que es innecesario" y recalcó que "el problema no es la ley, sino la economía, que se achicó tanto que hoy todo es costoso, hay que volver a encender la economía, que se apagó el día que el gobierno creyó que para bajar la inflación había que limitar el consumo, en un país que consume el 70 por ciento de lo que produce".

Además, sobre las causas judiciales en trámite, Fernández contestó que "es un problema de la Justicia, quiero que el estado de derecho se respete del mismo modo que quiero que ningún hecho de corrupción quede impune, aunque destacó que "en este tiempo ha habido un abuso en las detenciones que no lo he dicho yo solo, incluso lo han dicho algunos que acompañan al Presidente".

Luego fue el turno del jefe de Estado, Mauricio Macri, quien al referirse a la contundente derrota en las elecciones Primarias, señaló entre otras cosas que "las Paso de 2015 las perdí por 15 puntos", dejando en claro de esa manera que hay posibilidades de dar vuelta el resultado. "Estas Paso fueron un voto bronca por un proceso de recesión que fue agobiante", agregó. 
 

En la continuidad del análisis de la derrota y en la búsqueda de las razones de semejante diferencia, dijo que "fui demasiado ambicioso en las metas de inflación que nos pusimos"; y por otra parte, respecto de los por ahora ganadores de las Primarias dijo que "en el Frente de Todos la mayoría de los votos son de Cristina. El silencio de Cristina no da tranquilidad", expresó.

Consultado sobre su reacción post domingo, Macri contó que "lo primero que hice el lunes es llamar a todos los candidatos y les dije que todos tenemos que colaborar para que el proceso electoral dañe lo menos posible a los argentinos", para luego apuntar sus dardos a Fernández. "El candidato del Frente de Todos que se presenta como favorito, también tiene responsabilidad de reducir la desconfianza".

Por otra parte, negó toda chance de nuevas modificaciones en su equipo, por lo que de esta manera quedan descartados los rumores que hablaban de una posible salida del jefe de Gabinete, Marcos Peña y del ministro del Interior, Rogelio Frigerio. "No van a haber más cambios en el Gabinete. Le doy mucho valor a mi equipo", manifestó el presidente, y se mostró conforme con los anuncios realizados por el único nuevo, el ministro de Economía, Hernán Lacunza. 

En otro tramo de su alocución, el ex presidente de Boca se mostró conforme con la idea K de aumentar la exportación, pero pidió que le cuenten cómo. "Me alegro que el Frente de Todos pida potenciar la exportación. ¿Cómo lo vamos a hacer? Debatámoslo. Nada se hace de un día para otro". Y contundente, concluyó: "Yo no me puedo hacer el distraído de los años que goberné, y el Frente de Todos no se puede hacer el distraído de los 12 años que gobernó".






 
COMENTARIOS
  • Genéricos