La Plata, Bs As.
Domingo, 21 julio 2019
Revista Num. 840
En la búsqueda de la polarización absoluta, el oficialismo y la principal fuerza de la oposición elevan la temperatura verbal de unos contra otros. Las estrategias y las explica...
Ver Revista
Revista LA CAMPAÑA DE LA FURIA

Revista Num. 840
Ver Revista
12/07
VIEJO ES SOLO EL PREJUICIO
DIsfrutá de la sexualidad en la menopausia
La llegada del climaterio no significa despedirse de la sexualidad. Solo hay que reconocerse en la nueva etapa, para gozarla con la sabiduría que otorgan los años
DIsfrutá de la sexualidad en la menopausia
En la actualidad, muchas personas asocian la etapa reproductiva o fértil a un pleno y total desarrollo de la actividad sexual. De esta manera pareciera quedar clausurada la idea de que la intimidad puede sostenerse a lo largo de toda la vida, incluso después de que el período se retire definitivamente. 

“Este paradigma de pensamiento, aún presente y arraigado en muchos sectores de la sociedad, encuentra su fundamento en la lógica patriarcal que concibe a la mujer como un vientre para la maternidad. Es decir que, desde esta perspectiva, la femineidad y el ser mujer prescribiría con la llegada de la menopausia. Nada más alejado de la realidad”, señala Laura Giunta, psicóloga y sexóloga.

Hoy, la expectativa de vida se extendió notablemente, “por lo que es necesario concientizarnos de que las mujeres pasaremos la mayor parte de nuestra vida siendo 
menopáusicas”, añade. 

Claro está que esto no tiene nada de malo, pero este no deja de ser un tema con mala prensa, al que habrá que quitarle la connotación negativa para comenzar a planear la forma de mantener las actividades lúdicas sexuales. Es que, como sostiene la Organización Mundial de la Salud, “la salud sexual es un estado de bienestar físico, mental y social en relación con la sexualidad”. 

Cabe destacar que en el último tiempo, “las mujeres hemos roto prejuicios y paradigmas asumiendo un rol más activo en la búsqueda de plenitud sexual, entre otras búsquedas, tales como la realización profesional y actividades sociales, por ejemplo”. Incluso muchas se sienten “liberadas” de la preocupación de un posible embarazo o de las molestias e incomodidades del período.

En este sentido hay que destacar que las abuelas de hoy están a años luz de parecerse a la de Caperucita Roja. Al respecto, la especialista detalla que hoy, las mujeres comparten intereses por fuera de la intimidad hogareña; pero además viven y disfrutan la sexualidad “no con la desmesura adolescente, sino con la sabiduría que otorga el conocimiento de saber que es lo que no nos gusta. Y eso es mucha información, que debemos usar a nuestro favor”.

En esta nota, te contamos los tips a tener en cuenta. 

Las señales del cuerpo 

En la menopausia, la mujer experimenta cambios a nivel hormonal. Al respecto, la especialista explica que “se sufre una disminución en los estrógenos que puede repercutir en el deseo o apetito sexual”.  Y señala que “como efecto de este desbalance se presenta sequedad y falta de lubricación, sumado, en algunos casos, a un afinamiento de las paredes de la vagina, que ocasionan penetraciones dolorosas”. 

Sin embargo, esto no debe ser una limitación, ya que “la utilización de un buen lubricante a base de agua (no aceite) puede ser de gran ayuda; y aún más si se animan a probar los saborizados o aquellos que ofrecen efecto calor o frío”. 

Pero, de todas maneras, Giunta aclara que siempre es recomendable un chequeo con una endocrinóloga que nos haga un seguimiento.

Tips a tener en cuenta

Laura Giunta explica que la sexualidad se aprende y se enriquece a lo largo de toda la vida, y que nuestro cuerpo, tenga la edad que tenga, está diseñado para recibir y dar placer; por lo que es conveniente que en cada estadío nos actualicemos y reaprendamos nuestras posibilidades, tratando de conectarnos con nuestras apetencias, para ir en búsqueda del placer. 

En esta línea, y para contrarrestar ausencias de deseo o motivaciones, aconseja:
Cuidado y valoración personal. Somos responsables del cuerpo que habitamos, de cómo lo alimentamos material y espiritualmente; debemos cuidarlo y nutrir el sentimiento de amor propio.

Fantasía. Embellecernos y producirnos, porque mantener el autoerotismo ayudará a tener fantasías, lo que termina siendo un gran estímulo y genera endorfinas.

Fijar días. Favorecerá crear un plan de intimidad creativo, renovador y placentero.


COMENTARIOS
  • Genéricos