En Mar del Plata, los candidatos preparan la am... - La Tecla

La Plata, Bs As.
Sábado, 14 diciembre 2019
Revista Num. 861
Los ministros que confirmó el Gobernador para el comienzo de su gestión. El currículum de cada uno, los desafíos que tendrán en cada área del gobierno bonaerense y cómo llegaron...
Ver Revista
Revista EL EQUIPO DE KICILLOF
Descarga la App desde Google Play Descarga la App desde App Store

Revista Num. 861
Ver Revista
13/08
OCTUBRE A LA VISTA

En Mar del Plata, los candidatos preparan la ambulancia para recolectar votos y llegar a la intendencia

Raverta, Montenegro y Pulti definen las estrategias para salir a captar el voto disperso. El 14% de Vilma, un botín preciado. La incidencia de los resultados nacionales y el fortalecimiento de la elección municipal. Subir la participación, el desafío de acuerdo a la zona de la ciudad.

En Mar del Plata, los candidatos preparan la ambulancia para recolectar votos y llegar a la intendencia

El cálculo es el mismo por estas horas en los equipos de campaña de los dos candidatos más votados: quien más logre conservar los votos de la boleta nacional y provincial será determinante para que Fernanda Raverta o Guillermo Montenegro se conviertan en el sucesor de Carlos Arroyo. Claro, así lo detalló este martes La Tecla Mar del Plata (www.lateclamardelplata.com.ar).

La candidata del Frente de Todos obtuvo un 27,63% que la posicionó como la preferida por el electorado marplatense en términos individuales, pero el corte de boleta fue más que notorio respecto a los tramos ubicados al margen izquierdo de la categoría municipal. En Mar del Plata, Alberto Fernández alcanzó el 40,60% y Kicillof el 38%, redondeando una distancia promedio de 12 puntos respecto a su candidata local.

Con la diferencia de haber enfrentado una interna, la distancia entre el 20,8% de Guillermo Montenegro con Macri y, sobre todo, Vidal, fue abismal. El presidente obtuvo el 36,04%, mientras que la gobernadora el 40,48%, es decir, un corte de aproximadamente el 50% que perjudicó al candidato local del Pro. Incluso la distancia se mantiene en la sumatoria de los votos de la interna de Juntos por el Cambio, donde con Baragiola totalizaron un 35,03%, aún cinco puntos por debajo del registro de Vidal.

Quién se anotó en la carrera por la intendencia fue Gustavo Pulti con un 17,37% obtenido con una intensa campaña militante y sin el apoyo de estructuras nacionales. Las matemáticas arrojan un balance no casual: el porcentaje obtenido por el exintendente es prácticamente el mismo del corte de boleta que hubo entre Vidal y los dos candidatos municipales de Juntos por el Cambio y Fernández-Kicillof con Raverta.

Los votantes de Vilma, el botín más preciado

Los 53.876 votos que obtuvo Vilma Baragiola en la interna de Juntos por el Cambio y que ahora se deberán redirigir a una nueva alternativa, se transformaron desde ayer en el principal botín por el que irán los tres principales candidatos en carrera.

Con un 14,22% que la dejó fuera de carrera, la incógnita es la posición que tomará la histórica dirigente del radicalismo. Por el momento sólo se limitó a agradecer a sus votantes y a quienes la acompañaron durante la campaña, sin dar definición alguna sobre sus preferencias. Si está claro el horizonte para Maxi Abad, que el domingo triunfó a nivel seccional y que además coló en el cuarto lugar de la lista de concejales de Montenegro a Marianela Romero, integrante de su equipo político.

Sin embargo, si hay algo que demostró la reciente elección es la autonomía del elector –con el caso testigo de Arroyo, que en cuatro años se desplomó del 47% al 5%-, que el domingo apostó por Vilma y ahora deberá redirigir su preferencia hacia alguno de los seis candidatos a intendente.

Montenegro tiene a su favor el alineamiento nacional y provincial en común con el radicalismo, más allá de las tensiones propias de una interna; mientras que Raverta y Pulti buscarán interpelar al votante de los sectores populares donde Vilma tiene una fuerte incidencia.

Además de Baragiola, otros siete precandidatos a intendente no pudieron superar el piso del 1,5% de los votos válidos que exige la ley para poder superar el filtro de las PASO. En total suman el 3,59% de los votos del 11 de agosto, donde se destaca Marisa Zizmond del Frente Nos, que obtuvo el 1,40 (5.331 votos). Con un final abierto, esos votos podrían alimentar las últimas tendencias.

Elección definida, aire para Raverta y Pulti

Que el 10 de diciembre Alberto Fernández y Axel Kicillof estén jurando como nuevos presidente y gobernador, aparece como el escenario lógico luego de las abultadas diferencias de las PASO. La campaña municipal de los próximos meses se desarrollará en ese marco, donde tanto Raverta como Pulti piensan capitalizarlo.

La propia Raverta lo evidenció ayer en las diversas entrevistas, donde puntualizó la necesidad de alinear a Mar del Plata con el gobierno nacional y provincial. Eso sólo tendría una traducción en el cuarto oscuro: el voto a la lista completa del Frente de Todos.

En Acción Marplatense también creen que ese escenario les favorece, pero desde otra óptica. Con Macri y Vidal fuera de competencia, la polarización pierde peso, la nacionalización de las elecciones afloja en su intensidad y gana protagonismo la dimensión municipal de las generales. En otras palabras: lo que resta resolver el 27 de octubre es quien será el próximo intendente, el resto es cosa juzgada. Además, Pulti tiene antecedentes que mostrar, cuando gestionó la ciudad entre 2007 y 2015 en alianza con los mismos sectores que desde diciembre gobernarían la provincia y el país.

Pulti y Raverta, pescando en el mismo río

“No hay ninguna posibilidad de acuerdo”, fue el contundente mensaje que ayer bajó Gustavo Pulti, luego de la convocatoria de Raverta para que Acción Marplatense se sume al Frente de Todos, una pretensión próxima a la utopía. Ningún candidato se bajaría del combate con el 17% de los votos, a 3 puntos del segundo y con la obligación de renovar sus dos únicas bancas en el Concejo Deliberante. Menos aún cuando no le fue abierta la posibilidad de ir a una interna.

Eso mismo le recordó ayer el exintendnete, que además reforzó esa idea diciendo que “ahora hay que actuar de acuerdo a las conductas que se tomaron. Eso hace la gente adulta. No se puede caer en oportunismos de última hora”.

Por la tarde, Raverta desaceleró en esa línea y aseguró que en realidad el mensaje era dirigido al votante que optó por opciones diversas a la del Frente de Todos. La diputada nacional sabe cuál fue el destino de los 12 puntos de diferencia entre su boleta y la de Kicillof y Alberto Fernández. La propuesta inicial de la diputada nacional pareció más una intención de querer exponer al exintendente, que de avanzar en un acuerdo real.

Subir la participación

Pese a los primeros informes extraoficiales que salían de los diversos búnkers el domingo a la tarde y que hablaban de una participación mayor del 80% en Mar del Plata, finalmente ese registro se ubicó en los números históricos. 385.891 personas votaron de las 544.629 habilitadas, promediando un 70,85%.

En el entorno de Montenegro se muestran a tono con una estadística que se combina con una máxima del Pro: en las PASO vota menos gente que en las generales y el electorado menos politizado –que suele preferir octubre a agosto- es más permeables a los candidatos macristas. Ello tiene una traducción: “en octubre nos va mejor que en agosto”.

Los 25.870 votos que separan a Raverta de Montenegro, además de ser descontados por la transferencia de votos de Baragiola al Pro, podrían descontarse a partir del aumento de la participación electoral. Un registro del 75% el 27 de octubre, a tono con los valores históricos, significaría 22.580 votantes nuevos a disputar. En otra escala, un punto del padrón son 5.446 votantes. Una contra para el Pro: la idea de elección definida en Provincia y Nación podría no ser cautivante para quien el domingo prefirió quedarse en su casa.

La realidad en algunos circuitos electorales demandará la mayor atención de uno y otro espacio. En el céntrico circuito 366 apenas votó el 69%, donde Montenegro sacó 20.715, aventajando por 9 mil votos al Frente de Todos. Allí hay un caudal para que Juntos por el Cambio estire la diferencia.

Caso contrario, en el Circuito 368 (zona noroeste) es Raverta la que corre con ventaja: sólo votó el 67%, donde sacó 5.085 votos, frente a los 1.674 de Montenegro. En el 364 (delimitado por Juan B.Justo, Ruta 88, Mario Bravo y la costa) el mapa es similar, aunque con mayor caudal de votos: votó el 70%, Raverta obtuvo 27.162 y Montenegro 15.844.

Luego de la subdivisión, el Circuito 370 (que abarca la zona sur y suroeste) mejoró fuertemente la asistencia, donde se llegó al 70,66% entre los ocho nuevos distritos. En la sumatoria Raverta se impuso con el 35% (13.592 votos) frente al 11,70% (4.525) de Montenegro. Pero mejor fue el desempeño de Gustavo Pulti, que salió segundo en casi todos los circuitos y superó el 20%.

COMENTARIOS
  • Genéricos
OTRAS NOTICIAS
Logo
s