La Plata, Bs As.
Lunes, 26 agosto 2019
Revista Num. 845
El Gobierno no encuentra el rumbo. Mientras, en la Provincia y en los distritos comandados por el oficialismo buscan estrategias para zafar de la caída. Efectos del cambio en Ha...
Ver Revista
Revista SALVENSE QUIEN PUEDA

Revista Num. 845
Ver Revista
19/07
PERONISMO DEL INTERIOR
Operativo "Acompañar a Kicillof - Magario"
Las fórmulas peronistas provinciales y nacionales no hicieron pie en el interior en los comicios anteriores. Con ese antecedente, los intendentes aseguran que “el contexto es otro” y confían en que la gente vote con el bolsillo.
Operativo
En el Frente de Todos cuentan como segura una victoria en la Tercera sección. También en la Primera, aunque por menor diferencia. El problema está en el interior, donde, a pesar de que son muchos los intendentes peronistas, en las legislativas 2017 fue Cambiemos el espacio que consiguió imponerse. Lo propio había sucedido en 2015: en la mayoría de los municipios gobernados por el PJ, no pudieron triunfar Daniel Scioli ni Aníbal Fernández.

En ese momento, según los propios jefes comunales, pesó mucho en el electorado el conflicto campo-gobierno (Resolución 125). Ahora, crisis económica mediante, los mismos intendentes apuestan a que el corte de boleta no sea tan marcado, pues señalan que, además de volver a confiar en la gestión local, el electorado le va a dar la espalda tanto a Vidal como a Macri. 

“La boleta de Kicillof se milita remarcando la situación que vive cada uno de los bonaerenses; y planteando que hay que ir por el lado del trabajo, de la industrialización, de generar oportunidades para todos”, dice el mandamás de 25 de Mayo, Hernán Ralinqueo, y remarca que “esos van a ser los grandes ejes de la campaña, sin dejar de lado la agenda de la educación, el campo y el problema del costo de los servicios”. 

En el mismo sentido, Jorge Cortés (Hipólito Yrigoyen), sostuvo que “estamos mostrándoles a los vecinos lo que realmente pasa en la Provincia”, y si se quiere, pegándole sin nombrarla, criticó a la administración Vidal. “Además de lo referido a la campaña, a pesar de las dificultades, los intendentes PJ hemos demostrado capacidad de gestión; y la gente lo sabe”, cerró el referente justicialista de la Cuarta.

“Estamos trabajando muy fuerte y hay que seguir en el mismo sentido. La gente tiene hoy una perspectiva distinta de la realidad, está sufriendo. Lo estamos viendo en el día día; no solo en Villa Gesell, sino también en otros municipios que pude visitar junto a Axel. Es mejor el vínculo que se tiene con la gente, hay otra sintonía”, afirma ante este medio el intendente de Gesell, Gustavo Barrera. 

Por otra parte, más allá de la actualidad de la economía y que la esperanza está puesta en que el electorado vote con el bolsillo, aunque no se animen a decirlo en on, los peronistas del interior entienden que para ellos es “más liviano” compartir la boleta con Axel Kicillof que con Aníbal Fernández. Incluso manifiestan que es probable que logren traccionar hacia arriba, situación que, reconocen, “fue “imposible en 2015”. 

“Teniendo en cuenta los antecedentes de las últimas dos elecciones, creemos que tenemos que remar bastante a nivel local. Lo que sí percibimos es que Kicillof entra de otra manera, no tiene el rechazo que tenía Aníbal. No sé si puede llegar a ganar, pero tengo expectativas. Eso sí, si gana acá, será el próximo Gobernador, no tengo dudas”, reconoce un intendente de la Cuarta.

“Estamos caminando los barrios como siempre, y la verdad es que nos pasa todo lo contrario que nos pasaba con Aníbal Fernández, que, vale recordar, venía muy castigado desde lo mediático”, agrega otro mandamás local, en este caso, de la Sexta. Entusiasmado sostiene que “Axel está teniendo una muy buena recepción, lo notamos sobre todo cuando estuvo de visita en el distrito”; y hace hincapié en que “probablemente yo pueda acompañar el crecimiento de Kicillof, traccionarle votos; generar que la gente ponga la boleta entera. No nos pasaba lo mismo con Aníbal, hubo muchísimo corte. Nos acompañaban a nosotros en lo local, pero no a él ni a Scioli”. 

Por supuesto, juega aquí también un tema que nadie, por lo menos desde las primeras líneas distritales, reconoce en on ni en off, y que tiene que ver con que en caso de que Kicillof no “prenda”, más de un intendente repartirá sólo el tramo de la boleta que realmente le importa, el suyo, y que a nivel provincial y nacional “sea lo que Dios quiera”. 

Por otra parte, el grupo de los que, con el afán de salvar su pescuezo, jugarán si es necesario también a favor de Vidal. En caso de suceder, no será la primera vez. Son conocidos como “los traidores de tierra adentro”. Junto al tramo de su boleta, previo estudio barrio por barrio, manzana por manzana y, en algunos casos, casa por casa, harán llegar también el cuerpo de la papeleta que tiene la foto de la mandataria provincial, que, sabido es, sigue siendo la dirigente con más alta imagen de todo el país.

A sabiendas de los diversos escenarios planteados es que el exministro de Economía, en esta primera parte de la campaña, se recuesta principalmente en las secciones Segunda, Cuarta, Quinta, Sexta y Séptima y en sus recorridas y charlas con comerciantes y productores. “Volveremos a poner en marcha la Provincia”, insisten tanto él como su compañera de fórmula, Verónica Magario. 


Confianza en el GBA: “Va a haber corte, pero a favor de Todos”

A diferencia de lo que sucede en el interior, donde el votante tiene más reticencias para con el kirchnerismo, en el GBA, principalmente en la Tercera, el problema es de Cambiemos, que hasta ahora no ha conseguido ganar. Por tal motivo, los jefes comunales del Frente de Todos juegan a fondo para Fernández - Fernández y Kicillof - Magario. En casi todos los casos son los tramos de Presidente y Gobernador los que traccionan a favor de la papeleta municipal. 

“Después de tres años y medio de Cambiemos y estas políticas económicas está más que claro que hay que poner un freno. No tengo duda de que de los 51 puntos que obtuvo Macri en 2015, hay muchos arrepentidos y algún que otro despedido. Hay mucha gente sin trabajo, negocios que han cerrado, empresarios que tienen que irse. El escenario en Moreno es de victoria para Alberto y Cristina y de Axel y Verónica”, dijo el jefe comunal de Moreno, Walter Festa. 

Leo Nardini, de Malvinas Argentinas, fue un poco más allá y resaltó que no deben quedarse sentados esperando los “beneficios” de Fernández - Fernández y Kicillof - Magario. “Nosotros también debemos sumarle a la fórmula provincial y nacional y empujar desde abajo, debemos salir a predicar la boleta completa y a nuestros candidatos. Es responsabilidad de los intendentes salir a militar para que no tengamos fugas en el porcentual de votos de cara a octubre”, completó el referente de la Primera.

Por último, el escobarense Ariel Sujarchuk señaló que en su terruño “lidera Axel Kicillof”, y añadió que “eso sucede en la mayoría de los distritos del Conurbano. Es cuestión de seguir trabajando, militando, convenciendo a los que todavía dudan”. En tanto, consultado por las posibilidades de que se repita el corte de 2015, en detrimento del tramo provincial, el mandamás afirmó: “Eso podría suceder si no militamos como corresponde”, y remató diciendo que va a haber un corte en sentido positivo. “La gente va a querer cortar en mil pedazos la boleta de Cambiemos y poner la nuestra”, aseveró.

 
COMENTARIOS
  • Genéricos