ESTADOS UNIDOS
01/10
Una mujer hizo dos amenazas de bomba para pasar más tiempo con su novio
El hecho ocurrió en el estado de Maine, Estados Unidos. Más de 400 personas tuvieron que abandonar sus puestos y evacuar el lugar.
Kayla Blake, una mujer oriunda del estado de Maine, Estados Unidos, fue detenida luego de realizar dos llamados telefónicos a una planta de producción Puritan Medical Products. Sin identificarse, alertó que colocaría una bomba en el lugar, con lo cual todos los trabajadores debieron evacuar la fábrica. Sin embargo, esto no alcanzó para dejar conforme a la mujer, y  dos horas más tarde marcó nuevamente el teléfono; esta vez advirtió que colocaría cinco bombas más en la zona de tubería y en las inmediaciones de la plata.

Lo que parecía ser un acto romántico, terminó generando pánico en las más de 400 personas que se encontraban allí, que debieron abandonar sus puestos y caminar hacia las afueras para mantenerse en resguardo. A raíz de este llamativo hecho, las autoridades policiales decidieron rastrear el llamado, hasta que dieron con la ciudad Etna, del estado de Maine. Allí se entrevistó a cada uno de los vecinos, hasta que Kayla Blake confesó haber sido la responsable, aunque aclaró de inmediato que todo lo que dijo era falso, y que no tenía intenciones de poner ni fabricar ninguna bomba. 

Al consultarle por los motivos de su acción, la mujer dijo que como su novio trabaja en la planta de Puritan Medical Products por muchas horas, ella quería pasar más tiempo con él. De inmediato, la policía se llevó detenida a Kayla Blake y la acusó del delito de amenaza de bomba. Pocas horas después recuperó su libertad, pero se le impuso una orden de restricción de acercamiento a la fábrica donde realizó los llamados.