CUESTIóN DE NúMEROS
12/06
Desde el ala dura de JxC dicen que la vuelta a la presencialidad se da por una "truchada" de Kicillof
"Kicillof decidió abrir las escuelas del AMBA y para hacerlo reinterpretó los datos. "En lugar de usar los casos por fecha de diagnóstico (719) los usó por inicio de síntomas (401 x 100 mil habitantes)", relató el ex Secretario de Salud de Macri, Adolfo Rubinstein. Desde la bancada de diputados provinciales de JxC se manifestaron en igual sentido
La vuelta a clases presenciales en la Provincia sigue dando que hablar. Si bien son muchos los opositores que saludaron la medida, desde el ala más dura de Juntos por el Cambio se enfocaron en las razones que llevaron a la administración Kicillof a tomar tal decisión. Y según dicen, tiene que ver con un cambio en la manera de medir las estadísticas, la cual consideran que es "trucha".

El primero en brindar su parecer a través de las redes fue el ex Secretario de Salud del gobierno de Macri, Adolfo Rubinstein, quien relató que "Kicillof decidió abrir las escuelas del AMBA" y para hacerlo "reinterpretó los datos". "En lugar de usar los casos por fecha de diagnóstico (719) los usó por inicio de síntomas (401 x 100 mil habitantes)", relató.

En el mismo sentido, explicó que "esto subestima el número real y lo pone por debajo del indicador de apertura del DNU. Como dijimos tantas veces, el gobierno toma las decisiones y luego sus asesores 'científicos' acomodan los datos para justificar esas decisiones políticas", añadió el ex funcionario.

En un cuarto y último tuit afirmó que "no sólo nunca deberían haber cerrado las escuelas, sino que ahora no pueden explicar sus decisiones previas. El presidente acusó hace pocos días a los gobiernos provinciales que querían sostener la presencialidad de 'jugar con fuego' ¿Qué le dirá ahora al gobernador Kicillof?", se preguntó con ironía. 

Tampoco se anduvo con vueltas a la hora de las críticas el diputado provincial Luciano Bugallo, quien expresó que para que los alumnos vuelvan a las aulas "hubo que 'toquetear' las estadísticas de contagios, algo para lo cual Kicillof y el kirchnerismo en su conjunto son expertos, sobre todo para ocultar a los pobres y evitar la 'estigmatización' de los caídos del fracasado modelo Nacional & Popular".

"Frente al amontonamiento de fracasos que la gestión Nacional y Provincial acumulan, pelearse también con los padres y alumnos, era ya demasiado para encarar un periodo electoral que se aproxima con olor a inevitable derrota. Pero, para recular, primero hay que dibujar el relato", añadió el referente de Lilita Carrió, y a continuación argumentó sus dichos.  

"Veamos. Para pasar de Fase 2 a 3 y poder abrir los colegios, el número de contagios cada 100.000 habitantes debe estar por debajo de 500, según el protocolo de los brillantes científicos de Alberto Fernández. Lo cierto es que los números hoy están muy por encima de esa cifra. 

Pero al gobernador Kicillof se le ocurrió cambiar la forma de medir esa tasa, cambiado la fecha de reporte/apertura (la fecha en la que alguien solicita turno para hisoparse), por la fecha de contagio, que es una fecha estimada en funcion de la aparicion de síntomas", graficó.
 

Y luego dio paso a los números: "Así se genera un bache. Un bache de datos por 5 días para que las 'estadísticas' ahora digan que hay 401 contagios cada 100.000 habitantes en el conurbano. Humo. Verso. Relato.  ¿Por qué? Porque de haber seguido midiendo como antes, las cifras hoy darían un aproximado. Y con 719 contagios, según el protoKolo, los colegios deberían seguir cerrados". 

"Entonces, ¿cómo hacer lo que exige la oposición y los padres organizados, sin darles la razón? Simple, mentimos en las cifras para poder 'cumplir' con el protocolo y ahora podemos abrir los colegios. Pero hay más. Las cifras truchas solo las usan para abrir la colegios en distritos kirchneristas y castigar en los distritos dónde gobierna JxC, de otra manera no se explica cómo prácticamente todo el conurbano pasa a Fase 2 y las localidades del interior siguen cerradas", prosiguió.

A modo de remate, concluyó: "En resumen, nuevamente vemos a Kicillof utilizando la pandemia en forma política, ideológica y absurda, castigando a los 'enemigos políticos', destruyendo pymes, comercios, clase media y llevando a nuestros jóvenes al analfabetismo total. ¡Unos cínicos totales!", cerró.