COVID
20/04
Tordillo, el amo y señor de la Fase 5: "Tarda un poco más en llegar, pero nadie escapa a la segunda ola"
"La realidad de los contagios en Tordillo tiene que ver principalmente con que se trata de un distrito alejado. La experiencia del 2020 nos mostró que la pandemia a nosotros nos tarda un poco más en legar. Esa es la realidad y no escapa a nadie", señaló ante La Tecla el mandamás del pequeño distrito de la Quinta, Héctor Olivera.
Entre las fase 2, 3 y 4 se reparten 134 de los distritos de la provincia de Buenos Aires. En fase 5 sólo queda uno, Tordillo, casualmente o no, el municipio con menos habitantes de todo el territorio bonaerense. ¿Por qué hay tan pocos casos? El encargado de responderlo es el jefe comunal, Héctor Olivera, que lejos de ilusionarse, se mantiene alerta.

"La realidad de los contagios en Tordillo tiene que ver principalmente con que se trata de un distrito alejado. La experiencia del 2020 nos mostró que la pandemia a nosotros nos tarda un poco más en legar. Esa es la realidad y no escapa a nadie. No se puede bloquear absolutamente con nada", señala ante La Tecla el mandamás peronista de la Quinta sección.

Y ya con la experiencia a cuestas, se anima a insistir con que "lo nuestro es nada más que una cuestión de tiempo, ya van a llegar los casos lamentablemente". De todos modos, resalta como auspicioso que justamente por ser tan pocos habitantes, "hemos logrado inmunizar con la vacuna a un número importante de personas de riesgo".


Héctor Olivera, intendente de Tordillo


Por supuesto, más allá de que insista con que la segunda ola va a llegar, se ilusiona con que las personas afectadas de manera grave o fallecidas sean pocas o ninguna. "La vacunación nos da cierto optimismo, si bien va a haber casos, tal vez que no sean de gravedad como se está viendo hoy por hoy en otros grandes municipios", enfatizó Olivera.

Pero la lejanía, el hecho de estar apartado de las grandes ciudades, también tiene sus contras. "La parte negativa es que que cuando debamos escalar el sistema a lugares de mayor complejidad, tal vez se nos presenten dificultades. Estamos preocupados por la posibilidad de no tener accesibilidad inmediata", concluyó el mandamás del FdT.  

"Si bien el sistema de la provincia de Buenos Aires funciona en red y hay mucho esfuerzo por parte de la autoridades para dar respuesta, la ola es tan grande que vemos que el sistema privado de localidades vecinas no está pudiendo absorber la demanda y hay pacientes que dan vueltas para conseguir camas", añadió con preocupación.

Por último, de cara a lo que viene, y consultado acerca de si por el hecho de ser el único distrito de los 135 en estar en fase 5 existe una especie de relajamiento, Olivera señaló que "seguimos reforzando las medidas de control y motivando a la gente para que se cuide", aunque volvió a repetir: "seguramente no vamos a estar ajenos a la realidad que viene".